Columnistas
dgar Rene Ortiz Romero

Por: Edgar Ortiz

En el Congreso de la República existe zozobra por el texto vigente del artículo 205 Ter de la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP). De acuerdo con esta norma, los partidos políticos tienen prohibido recibir en sus bloques legislativos a los diputados “tránsfugas”, es decir, aquellos que se cambien de partido político una vez electos. Pero lo que más preocupa a los diputados es que el texto en discusión les impide correr en la elección del año entrante.


Ante esta situación los diputados han intentado dar marcha atrás a dicha reforma por dos caminos. Primero, el 11 de mayo pasado el diputado Linares Beltranena presentó una iniciativa de ley que pretendía reformar varios artículos de la LEPP (entre ellos el 205 Ter) debido a que los textos de 11 artículos que aprobaron en 2016 no fueron los que la Corte de Constitucionalidad (CC) dictaminó favorablemente.


Ciertamente la redacción del 205 Ter sobre la que dictaminó la CC guarda ciertas diferencias con la que se encuentra en vigor. El texto original establecía que la prohibición de los bloques legislativos para recibir diputados que decidieran cambiarse de partido político únicamente tendría vigencia dentro de los tres años posteriores a la elección. Dado que se trata de un posible vicio de procedimiento, lo propio sería que el Congreso someta a evaluación de la Corte de Constitucionalidad el texto antes que efectuar esta reforma.

Por otra parte, el diputado Hernández Azmitia presentó una iniciativa de ley para derogar el artículo 205 Ter de la LEPP. Dicha iniciativa es la 5442 y se presentó el pasado 11 de junio y aun no cuenta con el dictamen de la comisión de asuntos electorales del Congreso. De derogarse el artículo en discusión el transfuguismo volvería a ser permitido de forma irrestricta.

Ante esta disyuntiva es preciso someter a discusión el transfuguismo como tal. Algunos argumentan que imponer restricciones restringe la libertad de asociación pues se “obliga” a un diputado a permanecer en un bloque legislativo determinado. Sin embargo, el contraargumento es que en el modelo actual los diputados son elegidos por listas cerradas, por lo tanto el elector realmente elige al partido y no al diputado directamente. De hecho, cuando un diputado “tránsfuga” causa vacante le sustituye el siguiente en la lista del partido que lo eligió y no del partido al que se unió después de ser electo.

Por otro lado conviene hacer un examen más profundo de la conveniencia o no de la práctica del transfuguismo. Para algunos el transfuguismo dota de un poder excesivo al partido político en detrimento de las opiniones personales de los diputados del bloque legislativo. Lo cierto es que para otros el transfuguismo genera un mal incentivo para la consolidación de partidos políticos que canalicen las demandas de los electores. Por lo anteriormente dicho, conviene comenzar a tratar el tema con seriedad. El asunto da para muchos más análisis.

Por: Roberto Dardón

―Consideraciones previas―

Hace poco más de un mes, los guatemaltecos salimos de nuestra rutina diaria para presenciar ―en vivo y en directo―, una erupción de proporciones poco usuales en uno de nuestros íconos orográficos de toda la vida.

Hablo, por supuesto, del volcán Chi’gag, topónimo original de las comunidades de habla caqchiquél; aunque hoy en día se le conozca mejor por su traducción al castellano: de Fuego.

De más estaría relatar los pormenores en el antes y después de una crónica tan reciente; aunque lo más significativo de la misma, sería los medios empleados para registrarla y hacerla partícipe a todos ―y cada uno de nosotros― en tiempo real.

Consideremos que dicho espectáculo pasó, en pocas horas, de lo pintoresco y curioso a convertirse en la aproximación misma del infierno sobre la Tierra para miles de personas en Alotenango; así como el pánico desatado en las proximidades de San Pedro Yepocapa y la cabecera departamental de Escuintla.

Los efectos posteriores de esta erupción a nivel social, económico y político están por verse en lo sucesivo; por lo que comentar al respecto, de momento, viene sobrando.

Lo importante, en todo caso, es que con semejante calamidad ―producto de la naturaleza―, quienes no hace mucho tengamos capacidad de memoria y/o uso de razón (o sea, desde niños pequeños hasta adultos jóvenes); adquirimos un conocimiento de causa que, hasta hace algunos meses, era terreno conocido sólo por nuestros padres y abuelos.

