La Entrevista Archives | PERSPECTIVA

Con una experiencia diplomática que inició en 1993, Mattanya Cohen, embajador de Israel en Guatemala y Honduras, conoce la región centroamericana por su experiencia en las embajadas de Belice y El Salvador, donde fue condecorado y recibió un doctorado Honoris Causa.

Entre 2011 y 2017 dirigió el departamento de Capacitación de Mashav, la agencia israelí de cooperación. Entrevistado por Perspectiva, el señor Cohen narra su reciente experiencia coordinando la ayuda de su país ante la tragedia del volcán de Fuego y muestra su satisfacción por el apoyo demostrado a Israel en una reciente marcha donde más de diez mil guatemaltecos mostraron su simpatía y amistad hacia ese país.

El diplomático se manifiesta optimista sobre el futuro de las relaciones entre ambos estados, que, según afirma, nunca han sido mejores.

Roxana Orantes Córdova

 ¿Cómo fue el apoyo de Israel a Guatemala en la reciente tragedia?

La tragedia fue el domingo. Inmediatamente pedí a la Cancillería dinero para comprar productos, ayuda humanitaria. Por supuesto, consulté con Conred y con la Cancillería. Hicimos la compra acá, en una tienda local de una cadena.

El martes, menos de 48 horas después de la erupción, un grupo de la embajada fue hacia Escuintla y visitamos el albergue más grande, situado en una escuela. Llevamos un camión con productos como  catres, frazadas, almohadas, sleeping, sábanas, paquetes de pañales, productos de higiene y mucho más.

Esto lo entregamos directamente a los damnificados. Generalmente estas tragedias afectan más a las personas más pobres o a los más débiles de la sociedad. Esto es lamentable. Personas que no tenían casi nada antes, ahora no tienen absolutamente nada. Perdieron sus casas, muchos perdieron su familia.

¿La experiencia con la delegación médica cómo se desarrolló?

El martes, el ministro Netanyahu llamó al presidente Morales y le ofreció condolencias. Preguntó qué necesitaba Guatemala y Morales le dijo: necesito expertos médicos, más que todo en quemaduras. El jueves por la noche llegó la delegación, luego de un viaje largo, de 24 horas. No estamos hablando de médicos jóvenes, sino de profesores con especialidades. El día viernes comenzaron a trabajar desde la mañana.

Los médicos que vinieron a apoyar no son empleados del gobierno, sino trabajadores de la salud que escucharon la llamada y decidieron dejar sus clínicas y empleos para llegar al otro lado del mundo a prestar ayuda. Especialistas en ortopedia, traumatología, cirugía plástica, un neumólogo, anestesiólogo, una enfermera y una paramédica.

Inmediatamente salimos a los hospitales San Juan de Dios y Roosevelt, donde operaron a dos heridos muy graves. La intervención fue con una nueva tecnología y tuvieron una recuperación sorprendente. Después salimos al hospital Regional de Escuintla, y a un hospital móvil, donde también se atendió a heridos y se hicieron asesorías sobre tratamientos. Estoy muy orgulloso, porque cuando hay situaciones de emergencia, el Estado de Israel siempre está dispuesto a apoyar.

¿Cuál es el significado histórico y geopolítico del traslado a Jerusalén de las embajadas estadounidense y de otros países?

Jerusalén ha sido, es y será la capital del Estado de Israel y del pueblo judío desde hace tres mil años. Todos los que leemos la Biblia conocemos este hecho histórico muy simple. Siempre ha sido la capital de Israel. Nunca, en su pasado, ha sido la capital de ninguna otra nación. Esto es un hecho histórico.

Cada país en el mundo tiene el derecho a decidir cuál será su capital y cada país en el mundo tiene derecho a decidir dónde ubicar sus embajadas.

Esto es exactamente lo que, hasta ahora, hicieron Estados Unidos, Guatemala y Paraguay, los tres países que trasladaron sus embajadas a Jerusalén. La decisión del presidente Jimmy Morales es una decisión correcta y justa, pero también valiente e histórica.

¿Por qué correcta y justa?

Esto ya lo expliqué: Jerusalén es y siempre ha sido la capital de Israel.

¿Por qué es valiente?

Porque no es fácil adoptar una decisión inmediatamente después del presidente de los Estados Unidos. Muy fácil ser el número nueve, o el número diecisiete y estoy seguro de que en los próximos meses o años, muchos países van a trasladar su embajada a Jerusalén. Pero el presidente Morales fue el segundo.

¿Y por qué es histórica?

Es algo muy interesante. No sé cuanta gente conoce los hechos históricos alrededor del establecimiento del estado de Israel. Me imagino que todos los guatemaltecos conocen a Jorge García Granados. Gracias a la actividad de él y otras personas, la Asamblea General de la ONU decidió crear dos estados, en la famosa resolución de 1947. Pero el 14 de mayo de 1948, nació el Estado de Israel. Once minutos después de que nació el Estado de Israel, el primer país en el mundo en reconocerlo fue los Estados Unidos de América, a través de una decisión del presidente Truman.

El segundo país en el mundo que reconoció al Estado de Israel, en el mismo día, fue Guatemala, inmediatamente después de los Estados Unidos. Setenta años después la historia se repite. Estados Unidos, a través del presidente Trump, que lo agradezco mucho, decidió trasladar la embajada a Jerusalén y Guatemala, de nuevo, decidió ser el segundo país.

¿Qué nos cuenta sobre la visita de la delegación guatemalteca a Israel?

Yo tuve el honor y placer de acompañar al presidente Morales, junto con sus ministros de Relaciones Exteriores, Defensa y Economía, así como los presidentes de los otros dos poderes de Guatemala, el presidente del Legislativo, Álvaro Arzú, y el del Judicial, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, así como a otros funcionarios en la visita histórica a Israel, cuando inauguramos la embajada en Jerusalén y créanme, que ver la hermosa bandera de Guatemala ondeando en los cielos de Jerusalén, me dio mucha emoción.

¿En qué momento están las relaciones bilaterales entre ambos países?

Puedo confirmar que hoy estamos en el mejor punto de las relaciones diplomáticas entre los dos países en setenta años. Y no es que en todos estos años fueran malas. Pero hoy estamos en el mejor momento. Tuvimos una excelente reunión de trabajo en Jerusalén con el Primer Ministro Benjamín Netanyahu.

La amistad entre el Primer Ministro y el presidente Morales, así como entre las esposas de ambos, es sumamente importante. En la reunión hablamos de muchos temas que estamos esperando. El ministro Netanyahu prometió visitar Guatemala. Estamos hablando del mes de noviembre. No está confirmado cien por ciento, pero está la promesa. Esta sería la primera vez en la historia que un primer ministro israelí visita Guatemala.

