Una campaña arriesgada pero efectiva, así fue la nueva apuesta de Nike en donde el jugador de fútbol Colin Kaepernick es la imagen principal.


Las ventas de la empresa aumentaron tan solo cuatro días después de haber lanzado esta campaña con el mariscal de campo y activista que ha sido fuertemente criticado por no haberse levantado del suelo durante el himno estadounidense.


Esa acción fue tomada por muchos como una falta de respeto a la nación, aunque posteriormente el jugador explicó que se trataba de una protesta por el trato que recibe la gente de color en Estados Unidos.

El jugador fue expulsado de su equipo y a pesar de las críticas hasta del presidente norteamericano, Donald Trump, Nike decidió apoyarlo, incluyéndolo en su campaña de publicidad que lleva el slogan de “Cree en algo. Incluso aunque eso signifique sacrificar todo”.

La campaña significó para muchos usuarios de la cadena de ropa deportiva una especie de “traición” por parte de la empresa al país americano, por lo que algunos decidieron compartir videos en redes sociales quemando prendas de la marca.

A pesar de esto, las ventas online de compañía aumentaron un 30%  entre el 2 y el 4 de septiembre, porcentaje superior al aumento del 17% en 2017.

Fuente: Entrepreneur 

Total
1
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.