La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner llegó más temprano de lo determinado a los Tribunales de Comodoro Py este lunes donde había sido citada para comparecer en la causa penal en su contra sobre los cuadernos de supuesta corrupción.


La exmandataria no compareció sino que presentó un escrito y no respondió preguntas del juez ni del fiscal, según Hernán Reibel, vocero de Fernández de Kirchner.


 La expresidenta publicó en su cuenta de Twitter una declaración sobre la causa.

El texto colgado la mañana este lunes poco después de llegar a los tribunales para declarar dice: “Desde el 10 de diciembre de 2015 me armaron seis causas penales y todas ellas fueron radicadas en Comodoro Py. De las seis, cinco fueron iniciadas e impulsadas por Bonadío. ¿Milagro? No. ¿Fórum shopping? Algo peor: decisión política del Poder Judicial -en su más alta expresión- en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos”. “Hoy, Bonadío vuelve a citarme a indagatoria acusándome de ser la jefa de una nueva asociación ilícita. Esta vez con los principales empresarios de la construcción. Ya voy por la cuarta organización delictiva. Eso sí, siempre soy la jefa”, dice la declaración.

La declaración termina con unos links que llevan al escrito que le entregó al juez este lunes, su pedidos de nulidad de los cargos y la recusación del juez Bonadio y fiscales intervinientes.

Fernández de Kirchner es el personaje más notorio vinculado en la causa de presunta corrupción que involucra a exfuncionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y la propia exmandataria. El juez federal Claudio Bonadio ordenó 15 detenciones y numerosas declaraciones indagatorias. Este jueves Bonadio pidió permiso al Congreso para allanar el departamento de Cristina Fernández.

El caso gira en torno a los cuadernos de Óscar Centeno, quien fue durante años el chofer en Argentina de Roberto Baratta, un alto funcionario en el Ministerio de Planificación Federal durante los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner. La justicia argentina tiene en su poder una serie de cuadernos de Centeno en los que, según las autoridades, el chofer de Baratta anotaba detalladamente recorridos que hacía con su jefe para recaudar sobornos para funcionarios públicos. En los recorridos, dicen los cuadernos de Centeno, recogían bolsos con millones de dólares. Las anotaciones también indican que hubo viajes con este dinero hasta la residencia presidencial y al departamento particular de la familia Kirchner en Buenos Aires.

Fuente: CNN

Fuente  Fotográfica: CNN

Total
1
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.