Hablamos sobre todo de cooperación, de lo que necesita Guatemala. Tenemos amplios programas de cooperación internacional a través de nuestra agencia de cooperación internacional, Mashav.

Este año, Guatemala fue declarada como país prioritario para esta agencia, que trabaja con más de cien países en el mundo, no pueden priorizarse todos. Entonces elegimos a dos en el mundo. Este es segundo año consecutivo que se elige a Guatemala.

¿Qué implicaciones tiene esto?

En marzo recién pasado, el director general de Mashav visitó Guatemala. También es primera vez que un director de nuestra agencia de cooperación viene a Guatemala. El prometió no solo duplicar, sino triplicar el número de becarios. Pretendemos tener este 2018, cien becarios guatemaltecos que viajen a Israel para participar en diversos cursos de temas relacionados con el desarrollo del país: agricultura, agua, medicina, educación, desarrollo económico, innovación, emprendimiento, empoderamiento de la mujer, energías renovables y muchos otros. Solamente en agricultura son decenas de temas. Tenemos mucho para ofrecer.

Asimismo, este año, vendrán especialistas que van a dictar cursos sobre diferentes aspectos. Por ejemplo, seguridad ciudadana. Otro gran problema que tiene Guatemala.

Según se ha conocido públicamente, ¿hay proyectos para el Corredor Seco?

Nosotros trabajamos mucho en el Corredor Seco y esto se fortalecerá, de acuerdo con el pedido que el presidente Morales hiciera al ministro Netanyahu. En Zacapa hay una escuela agrícola que estamos trabajando allá con el Ministerio de Agricultura. Además de traer tecnologías israelíes, apoyamos y asesoramos en capacitación y cursos. El próximo lunes tendremos la primera videoconferencia, porque se acaba de instalar un sistema allá. La primera videoconferencia será desde Israel a Zacapa.

En agosto vamos a instalar un sistema de captación y potabilización de agua de lluvia. El sistema es resultado de una tecnología israelí única y pretende que se logren tener reservas de agua potable durante la época seca.

¿Y cómo están las relaciones económicas y comerciales?

En la reunión entre los dos mandatarios se mencionó la preparación para el inicio de un proceso para negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC), entre los dos países.

Hoy en día el intercambio comercial es de US$32 millones, que es poco. Tenemos obstáculos como la distancia, pero necesitamos hacer mucho más. Durante los días de la visita guatemalteca a Israel, el Fondo de Inversiones y Desarrollo mostró interés en Guatemala. Este es una organización privada, no es gubernamental, y también es una buena señal de que se estrechan las relaciones entre los dos países.

También para noviembre o diciembre, esperaríamos recibir acá a una delegación de hombres de negocios y comerciantes, para que conozcan Guatemala y las oportunidades comerciales y de inversión.

Por ejemplo, las cápsulas de café Elite, un producto de Israel muy conocido, usan como materia prima café cien por ciento de Guatemala. Este es solamente un pequeño ejemplo. Yo quiero que haya mucho más productos guatemaltecos en Israel.

También tenemos interés en promover el turismo. Esto se habló en abril, durante la visita del ministro de Turismo Yariv Levin. Fue la primera vez que un ministro de turismo visitó Guatemala. Tuvimos una excelente reunión de trabajo con el Inguat. Se hicieron seminarios y se firmó un acuerdo. Vamos a enviar acá a expertos en promoción turística, en redes sociales. Tenemos mucha experiencia en esto.

En agricultura, el ministro Mario Méndez viajará a Israel en una visita profesional, esto está pensado para agosto o septiembre. Hay mucho interés en fortalecer las relaciones bilaterales.

¿Y en lo político, cómo están las relaciones bilaterales?

En lo político, en el Congreso existe una liga de amistad parlamentaria con Israel. Tendrá unos sesenta miembros y es algo sin precedentes. Estos congresistas promovieron una ley para declarar, a partir de este año, el 14 de mayo como el Día de la Amistad entre Guatemala e Israel. Esto implica actividades culturales, educativas.

El domingo 27 de mayo hubo una marcha de amistad con Israel. Según la policía, acudieron entre diez y veinte mil personas. Fue la más grande en la historia de Guatemala, en apoyo a Israel. Salió de la plaza de Israel por la Reforma, terminamos en el Campo Marte.

Para mí fue un orgullo ver guatemaltecos que llegaban no solamente de la capital, sino de Quiché, Quetzaltenango, Zacapa, a festejar con nosotros. Siento mucho orgullo por las relaciones bilaterales, pero no solamente las oficiales sino también el sentimiento del pueblo guatemalteco.

¿Cuál es el origen del sionismo?

Como dice la Biblia, los judíos siempre estuvieron en Israel. Aproximadamente en el año 70, hace casi dos mil años, el imperio romano expulsó a los judíos. Ahí inició la diáspora. Durante diecinueve siglos, el pueblo judío no dejó de soñar en regresar a su patria histórica.

A mediados del siglo XIX comenzó lo que llamamos sionismo. Sion es otro nombre que tenemos para la tierra de Israel. Sionismo quiere decir retorno a Sion. Este movimiento comenzó en Europa. Los judíos de más de cien países comenzaron a regresar a Israel, desde Europa pero también de América Latina, África del norte, Medio Oriente, India, China.

Estas personas hablaban ochenta y dos idiomas diferentes. El idioma hebreo fue el que hablaron hace dos mil años y posteriormente, solo se usó en las sinagogas, en oraciones. Pero al regresar a la tierra de Israel se reinventó el hebreo, dos mil años después.

¿Cuál es la situación de los árabes en Israel?

El 75 por ciento de la población en Israel son judíos, un 20 por ciento árabes que viven ahí. Son ciudadanos israelíes, tienen todos los derechos, pueden elegir miembros del parlamento. Tenemos parlamentarios árabes, hemos tenido ministros árabes, hay jueces de la corte suprema, embajadores y diplomáticos árabes. Tienen todos los derechos que no tienen los veintiún países árabes en Medio Oriente, porque no hay ni un país democrático en Medio Oriente.

El cinco por ciento restante, está compuesto por personas que radican en el país, como trabajadores, ciudadanos que llegaron de otros países a estudiar.

¿Existe el socialismo israelí? ¿Cuál es el sistema socioeconómico y político?

Cuando en este continente se dice sistema socialista, hay que tener cuidado porque la gente puede pensar que hablamos de un sistema similar a los de Venezuela o Cuba, y por supuesto que no.

