La Entrevista Archives | PERSPECTIVA

Catalogado en un artículo de opinión como “un hombre que habla claro y expone argumentos republicanos”,  el abogado constitucionalista José Luis González Dubón, PhD Summa Cum Laude, expone su análisis sobre la CICIG y  señala que no teme expresar sus pensamientos, porque no está afiliado con ninguna organización ni recibe financiamiento alguno.

González Dubón es docente universitario y dirige un bufete de abogados. Ocasionalmente, asesora a la Liga pro Patria, de la cual fue dirigente. Asimismo, fue fundador del Instituto de Derecho Mercantil y el Instituto de Derecho de Familia.

Cuando la CICIG todavía era un proyecto llamado Comisión para la Investigación de Cuerpos Paralelos y Aparatos Clandestinos de Seguridad (CICIACS), González Dubón fue una voz solitaria que se opuso a ese proyecto, el cual, según afirma, era y sigue siendo inconstitucional.

Entrevistado por Perspectiva, expone su opinión sobre la CICIG: su gestación, la gestión realizada en sus 10 años de permanencia en Guatemala, y la injerencia e ilegalidades que esa entidad comete según su visión como constitucionalista.

Roxana Orantes Córdova

¿Considera que la CICIG es una entidad perversa?

Las entidades no pueden ser perversas, porque no son personas. No sienten, no actúan. No cabe hablar de perversidad de la CICIG. En el caso de la CICIG, afirmo que se trata de una entidad manifiestamente inconstitucional. No fue concebida con el propósito establecido en el acuerdo que firmó la Organización de Naciones Unidas (ONU) con el gobierno, sino tenía una intención escondida que ahora se ha hecho evidente.

¿Cuál es esa intención?

Es la consigna del Foro de Sao Paulo de apoderarse de los sistemas de justicia y los medios de información de los países como un medio para escalar al poder. En Guatemala, esto es evidente. Puede ser un buen ejemplo de cómo se implementan esas políticas diseñadas en el Foro de Sao Paulo.

La CICIG es como un hijo fuera de matrimonio, porque la ONU la creó pero uno de sus considerandos dice que no es parte de la ONU, entonces, ¿parte de qué es? Por otro lado, se le dieron facultades francamente inconstitucionales.

¿Por ejemplo?

Primero, el ejercicio de la investigación penal es facultad exclusiva del Ministerio Público (MP). Ningún ente, nacional o internacional, puede ejercerlo. Segundo, bajo el término inmunidad diplomática, se le dio impunidad. No sólo al comisionado que está a cargo (Iván Velásquez y sus predecesores), sino a todos los que trabajan para ella.

Eso viola manifiestamente la Constitución, porque aquí la ley es aplicable a todos los que estén en el territorio nacional, sean guatemaltecos o extranjeros. No puede exonerarse a nadie. En el acuerdo de creación de la CICIG y en su gestión, hay muchas otras inconstitucionalidades que dieron como resultado esta falta de certeza jurídica que tiene hundido económicamente al país.

¿Cuántos cuerpos ilegales y cuántos aparatos clandestinos de seguridad ha desmantelado la CICIG?

Ninguno. Tanto el proyecto inicial de la CICIACS como el de la CICIG, tuvieron fallos negativos de la Corte de Constitucionalidad, donde se señalaron las violaciones constitucionales que tenían. La Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso, emitió un dictamen desfavorable a la aprobación de la CICIG.

Pero entre la manipulación política y la presión que ejercieron, consiguieron que nuevos magistrados en una Corte de Constitucionalidad posterior, le dieran el visto bueno y que también diferentes integrantes de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso, aprobaran su creación.

Eso no hizo desaparecer las inconstitucionalidades que ambas instituciones ya habían señalado. Toda la estructura que se armó bajo el nombre CICIG es política. Ahora se evidencia que su propósito era tomar el poder, de acuerdo con esos lineamientos del Foro de Sao Paulo, que ya señalamos.

¿Por qué no lo hace?

Es inexplicable desde el punto de vista del ejercicio del poder por el Presidente de la República. Es la falta de carácter, el temor, la cobardía de no querer tomar una decisión difícil. El tiempo se le fue al Presidente, está muy avanzado en su mandato y  entretanto, se mantiene este ente que no debe estar en el país.