Muchos de ellos, siendo jóvenes y adultos, fueron testigos de otra espectacular erupción de mismo volcán en la segunda quincena en octubre de 1974. Para quien desee investigar un poco al respecto, hay varias fotografías interesantes y algunas reseñas de carácter histórico desperdigadas en línea.

Todos estos hechos del ayer inmediato y nuestro pasado más reciente, junto con sus consecuencias; hicieron recordarme algunos relatos curiosos que, por mi irremediable propensión a la voracidad lectora, he ido descubriendo a lo largo del tiempo.

Tales hechos, consignados en crónicas poco conocidas entre el amplio público lector, corresponden a las hecatombes explosivas en los volcanes Consigüina en 1768 e Izalco en 1835. Estos colosos se encuentran situados en las hermanas repúblicas de Nicaragua y El Salvador, respectivamente.

Encontré estos pasajes dentro de una magnífica relación histórico-geográfica, realizada por Robert Glasgow Dunlop Esq. (1815-1847) en Travels in Central America, being a Journal of nearly Three years’ Residence in the Country. […]; allá por los comienzos de la vida republicana en este rincón del hemisferio occidental.

Salvo en algunos casos, a falta de material bibliográfico en el cual apoyar su descripción, cuando todavía reinaba el caos y la violencia política y social de la posindependencia; el autor apuntaló su trabajo en observaciones in situ de todo lo que veía y escuchaba de primera mano, mientras deambulaba por tierras istmeñas entre 1844 y 1847.

Por tanto, Dunlop tuvo a bien investigar y conocer el entorno natural, así como el pasado histórico inmediato de aquellas regiones; teniendo como punto de partida hechos aislados que sus colegas viajeros hacían sobre particularidades vistas en estos lares, pero sin entrar en el terreno de la información sistemática.

Su formación académica fue nutrida, por lo que no sorprende que, por momentos, Dunlop haga saltos descriptivos desde el campo de la antropología, pasando por la economía política hasta abarcar incluso la geología. Es decir, fue un hijo de su época o sea un hombre de la Ilustración.

A partir de esta nueva entrada, permítaseme compartirle al respetable público lector, algunos testimonios que Robert G. Dunlop logró captar en boca de los mayores de nuestros abuelos; ofreciéndoles datos de sumo interés para todos aquellos interesados en nuestra historia, particularmente la de índole naturalista.

Dado que, en estos tiempos posmodernos, cuando hasta la noticia más trivial debe pasar por varios filtros antes de confirmarse; se ha vuelto imprescindible entender que los fenómenos de naturaleza telúrica no fueron ajenos a nuestros viejos.

Por tal razón, creo que es importante dar a conocer hechos relativos al pasado vulcanológico de nuestra región. Por lo pronto, espero contribuir a que algo de nuestra historia natural deje de ser territorio desconocido a nuestras jóvenes mentes.

Por Giovanni Fratti

La fiscal general, en una jugada ante la opinión pública, en mi opinión, magistral, ha citado al acusador del presidente de la República al MP a que presente evidencias de los graves delitos de violación que se han denunciado falsamente en columnas de opinión por miembros de la guerrilla asesina y secuestradora, que atormentaron al pueblo guatemalteco en el siglo XX, y por supuesto, como muchos lo suponíamos, estos miembros de la guerrilla han llegado al MP sin absolutamente nada de evidencia contra el presidente.

“No defiendo al gobierno, ni a este ni a ningún otro. No me interesa hacerlo”.

Una increíble irresponsabilidad que debería ameritar una querella por injuria, calumnia y difamación contra el autor de semejante acusación falsa por parte de la Presidencia de la República.

Es verdaderamente increíble la irresponsabilidad de alguna prensa guatemalteca en reportar sin el más mínimo intento de investigación o corroboración una acusación de violación contra la cabeza de uno de los tres poderes del Estado.

El presidente Morales debe y tiene que ser criticado por muchas cosas, entre ellas su irresponsabilidad en no cerrar el Ministerio de Desarrollo y en nombrar a un perfecto incompetente como ministro de Ambiente. El presidente Morales puede ser criticado por el pésimo estado de las carreteras del país, y su irresponsabilidad al no contratar ministros de Comunicaciones competentes que logren recuperar y mejorar el pésimo estado de las mismas.

Lo que no se puede hacer es acusar a una autoridad pública de algo tan grave como la violación de una mujer y no presentar absolutamente ninguna prueba de esta acusación.