Pero sí tenemos sistema de salud para todos. Hay un seguro médico en Israel para todos, no importa si es rico o pobre. También el sistema de educación, desde el primer grado de primaria al final del bachillerato, es obligatorio. No es posible no estudiar en Israel. El 95 por ciento de los jóvenes se van a estudiar a escuelas públicas. Escuelas privadas hay solamente para los diplomáticos.

La asistencia a la escuela es obligatoria y los padres son sancionados si sus hijos no asisten. Lo más importante es que permanece como una potencia tecnológica y de desarrollo, a pesar de ser un país que vive en un “barrio muy complicado”, como el Medio Oriente, y que muchos de nuestros vecinos no reconocen nuestro derecho a existir. Aunque tenemos terroristas en Líbano, como el Hezbolla, o Hamas, en la franja de Gaza, que amenazan a Israel diariamente, que nos disparan cada día, ahora mismo está sucediendo.

Aunque hay países que públicamente han dicho que desean borrar a Israel del mapa, la vida cotidiana del país se desenvuelve normalmente y estoy orgulloso de decir que es un líder mundial en alta tecnología y compartimos con el mundo esas tecnologías. Somos un país muy fuerte desde el punto de vista político, tecnológico, económico y militar.

Cuando me preguntan ¿qué va a pasar en Medio Oriente en los próximos cinco años? La respuesta es “no lo sé”. No sé qué va a pasar en Siria en los próximos cinco meses. Solo sé una cosa: El Estado de Israel va a existir y va a contribuir con el mundo en los próximos cinco años.

Perspectiva entrevistó a Javier Puente, un joven arquitecto especializado en seguridad industrial, quien es bombero voluntario. Galonista II en la Compañía 69, que se ubica en el kilómetro 16.3 de la carretera a El Salvador, Puente narra su experiencia como rescatista en la reciente tragedia que enlutó a Guatemala.

Según dice, se inició como bombero voluntario por el interés de aprender sobre técnicas de salvamento y rescate, y permanece en la compañía por pasión. En casi 13 años que lleva como voluntario de ese cuerpo rescatista, ha apoyado a las víctimas en todos los eventos desastrosos de los últimos años: Stan, Agatha, El Cambray, volcán de Pacaya, San Marcos y Santa Rosa.

En esta entrevista narra que la tragedia reciente es un fenómeno inédito en Guatemala y tremendamente destructivo. Sin embargo, afirma que en medio del desastre y el dolor han aflorado los mejores sentimientos de los guatemaltecos. “Quiero agradecer a mi comunidad y vecinos la pronta respuesta y la generosidad que han demostrado en este momento difícil”, dice.

Roxana Orantes Córdova

¿Cuándo y cómo comenzaron a movilizarse en su compañía?

Desde el lunes habilitamos en la estación de bomberos un centro de acopio para empezar a recolectar alimentos, agua y papel higiénico para llevarles insumos a los rescatistas.

Ese día no trabajé en el área de desastre. Participé en la recolección que se realizó en el centro de acopio y el mismo día salimos hacia la Compañía 14, en Escuintla, a entregar el donativo.

¿Cómo califica la respuesta de quienes se solidarizaron con las víctimas?

Fue impresionante. En el centro de acopio, recibimos hasta furgones con ayuda para los socorristas. En un momento dado nos indicaron que no lleváramos más agua ni alimentos.

¿Usted presenció el caso de “las botas derretidas”?

En la cercanía de la llamada Zona Cero vimos a varios socorristas con las botas literalmente derretidas, por el extremo calor del suelo, aunque ellos ponían tablas para caminar. Un instrumento de medición reportó 125 grados Celsius en la arena que estaba en la superficie.

Se tomó una foto de las botas y se hizo una publicación que circuló en las redes sociales, pidiendo botas de seguridad para quienes estaban trabajando en el lugar del desastre. A raíz de esto, recibimos varias donaciones. La primera que llegó fueron diez pares, aportados por Amanco/Mexichem Guatemala, que está ubicada en Palín. Tres gerentes de esa empresa se presentaron al lugar con el donativo.

¿Estuvo presente en la llamada zona Cero?

El martes acudimos a la zona del desastre, a través de la carretera RN 14. Los vehículos de los rescatistas se adentraron un tramo de unos dos kilómetros. A partir de ahí, el personal de rescate siguió avanzando hasta la zona de espera, donde se formaron 20 grupos a los que la Conred designó las áreas de trabajo.

Cada grupo estaba constituido por cinco rescatistas y trabajamos durante una hora cada uno. Me tocó en el número cinco de Bomberos Voluntarios, que revisó el área entre la una y las dos de la tarde.

Fue a las dos cuando dieron la orden de evacuación masiva, porque se determinó la invasión de flujo piroclástico. Alertaron de evacuación general. Todos los que estábamos en el sitio evacuamos hasta el restaurante Sarita, en Escuintla, donde nos reunimos.

En un caso como este, la evacuación es totalmente distinta a como se da en una empresa. El flujo piroclástico puede alcanzar una velocidad superior a los 200 kilómetros por hora. Consiste en materia gruesa de altísima temperatura y nubes de polvo.

Este material hirviente se desplazaba sobre el cauce de un río, de forma paralela a las personas que íbamos corriendo. Los socorristas y habitantes de algunas aldeas cercanas al Rodeo corríamos por la carretera. Fue entonces cuando se mencionó que la carretera sería bloqueada.

¿Todavía hay personas viviendo en El Rodeo?

San Miguel los Lotes quedó soterrada. En la aldea El Rodeo se ubicó el puesto de comando y todavía hay habitantes.  Por protocolo internacional, a las 72 horas se suspende la recuperación de cuerpos y se permite la entrada de maquinaria pesada. Ayer se retiraron algunas de las brigadas de rescatistas, luego de la evacuación.

En su experiencia como voluntario, ¿cómo califica esta tragedia?

Después de más de una década, donde he sido testigo y colaborador en rescate en fenómenos como el Stan, los sismos de San Marcos y Cuilapa, inundaciones y otros eventos naturales de consecuencias trágicas, puedo decir que este es un tipo de desastre sin precedentes en Guatemala.

Se trata de una ola de arena pulverizada y caliente, que no deja vacíos en los sitios que ocupa. Es extremadamente mortal. Las temperaturas alcanzadas por los objetos afectados fueron tan altas, que cuando los rescatistas sacamos una colchoneta para entrar a una vivienda, y la depositamos en el suelo, la colchoneta se incendió en llamas.

¿Quiere agregar algún dato o anécdota?

En primer lugar, agradecer a mis vecinos y comunidad por su respuesta, que desde el Cambray ha sido ejemplar. También a mis compañeros de la compañía y otros socorristas, porque fuimos varios, entre ellos compañeras bomberas que participaron, algunas en la recolección de donativos y por lo menos dos de ellas, en los rescates de la Zona Cero.

