El confuso atentado fallido contra el presidente Nicolas Maduro que sorprendió a Venezuela el sábado dejó muchas preguntas.  El gobierno venezolano asegura que fue un atentado con dos drones cargados de explosivos que tenía por objetivo “asesinar” a su líder. Pero abundan las preguntas y escasean las evidencias.

Esto es lo que se sabe hasta ahora.

¿Qué pasó?


El presidente Nicolás Maduro estaba hablando en vivo durante el 81 aniversario de la fundación de la Guardia Nacional Bolivariana en Caracas cuando de pronto interrumpió su discurso y miró hacia arriba, con expresión preocupada.


Detrás de él, su esposa, Cilia Flores, reaccionó como con miedo ante un peligro. Su mirada -y la de casi todos los que acompañaban al mandatario en la tarima- miraba hacia el cielo.

“Drones con explosivos”

Según el ministro de información de Venezuela, Jorge Rodríguez, cuando el acto ya estaba por concluir “se escucharon unas detonaciones que las investigaciones ya establecen con claridad que correspondían a artefactos voladores de tipo drone”.

Según Rodríguez eran “varios artefactos voladores que contenían una carga explosiva que detonó en las cercanías de la tarima presidencial y en algunas zonas del desfile”.

El domingo, el ministro del Interior, Néstor Reverol, aseguró que fueron dos drones cargados con un kilo de explosivo C4 cada uno los que detonaron y que hay seis detenidos acusados de los delitos de “terrorismo y magnicidio en grado de frustración”.


Explotó frente a mí un artefacto volador. Una gran explosión, compañeros”, relató después el propio Maduro.


En un primer momento llegué a pensar que algo había pasado con un juego pirotécnico, con algún explosivo de estos de final de acto”, confesó el mandatario.

Pero observé que todos los soldados estaban firmes. Y en ese mismo momento de segundos, microsegundos, hubo una segunda explosión, por detrás de unas tarimas donde estaban familiares y oficiales, de lado derecho mío, que es lo que observan ustedes en las imágenes, que hay gente que sale corriendo porque siente la onda explosiva”, agregó el presidente, en un mensaje televisivo a la nación transmitido en horas de la noche.

Ya antes el ministro Rodríguez había adelantado que “todo el trabajo que se ha hecho después ha permitido establecer ya con evidencias que se trata de un atentado en contra de la figura del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, quien para tranquilidad de todas y de todos ha resultado completamente ileso”.

El funcionario, sin embargo, informó que como producto de las detonaciones siete miembros de la Guardia Nacional Bolivariana que se encontraban en el desfile resultaron heridos.  Hay fotografías en las que se ve a al menos a a un militar con lo que parece ser una herida leve en la cabeza mientras es auxiliado por sus compañeros.

También hay imágenes que muestran las manchas negras de lo que parece haber sido una explosión en un edificio cercano, así como a miembros de las fuerzas de seguridad y servicios de inteligencia inspeccionándolo de cerca.

¿Quién está detrás del atentado, según el gobierno venezolano?

En un primer momento el ministro de Información venezolano, Jorge Rodríguez, afirmó que el ataque contra Maduro es una muestra “de la desesperación que ya veníamos notando en algunos voceros de la ultraderecha venezolana”.

Según el funcionario, los hechos “no evidencian más que el odio que hemos denunciado de manera permanente de aquellos que siendo derrotados en el terreno político, siendo derrotados en la guerra económica, siendo derrotados en todos los frentes (…) no cejan a recurrir a prácticas criminales, brutales, arteras”.

Y luego el presidente Maduro dijo no tener dudas de que “todo apunta a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado”.

“No tengo dudas. Es la saña asesina de la oligarquía colombiana. Y estoy seguro de que aparecerán todas las pruebas. Pero los primeros elementos de investigación apuntan a Bogotá“, aseguró el mandatario venezolano.

Es que Juan Manuel Santos entrega la presidencia el 7 de agosto y no se puede ir sin echarle una broma a Venezuela, sin hacerle una maldad, un daño a Venezuela“, denunció.

Posteriormente, en horas de la noche el presidente Maduro informó que habían sido “capturados parte de los autores materiales del atentado (…) y se encuentran ya procesados“, pero no dio más detalles.