Lo que la izquierda sabe es que ni el Congreso de la República ni el presidente van a renovar el mandato de la CICIG, y por ello quieren amedrentar a los políticos con otra destitución o antejuicio contra el presidente para así lograr la renovación de la Comisión, que cayó ya en desgracia ante los principales senadores republicanos en el Senado de los EE. UU. y a la cual le mantienen congelados los 6 millones de dólares de dinero estadounidense por las violaciones que de forma completamente increíble la CICIG cometió contra la familia Bitkov, y contra el pequeño Vladimir Bitkov, de tan solo 3 años de edad, cuando la jueza Aifán y la jueza Yazmin Barrios se lo arrebataron al tutor legal que la familia Bitkov había designado mientras resolvían el ataque totalmente increíble de la CICIG en su contra de los miembros de esta familia.

“El presidente Morales puede ser criticado por el pésimo estado de las carreteras del país, y su irresponsabilidad al no contratar ministros de Comunicaciones competentes que logren recuperar y mejorar el pésimo estado de las mismas”.

Saben que al presidente Morales lo han acosado tanto la CICIG y el MP con acusaciones falsas de lavado de dinero contra su hijo y hermano que el presidente muy probablemente no renueve a la CICIG.

Es por ello que ahora intentan con acusaciones falsas de traerse abajo a un presidente que podrá caer mal con sus chistes sin gracia, podrá ser criticado por tener una administración con algunos ministros incompetentes, pero no puede ser acusado de los niveles de corrupción del PP o la UNE en el ejercicio del poder. Y aunque el presidente Morales nos caiga mal o bien, creo que la inmensa mayoría de los guatemaltecos está de acuerdo en que un gobierno de Sandra Torres hubiera sido mucho peor y totalmente desastroso y nos hubiera llevado al chavismo o a una situación como la de Nicaragua.

No defiendo al gobierno, ni a este ni a ningún otro. No me interesa hacerlo, pero sí me parece una increíble irresponsabilidad acusar a un presidente de un gravísimo delito sin pruebas, ni evidencias, ni testigos, ni nada más que una columna de opinión de un miembro de la guerrilla asesina y secuestradora.

En un promedio del 10% de las exportaciones de Guatemala tienen como destino el continente asiático, cuando ese porcentaje para otros países latinoamericanos es del 40% y hasta 50% de sus exportaciones al continente.  Corea del Sur, Japón, China, India, Taiwán, Vietnam, Filipinas, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Malasia, Singapur, y otros han sido descubiertos por nuestros vecinos de Latinoamérica como opciones de expansión y crecimiento de sus exportaciones y han explorado oportunidades de negocios junto con el protocolo y cultura de los mismos que les han permitido adelantarse a nosotros en una estrategia de diversificar sus exportaciones, una estrategia que además es sana para las exportaciones de cualquier país, tener distribuidos los destinos hacia donde se envían las exportaciones, nos permite reducir el riesgo país y el riesgo empresa,  de lo que pueda suceder en un mercado país que supere 50% como destino de nuestras exportaciones.

La Diversificación de mercados, explorar oportunidades en países con mayores desafíos, retar a nuestra propia oferta exportable para adecuar, diseñar, innovar y crear productos nuevos para nuevos mercados, familiarizar al sector empresarial con Asia y reducir la incertidumbre sobre estos mercados y las oportunidades que representan, es la nueva puerta en el mundo que puede abrirse con la llave correcta.

El desarrollo de capacidades de los nuevos profesionales del comercio internacional también tendrán que estar dirigidas hacia la potencialidad del mercado asiático, por lo que realizar visitas a esos mercados, familiarizarse con el proceso y protocolo de negocios, familiarizarse con la cultura e idiomas, nos permitirá como país estar listos para tomar oportunidades, Taiwán y Japón han becado a muchos jóvenes guatemaltecos que hoy podrían ser parte de la estrategia para incursionar en el mercado asiático, desde la educación, pasando por la preparación en conocimiento de los mercados, explorar en sitio y aumentar los lazos comerciales con cada uno de los países de Asia, permitirá como primer paso hacer visible a Guatemala en esos mercados y luego ir implementando la estrategia de promoción y negocios.