En este momento, los miembros de la Compañía 69 estamos haciendo un plan para reequipar a todos los rescatistas cuyos equipos resultaron dañados. Estamos reuniendo botas, guantes, cascos y otros insumos para equipar a los bomberos de Palín, Retalhuleu y la capital.

Por: Roxana Orantes Córdova

Esta es la primera de una serie de entrevistas a los secretarios generales de partidos políticos que se preparan para participar en la contienda electoral de 2019. Andrés Ayau García, secretario general del Partido Liberal de Guatemala (PLG), expone los principales aspectos del Estado que esa organización reformará, de llegar al gobierno.

Ayau García es hijo de Manuel Ayau Cordón, a quien puede considerarse gurú fundador del liberalismo guatemalteco. Desde la academia y la política, Manuel Ayau luchó durante décadas para instalar los valores liberales.


El PLG mantiene vigente el ideario de Manuel Ayau: los principios liberales de igualdad ante la ley, garantías a la propiedad, impuestos mínimos pero eficientes y un gobierno que garantice la propiedad y la vida de la ciudadanía.


¿Cómo surge el Partido Liberal de Guatemala?

El PLG nació a la vida legal en el 2014 y fuimos autorizados en el 2015, pero nuestra historia en Guatemala tiene más de sesenta años y nació por mi padre, Manuel Ayau Cordón, quien aproximadamente a los 25 años, vio que no había trabajo en Guatemala y comenzó a investigar las razones de esta situación, en un país que tiene magnífica gente, magníficos ciudadanos, excelentes materias primas, recursos abundantes como agua y una localización geográfica de primera.

Se preguntó por qué Guatemala era pobre, comenzó a estudiar y en ese momento fundó el Centro de Estudios Económicos Sociales (CEES), surgido en 1958. Luego nació la Universidad Francisco Marroquín, de ahí nacieron las universidades Galileo y De Occidente. Además, una universidad virtual y gratuita, la IEIRA.

El partido tiene una base histórica de vasta experiencia. Mi papá fue diputado en los setentas. También fue candidato a presidente y vicepresidente. En ese momento, él estaba muy avanzado con relación a las prácticas mundiales. El socialismo estaba muy fuerte. Estaban más interesados en destruir la economía de los países, la sociedad y las familias. Por lo tanto, se establecieron mecanismos socialistas para desmotivar o penalizar a las personas productivas.

Una de las iniciativas para contrarrestar esto fue la fundación de Pro Reforma, una propuesta de reformas a la Constitución que los diputados engavetaron ilegalmente, aunque tenía más de setenta y tres mil firmas. En el 2014 decidimos dar el paso hacia la política.

Nos ha costado muchísimo organizar un partido. Pero gracias a miles de personas que han respondido positivamente, estamos vigentes, activos y muy motivados y agradecidos por la gente en todo el interior del país y aquí en la capital.

¿Por qué es necesaria esta opción política?

Los partidos que han gobernado en los últimos años no han hecho una propuesta para hacer cambios reales o introducir un sistema que permita a los guatemaltecos progresar, con paz y justicia.

Guatemala heredó un sistema de España. Nuestra Constitución se hizo con base en esa Constitución y son normativas que no le permiten al pueblo salir adelante, salvo que tengan gran influencia en el gobierno o muchos privilegios. Es necesaria la opción del PLG, porque hay que modificar el sistema legal de Guatemala.

Nuestro primer punto básico es establecer un sistema donde las reglas del juego, las políticas legales sean las mismas para todos. Que nadie tenga opción de tener una ley diferente. Eso es lo básico para nosotros. Es el fundamento.

Seguiremos siendo un país subdesarrollado si no garantizamos que todos los guatemaltecos somos iguales ante la ley, que el gobierno garantice nuestra propiedad.

¿Cuál es la propuesta del PLG?

Los guatemaltecos requieren algo muy importante: tener pan en su mesa, trabajo para poder vivir bien. También queremos tener certeza de que nuestras familias se van a fortalecer y nuestros hijos van a tener futuro en Guatemala. Un futuro prometedor. Un buen futuro. Y que haya trabajo para todos.

Entre las propuestas más importantes, está lo que llamamos “la fertilización del progreso”. Es una fórmula como la de los fertilizantes: 10-60-20-20. Los agricultores la van a comprender muy bien, porque ellos manejan el triple quince y otros semejantes.

El diez significa que solo tiene que haber un impuesto en Guatemala: El IVA al 10 por ciento. Cuando usted compra una coca cola, una bicicleta, una blusa, unos zapatos o un carro, va a pagar su IVA. Y cuando vende sus servicios, lo cobra. De ahí saca la diferencia y eso es lo que le toca contribuir al gobierno. Se eliminan el ISR, el IUSI, todas las barreras arancelarias. Todo baja a cero. El impuesto a la tierra y todos los que conocemos.

Se trata de impuestos que en primer lugar, es muy costoso cobrarlos pero además generan una gran discrecionalidad para los burócratas y es la mayor fuente de corrupción en Guatemala. Porque si usted trae un contenedor, el vista de aduanas puede decirle “páseme algo” (como soborno) y al final, es el vista quien tiene la decisión de entregarle su mercadería. Y no importa cuál es el producto.

Si usted compra un carro barato, va a pagar poco. Si compra un carro caro, pagará mucho. Pagar de acuerdo con lo que se consume, elimina el noventa por ciento de la corrupción. De golpe. Y eso es lo que más necesitamos en Guatemala. Terminar la corrupción.

No se necesita estar metiendo a toda la gente en la cárcel. Porque ya hay un montón de gente en la cárcel y la corrupción está galopante en Guatemala. Y si usted quiere poner algún negocio, no puede. Una tienda, un restaurante, cualquier negocio. En todos los ministerios le cobran mordida por sacar una licencia. Todo eso hay que quitarlo, eliminarlo.

El primero del 10-60-20-20, es el IVA al diez por ciento para todos. Para los emprendedores en Guatemala, ese impuesto tiene otra gran ventaja. Se sacará a la SAT de sus empresas. La SAT no es necesaria. Necesitamos que todos los guatemaltecos trabajen y produzcan.

Y todos los de la SAT y todos los burócratas que van a sobrar, tienen que salir a producir. Y tienen que pagar sus impuestos. Eso va a generar muchos recursos para el gobierno.

Entonces, la base tributaria se convierte de inmediato en los diecisiete millones de ciudadanos. Digo diecisiete, porque hasta el bebé más pequeño necesita pañales, necesita compotas, necesita comer. Cada vez que la mamá va a comprar algo, está pagando su impuesto, por su hijo.