Ha sido capturada ya parte de la evidencia, y no voy a adelantar más, pero ya la investigación está muy avanzada. Sin lugar a dudas hemos despejado la situación en tiempo récord y se trata de un atentado para matarme”, aseguró el mandatario.

Hay quien duda sobre la versión oficial

Esta no es la primera vez que el presidente Maduro denuncia un atentado en su contra y hasta el día de hoy no ha presentado pruebas que respalden sus acusaciones, por lo que a pesar de las imágenes de TV muchos han expresado dudas sobre el ataque.

El escepticismo se explica en parte porque en la transmisión oficial del evento no se ve ningún drone. Además, varios medios periodísticos también recogieron declaraciones de personas presentes en la conmemoración que aseguran no haber visto artefactos de este tipo.

La oposición venezolana también se mostró escéptica ante las versiones oficiales. “Aún está por verse si realmente fue un atentado, un accidente fortuito o alguna de las otras versiones que circulan por redes sociales“, dijo el Frente Amplio Venezuela Libre a través de un comunicado.

“Lo responsable sería esperar a que se realicen las investigaciones pertinentes, pero es muy difícil creer lo que digan los burócratas del régimen”, se lee en la publicación del Frente Amplio, que aglutina a fuerzas de oposición del país.

Y las dudas son alimentadas por algunos reportes periodísticos: el diario español El País, por ejemplo, citó a “un militar presente en el acto, que se encontraba a pocos metros de Maduro” que dijo no haber visto drones, aunque sí haber escuchado “una explosión ‘como de mortero’ y a cierta altura”.

Mientras que la agencia de noticias AP asegura que tres bomberos que se hicieron presentes en el lugar de los hechos aseguraron que el ruido fue provocado por la explosión de un tanque de gas en un apartamento cercano.  Sin embargo, un agente de policía que pidió no ser identificado le dijo a AFP que los drones podrían haber sido lanzados desde el apartamento, el que se habría incendiado luego de la explosión de uno de ellos.

Y la versión oficial de un ataque con drones coincide con la de un poco conocido grupo de oposición llamado Movimiento Nacional Soldados de Franelas, el que se atribuyó la autoría del ataque a través de su cuenta de Twitter.

Esto es lo que dice el gobierno de Colombia

Las acusaciones venezolanas han sido tajantemente desmentidas por el gobierno colombiano, que calificó los señalamientos de Maduro como “absurdos” y “carentes de todo fundamento”.

Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación. Exigimos respeto por el presidente Juan Manuel Santos, por el gobierno y por el pueblo colombiano”, dijo la Cancillería colombiana a través de un comunicado.

Y el Alto Consejero Presidencial de Comunicaciones del presidente Santos, Camilo Granada, también desmintió la versión.  “Eso no tiene base. El presidente está dedicado al bautizo de su nieta Celeste y no a tumbar gobiernos extranjeros”, dijo Granada, en un mensaje enviado a los corresponsales extranjeros en el país.

La oposición venezolana opina

Además de poner en duda la versión oficial del atentado, el Frente Amplio Venezuela Libre denunció que las primeras reacciones del gobierno “no están dirigidas a esclarecer estos hechos sino a aprovechar la situación para atacar de manera irresponsable a la ‘oposición’ en genérico”.

También, según su comunicado, “para tratar de desviar la atención del verdadero problema que preocupa y afecta al país, que es la tragedia humanitaria y la catástrofe económica y social que sufrimos la mayoría de los venezolanos”.

La coalición opositora aprovechó además la situación para desmarcarse públicamente de soluciones violentas, asegurando que “la solución que merece nuestro pueblo es la solución democrática y constitucional”.

También advirtió que el gobierno de Maduro podría aprovechar los sucesos del sábado para “criminalizar a quienes legítima y democráticamente se le oponen” y “profundizar la represión”.

Alertamos igualmente que este confuso evento pueda ser utilizado como excusa para suprimir el derecho constitucional que tiene el Pueblo a seguir protestando por la defensa de sus derechos“, advirtió el FAVL.

Fuente: BBC

 

Total
4
Shares

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Análisis, artículos e información.

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.