Guatemala para ello necesita aumentar sus antenas comerciales en el continente, se ha discutido con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Economía y el Sector Privado la necesidad de activar posiciones con enfoque comercial en el continente asiático y no dudamos que tener representantes enfocados al monitoreo de oportunidades y nichos de negocio, permitirá a los empresarios la toma de decisión para producir y diseñar productos para competir en Asia y así lograr la Expansión de sus negocios y de las exportaciones.

 

Por: Marco Vinicio Mejía

El fútbol está organizado en una red de federaciones, aglutinadas en la FIFA. El esquema federativo coincide con las naciones y no con los Estados. Por ejemplo, Gran Bretaña está integrada por cuatro federaciones (Inglaterra, País de Gales, Escocía e Irlanda del Norte). Esa especie de correspondencia no justifica que se confunda a las selecciones de las federaciones con los Estados-Nación como acostumbran a hacer los comentaristas deportivos para exacerbar el nacionalismo o destacar las virtudes nacionales supuestamente en juego.


Como pasión o entretenimiento, esta práctica deportiva no puede dejarse de lado. Como observa Magnane, «el fútbol, detestado por unos e idolatrado por otros, sigue siendo en todo caso un mal amado, dejado de lado por algunos guías de la juventud que no saben comprenderlo o que han decretado que nada hay que comprender en él».


El fútbol cumple una función muy importante, ya que legitima el poder de sus detentadores. La antigua sentencia de «pan y circo» con que los emperadores romanos mantenían a sus súbditos, ahora resulta mínima al ampliarse el sentido del origen del poder.

Como un sector de la cultura de masas, el fútbol es un catalizador de algunas necesidades colectivas, no en cuanto valor social, sino en cuanto consumo. La competición reglamentada significa afirmar e insistir en la interiorización de la idea de la autoridad legítima, ligada al reconocimiento de una jerarquía natural.

Esta es una extensión del pensamiento neopositivista, fuertemente arraigado en nuestro medio. La falange de pensadores franceses y europeos de fines del siglo XIX y principios del XX, que lo originaron, relacionaron al deporte con el orden y el consenso social. Según éstos, la idea de la competición reglamentada en el deporte permitiría establecer y desarrollar los principios que fundamentan el «ordenamiento democrático racional», idea recogida por Pierre de Coubertin para institucionalizar el deporte moderno.

Se trata de utilizar al fútbol para la aceptación de las desigualdades en la búsqueda de un ideal común. Se recurre a él para convertirlo en un instrumento positivo de cohesión social, acentuándose la comunicación sobre temas neutrales y conformistas, lo cual puede resultar contraproducente si se respaldan la irresponsabilidad y la ineficiencia. De otro modo, solo puede pensarse que el fútbol ha sido instrumentalizarlo para anestesiar nuestro sentido crítico y distraer nuestra atención.

Por: Dr. Virgilio A. Cordón

Una vez entendido lo que significa ser un líder y las habilidades que debe poseer, corresponde hablar de otro requerimiento: la inteligencia emocional (IE).   Hay personas que saben manejar el poder y otras que dominan las habilidades técnicas necesarias para desarrollar su función.  Sin embargo, muchos carecen de la IE y eso les provoca muchos problemas de desempeño.


El no ser empático, el no ser flexible o el no conocer sus propios límites resulta en un liderazgo pobre que se vuelve incluso autoritario. 


A continuación, algunas características de la IE:

1.      Auto conocimiento:  Uno de los conocimientos más difíciles de alcanzar del ser humano es conocerse así mismo y luego aceptarse.   Esto es vital para el líder, ya que de ello dependerá el reconocer sus talentos y reconocer el talento de los otros.  Cuando no se posee ese autoconocimiento, es cuando se tiene un líder que no puede delegar, admitir que ni sabe todo ni lo puede todo.   El tener auto conocimiento le permite tener auto regulación, lo que le permite ser estable emocionalmente aún en la incertidumbre.  No conozco un líder que ante la incertidumbre se esconda o salga corriendo.

2.      Empatía:  Resulta prácticamente imposible  entender las necesidades de su equipo, evaluar sus puntos de vista y  buscar la mejor forma de apoyarlo sin tener empatía.  La empatía le permite al líder ser afectuoso y solidario con sus seguidores, para poder crear la armonía necesaria en un trabajo en equipo.