Entonces, todo Guatemala entra al sistema formal de la economía. Se elimina la corrupción, se elimina el contrabando. Porque es más barato pasar el puente, como debe ser, que pasar el río. No se necesita pasar por el río. Porque no hay impuestos, a todo el mundo se le simplifica.

Con relación al 60-20-20, esto tiene un fondo muy importante y es que, desde la época de la colonia, todos los impuestos iban hacia el virrey, al virreinato y después, a la capital de Guatemala. Ya es hora de quitar esto.

Los impuestos se tienen que quedar en donde se generan. Si en Huehuetenango los producen, ahí se pagan y ahí deciden cómo invertirlos. Nada de venir a pedir permiso a la capital. Lo que va a suceder, es que los alcaldes, con su concejo, tomarán las mejores decisiones: si una calle va a ser de asfalto o concreto, el tema de los drenajes. Ellos decidirán. Y van a tener los recursos, porque ellos ya los generaron.

Hoy día, lo que sucede se llama expoliación. Es un robo legalizado. Hoy, el gobierno central de Guatemala le roba el dinero a todas las alcaldías, a todos los ciudadanos del interior del país. Eso se tiene que terminar. Lo que nosotros proponemos es eso: que el dinero se quede donde se produce.

Las alcaldías van a cobrar el IVA de sus municipios. De lo que cobren, se quedan con el 60 por ciento. Veinte por ciento se lo dan a la gobernación departamental, cuyo gobernador va a ser electo por los concejos municipales. Y el otro veinte se lo dan al gobierno central.

Cada departamento se quedará con el ochenta por ciento de lo que genera. Imagínese como sería Escuintla, el Puerto de San José, si se quedaran ahí los impuestos que se generan. Almolonga, Chinautla, todos generan tanto.

Además, la gente va a regresar a vivir a sus lugares de origen. Entonces, se acaba la migración interna, porque ya no es necesario venir a Guatemala a invadir los barrancos para poder vivir, a ver si aquí tal vez hay trabajo. No, va a haber trabajo en el interior.

La otra propuesta es reducir el Congreso. Eso es muy importante. Los diputados tienen que ser representantes de sus comunidades. No pueden ser, como ahora, personas que se desconocen, que no se sabe quiénes son. Hay que poner un voto nominal. Y nosotros proponemos que se modifique la ley electoral. Que cada ciudadano vote por cuatro diputados.

Porque todos tenemos que estar bajo la misma ley. Por ejemplo, hoy día en Huehuetenango el ciudadano vota por doce diputados. En El Progreso vota por dos. ¿Por qué esas diferencias si todos vivimos aquí, todos somos ciudadanos, todos tenemos las mismas costumbres?

Es un sistema injusto que provoca corrupción, ineficiencia, gastos. Está demostrado que no sirve. Entonces, nosotros decimos: hay que modificar el Congreso. Hay que bajar a 88 diputados, cuatro por departamento, incluyendo a la capital, al departamento de Guatemala.

También hay que eliminar la deuda política, donde el Estado le paga a cada partido US$3 por cada voto. Esa es otra fuente de corrupción fuertísima. Los partidos grandes reciben una cuota muy grande de la deuda pública. Ahí no hay igualdad ante la ley.

Además, proponemos ponerle competencia al seguro social, que es algo muy importante para todos, pero adoptamos un sistema que no funciona. No hay que cerrarlo pero hay que ponerle competencia. Que cada persona decida dónde quiere pagar su cuota del seguro, a qué empresa se lo pagará. Ese sistema existe y funciona en muchos países.

Otro aspecto heredado de España que debe modificarse, es la propiedad del subsuelo. Era ley desde hace mucho tiempo, El subsuelo era del rey. Lo que decimos es “no. El dueño de la tierra también es dueño del subsuelo”. Y todo lo que encuentre en su propiedad, usted lo puede negociar con cualquier empresa que se lo pueda pagar. Ahí está lo que le decía al principio, la importancia de la propiedad.

Vamos a trabajar muy fuerte para enmendar el registro de la propiedad y que todos los papeles estén al día. Este es uno de los compromisos. Todo va a estar debidamente inscrito. Si usted tiene una finquita, un terrenito, cinco cuerdas, lo que sea, y las quiere hipotecar, vender, regalar, es su propiedad y usted lo puede usar. En el interior, casi el setenta por ciento de las propiedades no están tituladas. Hay que arreglar esto. Va a tomar unos años, pero hay que hacerlo.

Y si encuentra algo en su terreno, es suyo. Cuando vende, cobra el IVA y esa es su contribución. Si encuentra una ruina maya, la desarrolla como un centro turístico y lo va a cuidar mejor que el Estado. Guatemala tiene un potencial turístico espectacular.

¿Cuáles son los problemas más urgentes que tiene Guatemala?

En todo el país es indispensable reformar el sistema de justicia. El gobierno tiene que garantizar su vida, su propiedad  y su libertad. Esa es la razón por la cual queremos hacer gobierno y que los funcionarios sean muy eficientes. Si alguien viene y le bloquea la carretera, están violándoles a todos los demás guatemaltecos  el derecho a la libre locomoción. Entonces, hay que quitarlos y que la policía se encargue. Porque no puede ser que estén bloqueando carreteras todo el tiempo.

¿Cómo valora el desempeño de las instituciones de justicia en este momento?

Nunca ha servido en Guatemala. Aquí siempre se ha hablado de comprar jueces. Alguien compra a los jueces, a los magistrados. Alguien les paga. Ahora se compra a los otros. Ya sabemos quién compra. Sean locales, internacionales, gente de pisto, gente sin pisto. No se aplica la justicia.

Y esa es la principal razón de por qué Guatemala es pobre. No existe la certeza jurídica. Tenemos un proyecto para modificar eso. Hay que modificar la forma en que se eligen jueces y magistrados. No puede ser al dedo. Tiene que haber sistemas de justicia en todo el país. También habría que regresar a figuras como la de juez de paz. Los alcaldes eran jueces de paz y esa figura debiera volver. Esto estaba previsto en Pro Reforma.

El Organismo Judicial tiene que tener su propi presupuesto. No puede ser como ahora, que el deporte tiene más presupuesto que la justicia. La Universidad de San Carlos tiene más presupuesto que el sistema de la justicia.

Hay que hacer honorable el trabajo de los jueces y magistrados. Tiene que ser un honor y una carrera de por vida. La CICIG, las Naciones Unidas, los que están interfiriendo en nuestro sistema de justicia, solo han sido otros jugadores que tampoco han resuelto el problema hasta el momento.