¿Por qué motivo?

En todos los procesos en los que ha intervenido la CICIG ha habido violaciones a los derechos humanos y a la integridad de los sindicados.  Han violado debido proceso, presunción de inocencia, el derecho a no ser presentado a los medios antes de ser indagado.

Se ha violado la existencia de motivos racionales para dictar prisión preventiva. Se mantiene en prisión de manera ilegal a todos los acusados y se prorroga la prisión ilegal sin que se haga una sola investigación para justificarlo.

No hay certeza jurídica para nadie, los derechos fundamentales que son los derechos humanos individuales, no existen para los ciudadanos. Eso explica la situación tan difícil que atraviesa Guatemala.

¿En qué se evidencia la intención política de esta entidad?

Todas las acusaciones mediáticas, en las que el comisionado se hacía acompañar de la ex Fiscal Thelma Aldana, nos dicen hoy que ese show era parte de la promoción de Aldana como candidata presidencial. Incluso, hoy circula en las redes una foto donde ambos están reunidos con los migrantes. No solo ella, a la par está el colombiano este, declarado non grato.

La campaña anticipada de Aldana, por lo menos hasta el momento no tiene consecuencias. Pero hay graves señalamientos contra ella, como la adquisición fraudulenta del edificio de la zona 5, la auto adjudicación de autos blindados, coleros, gasolina, seguridad y más, son evidentemente conductas que tipifican figuras delictivas. Estas no son investigadas, están en un impasse con la fiscal actual.

¿Cómo califica el señalamiento de abuso sexual contra el Presidente?

Mientras no esté debidamente investigado y comprobado, existe simulación de un delito. Podrían deducirse las responsabilidades. Edgar Gutiérrez y la señora Mack son los eternos defenestradores del actual Presidente. Ninguna persona seria e informada les cree lo que dicen.

Desafortunadamente, algunos mercantilistas (porque no son empresarios, sino mercantilistas acostumbrados a comprar la voluntad de las personas), se han dado a financiar a estos personajes que se han enriquecido con el dinero proveniente de ONG´s financiadas por Soros y los Países Bajos. Cometen el error de congraciarse con ellos, olvidando que la izquierda solo los utiliza y cuando están en el poder, los tratan como lo que son en realidad: enemigos. Es una vieja historia, no es nada nuevo. Hoy lo estamos viendo en Guatemala.

Nicaragua y Venezuela viven bajo dictaduras implacables. En la nación centroamericana, la pareja presidencial se niega a abandonar el poder, pese a la demanda de la ciudadanía que enfrenta una represión despiadada, afirma el doctor Carlos Sabino, profesor visitante en la Universidad Francisco Marroquín.

Sabino residió 30 años en Venezuela y vivió la gestación del chavismo. Además, estuvo en Chile durante el gobierno de Salvador Allende (1971-74). A partir de esa experiencia, tomó distancia del socialismo que conoce a profundidad, por su experiencia personal y por su trabajo de historiador. 

Según afirma, es importante que América Latina se comprometa con estos dos países. En Venezuela, se impone una intervención humanitaria, puesto que “el drama no es solo político: se ha convertido en una tragedia humanitaria”. En Nicaragua, una intervención similar a la que realizara George Bush en Panamá, para terminar con la dictadura de Arnoldo Noriega, afirma el historiador, quien especifica: “No propongo una invasión, si acaso una intervención armada”. 

Aunque es un amplio conocedor de la política, Sabino enfatiza en que su campo es la historia. Actualmente comienza a gestar una biografía de Jacobo Árbenz, personaje trágico y de quien poco se conoce el lado humano, dice. Según comenta, le gusta pasar tiempo buscando datos que luego une, “oler el polvo metiendo la nariz en archivos y blibliotecas”, para finalmente, reconstruir el pasado en sus libros. “La historia es el mejor oficio del mundo”, concluye este académico argentino que, si bien salió de su patria hace décadas, lo primero que hace al despertar es tomar su mate.

Roxana Orantes Córdova

¿Qué similitudes y diferencias hay entre Nicaragua y Venezuela?

