Nairo Quintana, campeón del ciclismo mundial

Nairo Quintana, campeón del ciclismo mundial

Fuente: CNN

Nairo Quintana, el nuevo campeón de la Tirreno-Adriático, apenas tiene 27 años, y en este caso el resto de la frase encaja perfectamente: toda una vida por delante.

Nació en Cómbita (departamento de Boyacá, centro de Colombia) el 4 de febrero de 1990, año en que ya uno de los máximos ídolos del ciclismo colombiano, Luis Alberto ‘Lucho’ Herrera, comenzaba de a poco a decirle adiós al deporte. A Nairo y a Herrera, apodado al ‘Jardinerito’ de Fusagasugá, un lugar también en ese centro geográfico de Colombia tan abundante en maestros de la bicicleta, los une un vínculo más fuerte: ambos fueron campeones de la Vuelta a España a la misma edad. El primero es el actual monarca, mientras el segundo se coronó en 1987.


“Nairo Quintana tiene unas condiciones natas, unas condiciones excelsas de un excelente ciclista. Es un deportista muy ambicioso, con una mentalidad ganadora, que nunca deja nada por ganar, siempre tiene sus metas claras y sus objetivos precisos para cumplirlos”, le dijo a CNN en Español Lisandro Rengifo, periodista deportivo colombiano.


De Nairo comenzó a oír el gran público en el 2009, cuando fue campeón del mundo de ruta Sub 23 y segundo en la Coppa Martire Figline en Prato, Italia, además de ser tercero en la Vuelta al Porvenir, con su primer equipo, el Boyacá es para Vivirla-Lecheboy.

En el 2010, comenzó a subir a los podios cuando ganó el Tour de l’Avenir en Francia con el equipo del Café de Colombia (actualmente Manzana Postobón Team). En el 2011, y aún con Café de Colombia, quedó octavo en el mismo Tour de l’Avenir, ocupó la casilla quince en la Vuelta a Castilla y León y la 37 en el Gran Premio Miguel Induráin.

En el 2012, y ya en su actual equipo, el Movistar, ganó la Route du Sud, en territorio francés. En el 2014, el ciclista de Cómbita comenzó a decir presente en el gran concierto mundial del ciclismo al ganar por primera vez para Colombia el Giro de Italia, en el que Lucho Herrera había sido líder de la montaña en 1989.

En el 2013, sumó a su palmarés la Vuelta al País Vasco.  En el 2015, ganó por primera vez la Tirreno-Adriático, y quedó segundo en un Tour de Francia en el que se comenzó a cimentar la rivalidad deportiva con Christopher Froome, del equipo Sky, quien le sacó la camiseta amarilla por 1 minuto y doce segundos.

En el 2016 la segunda carrera más importante del Pro Tour, la Vuelta a España, cayó en sus manos, otra vez en una pelea titánica contra Froome, a quien le sacó la camisa roja de líder por 1 minuto y 23 segundos. También ganó por segunda ocasión la Route du Sud, se hizo con el título de la Vuelta Ciclista a Cataluña y fue tercero en el Tour.

Para este 2017, ya tiene en su poder el título de la Tirreno-Adriático y va a participar en el Giro y el Tour.  “Es la primera vez que él hace la apuesta de Giro y Tour en un mismo año. Tiene a favor que es uno de los mejores del mundo, que tiene unas condiciones que uno puede decir que lo puede lograr. Pero tiene la gran incógnita de que va a hacer 3.600 kilómetros más, que es más o menos lo que tiene el Giro, y su gran rival Chris Froome no va a llegar con tantos kilómetros”, asegura Rengifo.

Nairo va tras su gran objetivo: el Tour de Francia. El tiempo y Chris Froome dirán si el boyacense se podrá vestir de amarillo en los Campos Elíseos.

Fuente: CNN