Porque la corrupción sigue igual en Guatemala. Tal vez ahora está hasta peor. No es por el camino en el que ellos van que está componerlo. Está en todos los ciudadanos, quienes tienen que hacer dos cosas.

Primero, exigir la justicia igual para todos. Con su voto, podrán escoger a un partido que proponga esto. Y lo otro: los guatemaltecos tenemos que parar la corrupción hasta en las cortes, dejando de pensar que el gobierno nos resolverá todo.

¿Cuál es la situación actual del PLG?

A la fecha, estamos por terminar las asambleas municipales requeridas por ley, comenzamos a hacer las departamentales y tenemos la nacional programada para el 19 de agosto.

Nosotros tenemos confianza en que la gente sabe escoger muy bien qué necesita. Por supuesto, siempre hay gente que no quiere. Hay gente a quien le gusta comprar tomates shucos, por ejemplo. Entonces, que se compre tomates shucos, así como se puede comprar una mala medicina, un mal carro o unos malos zapatos.

Pero si está preocupado por sus cosas, probablemente va a escoger bien, porque no le gusta que lo estafen. Eso es muy importante. Nosotros tenemos mucha confianza en la decisión, en el criterio de los guatemaltecos.

Más de veinte años trabajando al lado de Álvaro Arzú, son el aval para garantizar que la administración de la alcaldía metropolitana seguirá la línea marcada por el recientemente fallecido alcalde, asegura el actual jefe edil.

Ricardo Quiñonez comenzó su carrera política en 1996, cuando Álvaro Arzú lo llamó para apoyar la consolidación del proceso de paz. Durante una década fue vice alcalde de la ciudad. Administrador de empresas, cursó la maestría en una universidad estadounidense y asegura que cuenta con un sólido equipo preparado para dar continuidad al legado de Arzú: su visión.

 Roxana Orantes Córdova 

¿Qué podemos esperar los capitalinos de la alcaldía con la nueva gestión?

En realidad, la gestión no es nueva, yo fui vice alcalde por una década, así que he tenido a mi cargo la operación municipal y lo hice de la mano del Alcalde Arzú, un mentor que siempre se preocupó por delegar funciones, y preparar al equipo de colaboradores para poder hacer las cosas de acuerdo a los valores y principios que él practicaba: trabajar sin descanso, dar prioridad al vecino, luchar por el bienestar colectivo, innovar y adelantarse a las necesidades, porque la Ciudad de Guatemala crece al ritmo de la inmensa cantidad de gente que migra del interior y de la multiplicación natural, así como por el intenso flujo de trabajadores que vienen de los municipios dormitorio diariamente, lo que requiere normas y mucho control, y adaptarse todo el tiempo a novedades.    No importa qué tanto hacemos, el crecimiento exige adaptarnos y buscar nuevas soluciones.   La ciudad de Guatemala está viva, en movimiento, y requiere mantenernos en acción permanente.

 ¿Considera que la estructura de organización instalada por Álvaro Arzú resistirá a su ausencia?

La meta es seguir haciendo lo que aprendimos al lado suyo, renovándonos y adaptándonos a las eventualidades, y con el mismo propósito en mente.   La estructura fue ideada para sobrevivir, porque contamos con un grupo de directores preparados y con experiencia, y un equipo de alcaldes auxiliares a mi cargo para descentralizar y realizar obra en todas las zonas.   La política del plan Visión Futura es beneficio con equidad.

 ¿Cuál es el legado de Arzú a la Muni y al país, por qué es importante preservarlo?

Su visión, porque él nos enseñó a mirar hacia el futuro, a trabajar sin descanso por una ciudad verde y limpia, con vecinos dignificados, y consolidar así la idea de una ciudad para vivir en familia: donde los hijos puedan crecer, desarrollarse y realizarse.

Queremos preservar su memoria implementando proyectos e innovaciones en línea con el plan general trazado.

 ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta como nuevo alcalde?

La constancia, sirviendo a la comunidad, adelantándonos a sus necesidades.

 Entre los asuntos pendientes de la Muni están el relleno sanitario y la escasez de agua. ¿Hay planes para abordar estos?

Hemos avanzado mucho en el relleno sanitario, tendrían que ir a conocer.   Las contrariedades no faltan, pero el orden, organización y exigencia son altos.   El proceso a futuro ya está avanzando. No hemos estado cruzados de brazos.

En cuanto a la escasez de agua, el problema es mundial, y en la Ciudad de Guatemala afecta el crecimiento poblacional desmedido en sectores específicos.   No hemos parado de sumar caudal y mejorar la distribución, pero hay épocas cuando escasea y es necesario racionar.  Cada día tenemos más gente viviendo en la ciudad, usa el recurso escaso.   Continuaremos buscando fuentes, y concientizando a los vecinos para evitar el desperdicio.

 ¿Cuáles son los logros más emblemáticos de la Muni que le valieron premios internacionales al alcalde?

La Ciudad de Guatemala es modelo en limpieza y organización, y se viene trabajando en el rescate del espacio público para los vecinos.   El Paseo de la Sexta es un ejemplo, un espacio donde los vecinos se distraen y comparten como comunidad.   Tenemos una ciudad con un plan a largo plazo, eso es lo que llamamos Visión Futura.

 En cuanto a promoción cultural, ¿qué proyectos tienen mejor acogida de los vecinos: escuelas de arte, bibliotecas móviles, otros?

La preocupación municipal es dar ocupación a los vecinos, llevando cultura, educación y capacitación para el trabajo…En cada zona hemos ido implementando ocupaciones según las necesidades.   Lo que determina qué se lleva a cada colonia, barrio o comunidad es lo que solicitan los vecinos.

 Hablemos un poco sobre Ud. ¿Quién es el nuevo alcalde?

Soy ex alumno del colegio El Roble, católico, casado, padre de tres hijos.   Estudié Administración de Empresas en el Tecnológico de Monterrey, en México, y la Maestría en la Universidad de Bridgeport, Connecticut, en los Estados Unidos.

Estoy en el servicio público desde 1996, cuando fui llamado por el presidente Alvaro Arzú a apoyarlo en el proceso de consolidación de la paz.  En el 2003 fui elegido síndico primero del Concejo Municipal, y Concejal Primero en el 2008, ocupando el cargo de vicealcalde desde entonces, donde me he dedicado a la modernización administrativa y la organización de las alcaldías auxiliares.

Mi intención es lograr la estabilidad ciudadana, promover la prosperidad familiar y la interacción armónica y pacífica de los vecinos en el espacio público.

