Por: Ivan Buitron

Guatemala tiene las condiciones que muchos países quisieran tener para lograr un desarrollo integral y ser un país exitoso. Claro, para esto debe existir un acuerdo entre sectores, un pacto de gobernabilidad priorizando una agenda país de beneficio común para recuperar el tiempo y el desarrollo perdido. Se requiere también de un gobierno con la voluntad política, el liderazgo y la capacidad de operación para hacer las cosas que la agenda del país requiere con prioridad, rompiendo con la política clientelar cuyos resultados están a la vista de todos.


Está claro que para quienes queremos ver una nueva Guatemala, quedan desechadas las opciones de la vieja política y sus malas prácticas, que actualmente nos colocan en el último lugar de desarrollo humano de América Latina, el país con los peores índices de pobreza y desnutrición. Queremos ver un nuevo país y sentirnos orgullosos de que sea un país exitoso para todos.


Más de lo mismo es lo que nadie quiere. Sin carreteras, puertos y el aeropuerto no llegamos a ningún lado. La sociedad ya está harta del saqueo indiscriminado, quiere cambios y aunque muchos creen que Guatemala puede seguir como está, que ésta es otra crisis más, los indicadores demuestran lo contrario. Estamos tocando fondo en temas sociales, educativos, económicos y ambientales, a niveles donde la reversión resulta cada día más difícil.

Un indicador claro que ilustra esta situación es el de desnutrición “Cuatro de cada diez niños y niñas (43.4%) menores de cinco años presenta desnutrición crónica (la que mide la altura en relación a la edad), condición que provoca menos retención escolar, menor productividad, propensión a adquirir enfermedades y hasta pérdida del coeficiente intelectual, efectos irreversibles durante toda la vida. La desnutrición crónica afecta a ocho de cada diez (80%) de los niños y las niñas indígenas.” (UNICEF Guatemala). Esta situación impacta de forma directa en salud, educación, productividad, competitividad y en la economía de Guatemala.

Otro indicador lamentable es el de infraestructura. Necesitamos de urgencia carreteras competitivas (Con mantenimiento asegurado). En ningún país los gobiernos se pueden dar el lujo de que sean gratis, en la mayoría de los países las carreteras tienen peaje!. Sin infraestructura productiva, sistemas de riego, acceso a tecnología, no podemos generar empleo y desarrollo. Guatemala tiene posibilidades de abrir nuevas rutas internas de producción y comercio para reducir la pobreza. Nuevos corredores económicos que abrirían automáticamente flujos comerciales y nuevos territorios para producir, comercializar, generar empleo y desarrollo a territorios donde ha habido un abandono del Estado, donde hay pobreza por el aislamiento y la falta de inversión.

Guatemala sólo en el sector agrícola cuenta con productos como el café, cardamomo, cacao, hortalizas, y muchos otros, todos productos muy apetecidos en los mercados mundiales. El café de Guatemala por ejemplo es uno de los mejores del mundo, pero estamos lejos de aprovechar el potencial, la mayoría de café de pequeños productores está muy viejo, requiere ser renovado y no hay programas de gobierno que fortalezcan el manejo técnico y de calidad que requiere esta cadena. El ejemplo de lo que hay que hacer está en Honduras. Le invirtieron cientos de millones de dólares y ahora el café Hondureño es el café líder en Centroamérica.

El cacao Guatemalteco criollo es un cacao originario con uno de los mejores aromas del mundo, con un enorme potencial para ser de los cacaos más finos y apetecidos. Que ha hecho el país para apoyar la oferta productiva de esta cadena, casi nada. Y así podemos seguir mencionando innumerables oportunidades de Tesoros que posee Guatemala que pueden generar empleo, que no se aprovechn por la debilidad y casi inexistencia de la institucionalidad pública rectora.

Necesitamos Zonas Francas, centros de desarrollo industrial, empresas de servicios que puedan generar empleo en las cabeceras departamentales.

El turismo tiene un enorme potencial, este puede ser un país que viva del turismo si logra una verdadera política de apoyo a este sector clave para el desarrollo económico de Guatemala. Pero volvemos a la infraestructura. Cientos de oportunidades de empleo que se pierden por falta de legislación oportuna, incentivos, políticas, capacidad técnica en los funcionarios clave que ocupan puestos estratégicos. Estas carencias están generando un vacío que produce una acelerada descomposición y niveles de pobreza que no se justifican de ninguna forma.

Sin embargo, no hay carreteras gratis, no hay aeropuertos ni puertos gratuitos, la mayoría de los aeropuertos y puertos del mundo están concesionados (No privatizados) y son rentables para que los países puedan ser competitivos, para que paren los cruceros, para que lleguen los exigentes turistas y quieran regresar una y otra vez a disfrutar de este maravilloso país. Tenemos que apoyar con prioridad las iniciativas que generen empleo e ingresos sostenibles a la población.

Total
10
Shares

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Análisis, artículos e información.

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.