Se restaura la imagen de Jesús Sepultado de Ciudad Vieja | PERSPECTIVA

Se restaura la imagen de Jesús Sepultado de Ciudad Vieja

_mg_1287

El domingo 15 de mayo un incendio en la iglesia Purísima Concepción de Ciudad Vieja, Sacatepéquez, consumió cuatro imágenes religiosas, lo que causo consternación entre los feligreses, dejando un vacio enorme entre los hermanos católicos.

Una de las imágenes destruidas, que data del siglo XVIII, es Jesús Sepultado, conocido como Cristo del Amor. La imagen quedo dañada en un 70% debido al incendio que se ocasiono por un corto circuito que ocurrió en dicha iglesia.  Hubiese sido más fácil construir una imagen nueva para reemplazar la antigua, pero el fin era devolverle a la comunidad las imágenes que para ellos significaban tanto. Es por eso que Fundación CREA (Centro de Rescate, Estudios y Análisis Científico para el arte) tomó el reto de recolectar los restos de las imágenes y consolidarlos para que en base a esto devolver a la comunidad sus propias imágenes, para que no perdieran la fe y la devoción de lo que ellos han tenido siempre.

imagen3
Este es el estado en el que quedo la imagen de Jesús Sepultado, después del incendio ocurrido en la catedral de Ciudad Vieja.

 

El proceso se basó en consolidar el carbón, hacer injertos de madera nuevos y copiar la  talla de la imagen original, es decir tratar que la imagen quedara un 98% idéntica a la ejemplar.

imagen1
CREA es el Centro de Rescate, Estudio y Análisis Científico para el Arte, que para lograr sus objetivos, fundamenta su labor en la técnica y la estética, teniendo como aliada indiscutible a la ciencia. La suma de estos tres elementos -utilizada para abordar la conservación y restauración del patrimonio artístico- nos permite evitar los riesgos de trastocar la historia, perder la escencia y olvidar la identidad. Cada obra de arte relata nuestro maravilloso pasado, nos da certeza para el presente y nos impulsa a construir un futuro extraordinario.

 


El viernes 11 de noviembre CREA hizo entrega del Jesús Sepultado al párroco Edwin Roldan quien con gran satisfacción expresó:

imagen2

Hace unos meses venimos a dejar con mucho dolor los restos de las imágenes, entre lágrimas, dolor y tristeza, pero sobre todo esperanza y como bien dice el dicho la esperanza nunca muere, nunca se termina y hoy de una manera especial vemos que esa esperanza se hace presente en esta imagen que está plasmada en toda la historia, tradición de esta comunidad parroquial.  Gracias al equipo de CREA ya que han querido rescatar toda nuestra esencia en esta imagen.


 

Vía Instagram