3.      Habilidades sociales:  Una persona que pretenda ser líder debe ser capaz de socializar tanto a nivel horizontal como vertical de la organización.  Además, debe ser capaz de socializar con personas e instituciones que afectan directa e indirectamente a la misma.  Esto implica participar en eventos sociales, eventos de reconocimiento de la empresa, cámaras y gremiales, etc.   Las personas que “no tienen tiempo” para participar en un evento de su organización o darle el reconocimiento a un buen colaborador, perderá oportunidades de oro de ganarse su respeto y cariño.

4.      Motivación:  Como ya hemos explicado, la motivación se deriva de la emoción interna de hacer o alcanzar algo.  Si usted espera aplausos y reconocimientos para seguir haciendo su trabajo de líder… está en la posición equivocada.   La posición de líder exige que sin importar las circunstancias usted sea persistente, disciplinado y entusiasta.  El sentido del humor es imprescindible en el líder ya que esto le ayudará a mantener un ambiente sano aún bajo fuerte presión.  Recuerde que aunque usted no lo quiera, las personas lo están viendo y evaluando constantemente y más temprano que tarde… modelarán su ejemplo.  Esto se logra únicamente cuando se tiene clara la visión y se entiende que el resultado es en el largo plazo.

Para terminar, quiero comentar que muchas personas creen que el ser líder es un don divino con el cual algunas personas nacen, por tanto, es sólo para unos pocos privilegiados.  En mi experiencia,  no importa con que talento haya nacido usted.  Si no lo practica para desarrollarlo y llevarlo a su verdadero potencial, de nada le servirá.  Conozco personas con mucho talento que no han podido destacar y  personas con poco talento que a través de su disciplina han alcanzado el éxito.

 

 

 

Por Alex Castillo, Consultor en Imagen Corporativa

Regularmente los empresarios pequeños y grandes, cuando tienen un nuevo producto o servicio listo para salir al mercado, piensan ¡debo promocionarlo! Lo hacen para dar a conocerse en el mercado y convencer al cliente para que consuman.  Pero, entre tanta forma que existe ahora para llegar al consumidor, ¿cómo se sabe qué disciplina comunicacional ejecutar para que me compren?


En nuestras sociedades todavía estamos en la fase de considerar que la nueva modalidad de promoción está enfocada única y exclusivamente en el mercadeo digital, como una nueva forma de llegar al público. Creemos que ahora un buen encargado de redes sociales es indispensable y suficiente por la cercanía de contacto que proporcionan las plataformas digitales.


Como Consultor en Imagen Pública he insistido en que, por la complejidad del mundo, se debe ver a las ciencias de la comunicación y de la administración de manera articulada, porque cada una responde a una necesidad específica en el mundo de los negocios.

Así, considero que es necesario compartir con mi público unos requisitos básicos que debe contemplar una estrategia de imagen pública, comunicación y mercadeo:

1.    Una vez dispuesto el producto o servicio, no se debería salir al mercado sin un buen plan maestro de imagen pública que establezca la esencia institucional de la empresa y la esencial profesional de los responsables que llevarán el mensaje de la misma al público.

2.    Establecer un plan de relaciones públicas que contemple los diferentes públicos que están involucrados directa o indirectamente con la empresa y la forma como quieren ser tratados.

3.    Una estrategia de comunicación que disponga de los canales, mensajes y materiales que llevarán la idea o beneficio del producto o servicio ofrecido.

4.    Un plan de mercadeo que establezca los recursos logísticos, administrativos y financieros para presentar el producto y hacerlo llegar al mercado.

5.    Un plan publicitario para resaltar los atributos del producto o servicio plasmados en los materiales comunicacionales establecidos.

El empresario, gerente o administrador, al no llevar a cabo todos estos pasos, regularmente recurre a los últimos dos por ser los más inmediatos y realizables, dadas las limitaciones de presupuesto.

Si bien con esta decisión se obtienen algunos resultados, no se contempla en la estrategia general los otros tres aspectos y eso genera vacíos en la comunicación integral de la empresa, lo que impide que se aprovechen todos los componentes de la misma, pues todos los departamentos y colaboradores se deben constituir en actores de comunicación y reputación.

Por lo anterior, las consecuencias de no realizar paso a paso las anteriores tácticas suelen ser:

a.    Si no se hace imagen pública, no se tiene claro quién es la empresa y la reputación que se quiere construir.

b.    Si no se implementan las relaciones públicas, se establecen relaciones puntuales con los clientes y no de largo plazo con la intención de fidelizar.

c.    Si no se tiene clara la comunicación, entonces se estará dispersando el mensaje y no se estarían utilizando con efectividad los canales dispuestos.

d.    Si no se hace un mercadeo inteligente, se estará vendiendo solo con base en el precio y no en las necesidades que el producto o servicio cubre.

e.    Si no se hace publicidad, la comprensión de los beneficios del producto no es clara lo que impide que se pueda lograr un buen proceso de diferenciación respecto de la competencia.

