El miedo mata

Rodrigo-Muñoz (1)

Según el diccionario de la Real Academia Española el miedo es “la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario”, doctrinariamente también se define como “sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea”, con base a estas definiciones quiero concentrarme en dos aspectos importantes, peligro imaginario y la percepción de que pasará algo contrario a lo que se desea.

El miedo mata, mata los sueños, mata las ilusiones, mata la esperanza, mata el coraje, mata el deseo de éxito, mata muchos sentimientos de crecimiento personal, aunque el miedo en algunas ocasiones nos permita tomar con cautela ciertos acciones asechadas por peligros reales, también el miedo al final puede detener el crecimiento personal, puede detenernos de emprender; pero entonces ¿cómo minimizamos el miedo? ¿cómo lo ignoramos? ¿cómo vencemos el miedo?

Primero tenemos que saber que el riesgo, que tus miedos se hagan realidad es mínimo y casi nunca son temores que sean de vida o muerte.

Por ejemplo, si tienes miedo a fundar tu empresa, hay que preguntarse ¿por qué tienes miedo? Y luego surgirán preguntas que generan el mismo miedo como: ¿qué pasa si me va mal? ¿qué pasa si no les gusta mi producto o servicio a los clientes? ¿qué pasa si no gano lo suficiente para mantener a mí familia? ¿qué pasa si pierdo mis ahorros? Para que dichos temores desaparezcan, sencillamente debemos de responder a las preguntas que el mismo miedo generó, por ejemplo: no me puede ir mal en este negocio porque soy una persona preparada, sé del negocio, realicé una investigación y a las personas les gusta lo que lo voy a comercializar, ya tengo personas interesadas, etc. y mientras más respuestas vaya dándole a mis miedos, disminuirá nuestro temor. El problema es que solo nos quedamos con las preguntas del miedo y no tratamos de darles respuesta.

Les Brown dijo en una conferencia “tu puedes decidir vivir tus sueños o vivir tus miedos y pienso que la mayoría de las personas actualmente no están viviendo sus sueños, sino viviendo sus miedos porque permitimos que gobiernen nuestra vida”, entonces ¿Cuáles son nuestros miedos? identifiquémoslos y venzámoslos. Decidamos que el miedo no va a ser una limitante en nuestra vida. El miedo una vez lo venciste ya no aparece en el futuro.

José Mujica en una plática dijo: “lo imposible cuesta un poco más” por eso no huyamos de nuestros miedos, enfrentémoslos, es complicado, buscar nuestros sueños es difícil, pero al encontrarlos hay una recompensa más grande y satisfactoria.

Enfoquémonos en nuestros sueños, no en nuestros miedos, no es fácil pero tenemos que buscar las respuestas que permitan que el miedo desvanezca. El miedo irá desapareciendo cuando sigas a tu corazón y no dejes que tu mente se anteponga, porque el miedo está en la mente y en el corazón los sentimientos, que son más poderosos que la mente.