El Atlético no tiene pensado de ninguna manera vender Griezmann

El Atlético no tiene pensado de ninguna manera vender Griezmann

En el Atlético de Madrid están cansados de que el Barcelona esté detrás de Antoine Griezmann y lo diga. Su presidente, Enrique Cerezo, ha dicho en reiteradas ocasiones que el futbolista no está en venta.

Durante las últimas semanas, el club azulgrana ha llamado para intentar negociar por él y los altos cargos se han negado a ello. Cuentan con él y piensan que no es momento para desestabilizar al club, especialmente cuando se juegan la final de la Europa League el próximo miércoles 16 de mayo. Así lo hizo saber en un comunicado Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado:


“Estamos hartos de la actitud del Barcelona. Que un presidente (Bartomeu), un jugador (Luis Suárez) y un directivo (Guillermo Amort) del mismo club hablen de la forma en la que lo hacen del futuro de un jugador con contrato en vigor y a pocos días de jugar una final de competición europea me parece una absoluta falta de respeto hacia el Atlético de Madrid y hacia todos sus aficionados”.


Y es que esos tres gestos del Barcelona han sentado muy mal en la capital española.Guillermo Amor ya reconoció en su momento que “puede ser que haya habido un acercamiento y que haya buena sintonía”, por lo que el Atlético de Madrid decidió denunciar ante la FIFA.

A este gesto habría que sumarle las declaraciones de Luis Suárez dando por hecho que será jugador azulgrana la próxima campaña y las palabras de Josep Maria Bartomeu. Y es por esos tres detalles que el club madrileño tomará medidas.

Griezmann posee una cláusula de 200 millones de euros que se verá reducida a 100 millones el próximo 1 de julio, fecha a partir de la cual se presupone que el Barcelona intentaría contratarle. Sin embargo, el club estudia pedir los 200 millones ya que consideran que hay pruebas suficientes de que esos contactos comenzaron antes de que su cláusula bajase, es decir, que podrían sacar el doble por él de lo que le costaría a cualquier otro equipo que le llame este verano.

Por otra parte, “Griezmann se comprometió con el Barça hace tiempo, después le entró la duda de si irse o quedarse en el Atleti. Griezmann pensó dar marcha atrás, pero en esta operación existe cláusula de penalización que tendría que pagar él mismo“, según recoge El Partidazo de la Cadena Cope. Además que el veinte por ciento de la cantidad que pagase iría destinada a la Real Sociedad, ya que se quedaron con un porcentaje de los derechos del futbolista.

En cualquier caso, el Atlético no tiene pensado de ninguna manera vender a su estrella y de hecho han llegado a ofrecerle renovar con un sueldo que rondaría los 20 millones de euros, ya que en caso de que pagasen la cláusula, cosa que no podrían impedir, consideran que no encontrarían otro jugador de su nivel por ese precio.

Fuente: AS

Fuente Fotográfica: AS