Desde la salida de Sir Alex Feguson del Manchester United en 2013, los ‘red devils’ no han encontrado todavía un proyecto a largo plazo que consolide al club inglés en lo más alto del panorama del fútbol europeo. Primero fue Moyes, que sólo duró una temporada y fracasó. Luego vino Van Gaal, que estuvo dos cursos completos en los que gastó 250 millones de euros en hacer 13 fichajes que fueran los cimientos del United del futuro.


Tras la marcha del holandés, el club de Old Trafford lo apostó todo a Mourinho, que ha gastado casi 400 millones en tres veranos y en su tercera temporada el portugués ya está en la cuerda floja (todos los rumores apuntan a que esta será la última temporada) después de haberse deshecho de más de la mitad de los fichajes de Van Gaal: sólo quedan seis en la plantilla y de ellos, sólo dos juegan con frecuencia.


En sus dos temporadas, Van Gaal fichó al lateral Blind por 18 millones y este verano fue vendido por Mourinho al Ajax por 12. Para la defensa, el técnico holandés también se reforzó con Darmian, que también costó 18 millones y sigue en el United pero apenas tiene minutos, y Shaw, por el que los diablos rojos desembolsaron 38 millones. El lateral inglés es el único delos fichajes de Van Gaal fijo en las alineaciones de Mourinho. En la 2014, el United también se reforzó con Rojo, por el que se pagaron 18 millones de euros pero el argentino, marcado por las lesiones y un bajo rendimiento no ha tenido continuidad.

Para el medio del campo, Van Gaal fichó a Di María por 75 millones de euros, y tras una mala temporada, el mismo técnico holandés decidió su venta al PSG por la misma cantidad. Distinto es el caso de Schnneiderlin y Schweinsteiger. Ambos costaron entre los dos 50 millones de euros y ninguno de los convenció a Mourinho, que vendió al francés al Everton y humilló al entonces capitán de Alemania al mandarlo a entrenar y a jugar con los juveniles. Ander Herrera es el único centrocampista que llegó con Van Gaal que continúa en el equipo. El español costó 36 millones y suele jugar con asiduidad con Mourinho, aunque no sea titular indiscutible.

De los tres delanteros que llegaron entre 2014 y 2016, sólo Martial continúa en Old Trafford. Falcao sólo estuvo una temporada cedido y volvió a Mónaco sin dejar huella y Depay fue vendido al Olympique de Lyon después de que Mourinho le dijera que no contaba con él. En cuanto a los porteros que llegaron en ese periodo, Valdés se retiró y Romero es el eterno suplente de De Gea.

Fuente: AS

Total
1
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.