 

Por:  Roxana Orantes Córdova

roxana@perspectiva.com.gt

Abogado fundador de Forum Abogados y Consultores, director y profesor de Derecho Público en el Centro de Estudios de Derecho de Guatemala y en la Universidad de San Carlos de Guatemala, Omar Barrios es un penalista respetado y temido por sus opiniones y por su actuar como litigante.


Entrevistado por Perspectiva, Barrios realiza un balance sobre las gestiones de las últimas fiscales y asegura dos cosas: 1. Estadísticamente, es más difícil corromper a una mujer y 2. Porras podría ser una garantía para que el MP avance en aspectos como el abuso de protagonismo mediático y la ciega obediencia a la CICIG.


 

¿Cómo fue la gestión de Aldana en el MP?

Tenemos que tener presentes dos momentos en la administración de Thelma Aldana: cuando es nombrada por Roxana Baldetti, no por Otto Pérez, sino por Roxana Baldetti; y el momento en el que se ve forzada a decidir si va a ser parte de los perseguidos penalmente o se pasa del lado de la lucha contra la corrupción.

Entonces, podemos ver dos momentos diferentes, repito. Desde que toma posesión como fiscal recién nombrada, hasta el momento decisivo para ella, que podríamos aducir, fue en abril de 2015.

Al principio, no confiaban en ella. Ni siquiera la CICIG. Como es ampliamente conocido, la CICIG vetó su nómina cuando fue candidata, tanto para magistrada de la Corte Suprema de Justicia como para Fiscal. Posteriormente, pasó a trabajar en el lado de la entrecomillada “lucha contra la corrupción”, y es la fase más visual y más mediática de Aldana.

¿Cuáles fueron sus principales aportes?

Sus aportes se concentran básicamente en que logró mantener un equilibrio y solidez en cuanto a la persecución penal contra grupos ─ aclaremos─, grupos de corrupción enquistados en las estructuras de gobierno. Y el Partido Patriota en su conjunto era uno de esos grupos.

Thelma Aldana supo mantener esa administración. Más que una gran abogada penalista, la considero una fiscal que administró suficientemente esa balanza, logró sostener los embates que recibió de los grupos que luchan contra la corrupción.

Por otro lado, debe analizarse que hay grupos apoyando a Thelma Aldana porque les conviene apoyarla, porque en ese momento les es útil. Tengo serias dudas de si realmente la van a seguir apoyando después del 17 de mayo, recordemos que Aldana no es de ellos. Sirvió para sus intereses, pero no es de ellos. Entonces, no va a ser alguien que les interese mantener vinculada.

Y está el grupo más honorable, integrado por muchos fiscales, por muchos abogados defensores, por gente de ciertos medios, que la apoyaron constantemente en las acciones correctas.

Thelma Aldana logró sostenerse entre esos cuatro grupos: quienes la utilizan, quienes realmente la apoyan, quienes están en contra de ella porque se han estado violando garantías y los grupos más peligrosos, que realmente se mueven en contra de su trabajo.

El éxito de ella es soportar esos embates. Por un lado te atacan, pero por otro lado te quieren obligar. No cualquiera puede mantener el equilibrio en una situación como esa. Claudia Paz y Paz no pudo hacerlo. Thelma Aldana sí tuvo la fortaleza. Creo que ese es su principal éxito.

También supo trabajar con gente que no es de ella, que le fue impuesta por grupos sectarios o de intereses tras bambalinas. Y lo supo manejar. Ese es otro éxito. Ella sabe manejarse muy bien con todo este tipo de gente.

Logró una excelente proyección internacional en el combate contra la corrupción. Tuvo muchos réditos. Ahí vemos a países amigos, como el gobierno estadounidense, que siguen apoyando económicamente el proyecto CICIG. Yo preferiría que apoyaran más al proyecto MP. Pero bueno, los países sabrán por qué colocan sus donaciones donde ellos consideren conveniente.

¿Y los principales logros en investigación criminal?

Tengamos presente que los logros atribuidos a la fiscal no son triunfos personales, sino de los jóvenes auxiliares y agentes fiscales. Tampoco es triunfo de la CICIG, como mucha gente cree. No son los que andan en carros blindados, con sujetos extranjeros armados los que hicieron esto. Son los jóvenes investigadores nacionales.

Si no, recordemos cómo lloró el comisionado cuando le habían retirado a los ocho o diez chapines que hacen el trabajo. Este es solo un ejemplo de la necesidad que tienen de los guatemaltecos. Nosotros no tenemos esa necesidad de ellos.

Estos jóvenes auxiliares fiscales que viajan en Transmetro, que no tienen guardaespaldas, que ganan siete mil quetzales, son los que hicieron todo el trabajo pilar que conocemos como el caso La Línea. Por supuesto, hay investigadores muy buenos en la CICIG, que han ido reforzando este trabajo, además de la parte mediática que esto representa.

Nunca olvidemos que no es el trabajo de ella el que estamos viendo. Es el trabajo de investigadores, agentes fiscales y auxiliares jóvenes en su mayoría, quienes no gozan de inmunidad de por vida, como los funcionarios internacionales.

Ellos están poniendo el pecho por Guatemala y lamentablemente, también están cargando los errores de esa entidad internacional en ciertas situaciones procesales. Ojalá los afectados se recuerden siempre de que los jóvenes fiscales están sujetos a muchas presiones. Tampoco se les justifica.

¿Quiénes son los críticos de Aldana?

No hay que confundir la gente que lucha para mantener el estatus de la corrupción y la gente que es eminentemente legal, eminentemente defensora del sistema. Entonces, cuando se hacen críticas contra la fiscal o contra su trabajo, la gente tiene que diferenciar quiénes lo hacen como protección para grupos con mucho poder económico que todavía están enquistados en el sistema y quiénes lo hacen realmente como parte de una lucha porque en el sistema se cumplan las garantías y el debido proceso.

Porras es la tercera mujer fiscal ¿cómo fue la gestión de la primera?

A Claudia Paz y Paz hay que reconocerle que, si bien no fue una exitosa fiscal, sí fue una gran doctrinaria, porque sentó las bases para que el MP rompiera un poco el estigma surgido durante administraciones anteriores.

Aquí viene una observación que, por favor no quiero que se confunda: la importancia de las mujeres en la administración de justicia. Vemos a una tercera mujer a cargo, lo que considero muy satisfactorio. Siempre he dicho que a las mujeres es más difícil corromperlas. Estadísticamente, el hombre es más dado a la corrupción. Puedo sostener el dato.

Pero bueno, vemos que Paz y Paz sentó las bases, Aldana supo administrar la situación, supo salvarse y supo, en medio de esa situación, aportar mucho a la lucha contra la corrupción.

¿Qué implicaciones tiene la renuncia del equipo de confianza de Aldana?