Desde mi ejercicio profesional como Consultor en Imagen Pública he comprobado que el empresario no necesita grandes estrategias, sino una que de manera clara le resuelva las dudas, le aclare las ideas y eficiente las decisiones, necesidad que he aprendido a sustentar con efectividad.

Recuerden visitar mi página de clientes para conocer a los empresarios que me han confiado su imagen pública y reputación, quedando muy satisfechos con mis servicios de asesoría y capacitación en la materia.

Lo mejor de esa tragedia fue la respuesta inmediata de las fuerzas de seguridad del país, los soldados del Ejército, la Policía, los cuerpos de bomberos Municipales y Voluntarios, el personal de Conred que hasta perdió la vida alertando a los habitantes de las aldeas en riesgo y el policía muerto en una crecida de los ríos cercanos a las aldeas donde ocurrió la tragedia.


“Mi condena a los malos guatemaltecos que intentaron e intentan hacer política sucia y barata con semejante tragedia humana”.


Asimismo, la inmediata respuesta en donaciones de comida, ropa, medicinas, agua pura y demás donaciones que las empresas y los guatemaltecos particulares inmediatamente empezaron a recolectar y a ir a dejar en el Aeroclub, al círculo aéreo, los centros de acopio y las estaciones de bomberos.

Fueron cientos de toneladas de ayuda para los damnificados.

Lo increíble es que, como siempre, una micro minoría de la sociedad guatemalteca, las oenegés de extrema izquierda, aprovecharan esta tragedia humana una vez más para querer defenestrar al presidente y querer repetir (fracasando obviamente) las masivas protestas cívicas contra el corrupto gobierno del PP de Baldetti y Pérez Molina, que sí fueron libres, espontáneas y masivas.

El gobierno del presidente Morales ha tenido muchos errores, especialmente en el CIV, el Mindes y el Ministerio del Medio Ambiente. En esos ministerios se han nombrado a funcionarios incapaces que han hecho una pésima labor. En mi opinión el Mindes y el Ministerio de Medio Ambiente deberían ser cerrados y el saneamiento ambiental debería supervisarse de forma municipal y no por el gobierno central.

Este gobierno ha tenido luces y sombras, pero no creo que llegue a los niveles oprobiosos de la corrupción y el latrocinio de la UNE o el PP para querer hacer que el presidente renuncie y entrar en una crisis política y constitucional a escasos seis meses de la convocatoria a elecciones generales que se hará en enero de 2019.

¿Cree usted, estimado lector, que es correcto querer usar la muerte de cientos de guatemaltecos en la tragedia del volcán de Fuego para hacer política?

“En mi opinión el Mindes y el Ministerio de Medio Ambiente deberían ser cerrados y el saneamiento ambiental debería supervisarse de forma municipal y no por el gobierno central”.

Yo creo que es precisamente por esa arrogancia y miopía política que la extrema izquierda guatemalteca pierde y pierde elecciones, ¡y nunca pasa de dos o tres diputados! Esa arrogancia alimentada por dinero de oenegés y embajadas está destinada a fracasar siempre. Los guatemaltecos estamos ya cansados de las agendas políticas en algunos medios de comunicación disfrazadas de un periodismo que no es otra cosa que un periodismo falso y que en realidad es activismo político.

Por ello, esas manifestaciones artificiales y de falsas agendas “contra la corrupción” no tienen eco en la población y solo hacen ruido mediático en cierta prensa fafera y corrupta que, gracias a Dios, cada día fracasa más y pierde credibilidad entre la población, especialmente en las zonas urbanas hiperinformadas por redes sociales y medios alternativos a los tradicionales.

Mis respetos y mi reconocimiento público a los miles de ciudadanos, policías, soldados, bomberos, voluntarios, empresarios y miles de guatemaltecos que corrieron hacia el peligro a ayudar a los miles de damnificados por la tragedia del volcán de Fuego. Mi condena a los malos guatemaltecos que intentaron e intentan hacer política sucia y barata con semejante tragedia humana.