El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha lanzado una dura advertencia contra cualquier entidad o persona que haga negocios con Irán, después de reimponer las sanciones sobre este país.


“Cualquiera que haga negocios con Irán, no hará negocios con EE.UU.”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.


Las sanciones entraron nuevamente en vigor en la medianoche de este lunes, como uno de los efectos de la salida de Estados Unidos del Acuerdo Nuclear con Irán, a principios de este año.

El presidente de Irán, Hasán Rouhaní, condenó la decisión y señaló que se trata de una “guerra psicológica” que intenta “sembrar la división entre los iraníes”.

El acuerdo nuclear, firmado durante el gobierno de Barack Obama junto a otras potencias globales, limitaba las siempre controvertidas actividades nucleares de Irán a cambio de levantar el embargo económico que pesaba sobre el país.

Desde el principio de su gobierno, Trump ha descrito el acuerdo como “desastroso” y ha señalado que solo beneficiaba a una de las partes. Para el mandatario estadounidense, una nueva serie de sanciones económicas fuertes llevarán a Irán a firmar un nuevo acuerdo.

Por su parte, voceros de la Unión Europea, que permanece dentro del acuerdo original, rechazaron las amenazas y manifestaron apoyo a las empresas que hagan “negocios legítimos”.

Las sanciones

El presidente estadounidense señaló que se trata “de las peores sanciones impuestas” y que además “van a llegar a otro nivel” en noviembre.   “Estoy pidiendo por la PAZ MUNDIAL, nada más”, escribió en Twitter.

Este lunes, Trump dijo que Irán se encuentra ante una disyuntiva.  “O cambia su comportamiento amenazante y desestabilizador y se reintegra a la economía global o continúa su camino de aislamiento económico“, anotó.

Permanezco abierto a alcanzar un acuerdo más abarcador, que suspenda totalmente las actividades malignas del régimen, incluyendo su programa de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo”, agregó.

En la orden ejecutiva que firmó Donald Trump, con medidas que entraron en vigor el lunes, se apunta a prohibir lo siguiente:

1. La compra de dólares por parte del gobierno de Irán.

2. El comercio de oro y otros metales preciosos.

3. El uso de grafito, aluminio, acero, carbón y software en procesos industriales.

4. Transacciones relacionadas con la moneda iraní, el rial.

5. Actividades relacionadas con la emisión de bonos de deuda.

Una segunda fase de sanciones está prevista para entrar en efecto el próximo 5 de noviembre, lo que tendría consecuencias para los sectores de energía, transporte de carga y petróleo, así como para las transacciones financieras con el Banco Central iraní.

Fuente: BBC

 

Total
6
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.