Cuando vi la noticia en los medios, verifiqué en la red del MP. Esta noticia, o se trasladó mal o es prueba de un berrinche administrativo e ideológico de parte de ellos. Yo lo veo muy mal e hice una crítica muy fuerte al respecto.

No conozco personalmente al secretario Rootman Pérez, pero conozco su trabajo, es muy profesional y no considero oportuno que la primera señal para la recién nombrada fiscal Porras, sea “ya no vamos a estar”.

Por supuesto, un par de horas después el MP se corrige en sus redes e informa que sí se hace efectiva la renuncia, pero a partir del 17 de mayo. También está malo, porque ellos fueron nombrados en sus cargos por tiempo indefinido.

Cuando uno trabaja en un lugar como el MP, debe entender que el trabajo es institucional, no es un trabajo personalizado. No creo que esta haya sido una condición de la doctora Aldana, ella no maneja ese tipo de perfil de situaciones. Nunca lo hizo como magistrada de la Corte, menos como fiscal.

Considero que fue incorrecto, porque cuando cambia la administración, el funcionario debe poner a la disposición del nuevo fiscal su renuncia. Obviamente, quien llega querrá tener a su propio equipo de confianza. Pero esto se debe realizar en una transición adecuada.

¿Las renuncias afectan el proceso de transición?

No pueden decirle a Porras: “mire, ya no vamos a estar cuando venga, nos vamos. El 17 usted va a venir solita aquí con su nueva gente”. Deben entender que cuando un funcionario llega no sabe ni siquiera dónde está el archivo o dónde está el baño. Mucho menos va a saber cuál es la línea de dirección de la persecución penal.

Este es un llamado a la reflexión de todos los empleados del MP. Si lo que les afecta es que sea la nueva fiscal quien les diga “acepto su renuncia”,  o “ya no puedo seguir contigo”, deben entender que esa es parte de un proceso que pasa en todos los cargos que tienen cierta jerarquía.

No se puede abandonar la institucionalidad, porque pasaron años exigiéndoles a los fiscales, a los fiscales distritales, “que la institucionalidad, que el ente, que hagámoslo mejor”, y cuando nombran a alguien que no es de su agrado, no veo justo salir corriendo. Es un muy mal cierre para un trabajo tan bueno como el que hizo Rootman.

Del trabajo de la secretaria Mayra Véliz, no tengo muy buena opinión, pero no es justo que abandonen a la doctora Porras, que los necesita en la transición. Esto no es un gobierno, que el 14 de enero entrego el cargo y viene el otro.

Son procesos penales que tienen audiencia el día siguiente, o que tienen orden de aprehensión el día antes. Tienen que informar a quienes llegan para que les dé seguimiento. Ellos debieran ser los principales interesados en este seguimiento al trabajo que han hecho.

¿Qué expectativas hay sobre el trabajo de Porras?

Lo que debe entender la gente es que lo que hemos visto no es el trabajo de Aldana ni será el de Porras. Es un trabajo institucional. Lo que sí vamos a recibir con la doctora Porras es que tendremos una fiscal más conservadora. Esto no quiere decir antigua ni atrasada.

Conservadora quiere decir que ella va a revisar más las situaciones. Va a poner en menos riesgo a los inocentes. Y va a exigir más certeza antes de cualquier acción.

¿Por qué?

Porque Claudia Paz y Paz, a pesar de que es una doctora en Derecho Penal, no litigó en penal. Thelma Aldana no litigó en penal, ella era magistrada y juez civil. La doctora Porras es penalista de cepa, lo tiene en su ADN.

Fue fiscal, fue magistrada. Conoce la ruta. Ella va a tener una visión más rápida que cualquiera de los otros fiscales para entender los procesos y espero que sea muy garantista, incluso para las personas responsables. Tenemos que apartar a los inocentes de los que presuntamente no son tan inocentes. Todos tienen derechos.

La experiencia que ella tiene le va a dar una mayor aceptación en el MP. Hay muchos fiscales reprimidos por ciertas situaciones que se dan actualmente, ciertas cargas ideológicas en el MP. Creo que se van a sentir más cómodos con alguien como la doctora Porras.

También creo que fiscalías como la FECI tienen que estar tranquilas. La población tiene que estar tranquila. Porras no va a ir ayudar a ningún corrupto, no va a cerrar ningún proceso. Es una persona de línea dura. Pero ganamos algo muy importante: Porras no es una fiscal servil. No va a ser servicio doméstico de la CICIG, de la embajada ni de nadie. Pero es una persona de trabajo. Donde haya que apoyar a la CICIG, ella va a dar todo por apoyar, pero cuando estén equivocados no lo va a hacer. Creo que le va a poder decir no a ciertas arbitrariedades.

Creo que ganamos con esto. Este país hay que recuperarlo. Cuando uno está en audiencia, pareciera que la CICIG es el MP y este, el querellante. Creo que Porras va a recuperar ese espíritu, esa dignidad fiscal donde el MP es el que ejerce la persecución y la CICIG solo se adhiere. Es el querellante adhesivo, no el dueño del proceso.

Porque si no, vamos a depender siempre de las entidades internacionales. La CICIG debe entender que está para apoyar al MP, no para que este haga el trabajo de la CICIG.

¿Cuál es su apreciación personal sobre el hecho de que la doctora Porras inicie con “mala prensa”?

En primer lugar, la prensa está dolida porque su candidato favorito no fue designado. Segundo, porque saben que se van a topar con una persona independiente, conservadora.

Ella ya lo ha dicho: “las puertas están abiertas, la información debe ser transparente”. Pero no se va a dejar mediatizar. A Porras no le va a preocupar. Eso me gustaba de Paz y Paz. A ella no le importaba si los titulares eran buenos o malos. Ella es una científica, le importaba que se hiciera el trabajo.

Thelma Aldana estaba muy propensa a escuchar halagos, las cosas buenas. Y ciertos medios de comunicación tienden a manejarse de esa forma.

El mensaje de hoy en un medio escrito, para mí no fue nada agradable. Considero a Fo un gran caricaturista, pero esa advertencia subliminal tras la caricatura, ese titular. El insinuarle en una pregunta que está casada con un militar…por favor, ¿voy a dudar porque está casada con un ideólogo de izquierda o derecha, con un empresario famoso? Ella puede estar casada con un ex presidiario. El matrimonio es totalmente distinto al trabajo.

Pero considerando el poder y control que los medios tienen sobre la opinión social, esto puede afectar. Sin embargo, no le voy a dar el derecho de duda a la fiscal Porras. Ella ya tiene que estar trabajando. Aquí no hay plazo de transición. Guatemala ya no puede esperar más.