Yo, empresa: ¿qué hago primero: imagen pública, comunicación o mercadeo?

Yo, empresa: ¿qué hago primero: imagen pública, comunicación o mercadeo?

Por Alex Castillo, Consultor en Imagen Corporativa

Regularmente los empresarios pequeños y grandes, cuando tienen un nuevo producto o servicio listo para salir al mercado, piensan ¡debo promocionarlo! Lo hacen para dar a conocerse en el mercado y convencer al cliente para que consuman.  Pero, entre tanta forma que existe ahora para llegar al consumidor, ¿cómo se sabe qué disciplina comunicacional ejecutar para que me compren?


En nuestras sociedades todavía estamos en la fase de considerar que la nueva modalidad de promoción está enfocada única y exclusivamente en el mercadeo digital, como una nueva forma de llegar al público. Creemos que ahora un buen encargado de redes sociales es indispensable y suficiente por la cercanía de contacto que proporcionan las plataformas digitales.


Como Consultor en Imagen Pública he insistido en que, por la complejidad del mundo, se debe ver a las ciencias de la comunicación y de la administración de manera articulada, porque cada una responde a una necesidad específica en el mundo de los negocios.

Así, considero que es necesario compartir con mi público unos requisitos básicos que debe contemplar una estrategia de imagen pública, comunicación y mercadeo:

1.    Una vez dispuesto el producto o servicio, no se debería salir al mercado sin un buen plan maestro de imagen pública que establezca la esencia institucional de la empresa y la esencial profesional de los responsables que llevarán el mensaje de la misma al público.

2.    Establecer un plan de relaciones públicas que contemple los diferentes públicos que están involucrados directa o indirectamente con la empresa y la forma como quieren ser tratados.

3.    Una estrategia de comunicación que disponga de los canales, mensajes y materiales que llevarán la idea o beneficio del producto o servicio ofrecido.

4.    Un plan de mercadeo que establezca los recursos logísticos, administrativos y financieros para presentar el producto y hacerlo llegar al mercado.

5.    Un plan publicitario para resaltar los atributos del producto o servicio plasmados en los materiales comunicacionales establecidos.

El empresario, gerente o administrador, al no llevar a cabo todos estos pasos, regularmente recurre a los últimos dos por ser los más inmediatos y realizables, dadas las limitaciones de presupuesto.

Si bien con esta decisión se obtienen algunos resultados, no se contempla en la estrategia general los otros tres aspectos y eso genera vacíos en la comunicación integral de la empresa, lo que impide que se aprovechen todos los componentes de la misma, pues todos los departamentos y colaboradores se deben constituir en actores de comunicación y reputación.

Por lo anterior, las consecuencias de no realizar paso a paso las anteriores tácticas suelen ser:

a.    Si no se hace imagen pública, no se tiene claro quién es la empresa y la reputación que se quiere construir.

b.    Si no se implementan las relaciones públicas, se establecen relaciones puntuales con los clientes y no de largo plazo con la intención de fidelizar.

c.    Si no se tiene clara la comunicación, entonces se estará dispersando el mensaje y no se estarían utilizando con efectividad los canales dispuestos.

d.    Si no se hace un mercadeo inteligente, se estará vendiendo solo con base en el precio y no en las necesidades que el producto o servicio cubre.

e.    Si no se hace publicidad, la comprensión de los beneficios del producto no es clara lo que impide que se pueda lograr un buen proceso de diferenciación respecto de la competencia.

Desde mi ejercicio profesional como Consultor en Imagen Pública he comprobado que el empresario no necesita grandes estrategias, sino una que de manera clara le resuelva las dudas, le aclare las ideas y eficiente las decisiones, necesidad que he aprendido a sustentar con efectividad.

Recuerden visitar mi página de clientes para conocer a los empresarios que me han confiado su imagen pública y reputación, quedando muy satisfechos con mis servicios de asesoría y capacitación en la materia.