Audemars Piguet presenta el Diamond Outrage

Fuente: Robb Report

Estamos acostumbrados a ver piezas magníficas firmadas por la manufactura que, en 1875, fundaron Jules-Louis Audemars y Edward-Auguste Piguet. En enero, Ginebra celebró la edición número 27 del Salón Internacional de la Haute Horlogerie Gèneve (SIHH), feria que fungió como sede para la presentación de extraordinarios guardatiempos bajo la autoría de Audemars Piguet, como el nuevo Royal Oak Perpetual Calendar.


Para que el 2017 sea el año por excelencia de la marca, ha presentado el Diamond Outrage, tercer y último diseño de la trilogía de relojes Haute Joaillerie.


Fiel a la potencia de sus predecesores: Diamond Punk -2015- y Diamond Fury -2016-, se encuentra empapado en cientos de diamantes que dan vida a una obra poco común y muy artística. Está disponible en dos exclusivas versiones, ambos en oro blanco de 18 quilates, engastados con zafiros azules o brillantes.

Una representación del gélido Valle de Joux durante el invierno, el diseño exterioriza a través de las piedras preciosas y la forma, las brillantes puntas, de diversos tamaños -29.30 a 40mm-, que aluden a las estalactitas. La técnica con la que se crean es llamada ‘engaste nieve’, mediante la cual, cada diamante se engarza tan cuidadosamente junto a los otros, que se crea el efecto de un armazón prácticamente invisible.

Por el lado técnico, ambos ejemplares cuentan con un exquisito movimiento de cuarzo calibre 2701 y frecuencia 32’768 Hz, resguardado por una caja de 11.30mm.  La unión perfecta entre Alta Relojería y Alta Joyería, el Diamond Outrage es la statement piece que toda mujer quiere portar en la muñeca.

Fuente: Robb Report