Las similitudes son bastantes, en cuanto a se trata de gobiernos que se originan como populistas de izquierda y van derivando a políticas socialistas extremas, que podemos llamar comunistas, aunque en ninguno de los dos casos se estableció un régimen comunista al estilo del siglo pasado, pero prácticamente hay un predominio absoluto del Estado en las finanzas, en el control de la población, excesiva burocracia, un control policial muy fuerte. Es decir, son países que podríamos llamar de socialismo radical.

Sin embargo, incluso en el plano económico hay diferencias, porque Ortega, en Nicaragua, ha tratado de conquistar a los empresarios, ha logrado acuerdos de tipo mercantilista con ellos. De alguna manera uno pudiera decir que los ha comprado con negocios fáciles, cosa que los chavistas no han hecho en Venezuela, donde han ido directamente hacia la intervención, la expropiación de tierras y empresas. Algo común es que siempre, todos estos gobiernos tienen operadores financieros que se enriquecen fabulosamente.

En Venezuela con el control de cambios, es posible conseguir en una transacción un dólar que valga diez mil, cuando en el cambio libre está entre dos o tres millones…bueno pues está ganando cien por uno. Con un pequeño negocio que haga, con diez mil dólares puede obtener un millón de dólares. O sea que ahí hay una minoría privilegiada muy fuerte.

Para hacer un análisis objetivo, no pasional, diría que la represión de Venezuela es más inteligente. Es muy fuerte. Actúan selectivamente. Ponen presa a alguna gente importante. Eso llama la atención de todos y la gente se tranquiliza. Han logrado comprar o manipular a la oposición, de tal manera que están muy sólidos ahí.

¿Cómo define la crisis en Venezuela?

Lo primero que sale a luz es la crisis humanitaria. Se expresa en todos los aspectos sociales: el transporte, la vivienda, la salud, la alimentación. Es terrible. Muere gente por falta de alimentos, de medicamentos. Y el transporte ha llegado a un nivel…animal, diría yo. Y la educación, se ha hecho muy difícil, porque los buenos docentes se están yendo del país.

A nivel superior de la educación queda aproximadamente una tercera parte. Pero hay algo más: esta situación de  golpea solamente a los pobres. Las personas que tienen cierto nivel de ingresos, o un nivel de ingresos bajos, pero en dólares, o que tienen remesas o reservas en dólares, viven con bastante normalidad.

Al final, tanto hablar de los pobres y los únicos perjudicados han sido los pobres. Quienes tienen algún ingreso en dólares o euros, por pequeño que sea, viven sin problemas. Esto le crea un colchón al chavismo. Esta gente no sale a protestar. En cambio los pobres se aguantan, comen poco. Muchas veces tienen que ir caminando a su trabajo, no tienen medicinas.

Usted vivió y ejerció la docencia universitaria durante varios años en Venezuela. ¿Cómo era antes de Chávez?

La Venezuela que yo conocí, en 1974, era un paraíso. El sueldo de un profesor era el mayor en América. No en Latinoamérica. Los supermercados abarrotados de la mercadería más moderna, la tecnología accesible. En pocos meses o semanas, uno organizaba su vida. En dos años tenías casa y carro propios. Esa era la Venezuela petrolera, la Venezuela saudita, le decían.

¿Qué pasó con ese paraíso?

En realidad era un modelo que no funcionaba. El Estado gastaba demasiado, dependía de ingresos petroleros siempre en alza. Pero los ingresos petroleros, como todos los ingresos, tienen fluctuaciones. De tal manera que, por mal manejo y por corrupción, pero sobre todo por esta política de excesivo gasto un poco demagógico, se llegó a una primera crisis en el año 83. A partir de ahí, hubo sucesivas crisis.

La gente empezó a desconfiar del sistema y llegó Chávez al poder, como una especie de hombre providencial que iba a acabar con la corrupción, con los malos partidos que habían llevado el país a la crisis. Cosa que era en parte cierta y en parte falsa, porque la corrupción siguió igual. Los viejos partidos y los nuevos eran la misma cosa.

Antes de Chávez, Venezuela era un país con problemas como un modelo económico no sostenible. Los primeros cinco años de gobierno, Chávez tuvo la suerte de que el petróleo estaba en alza. No tuvo una política socialista, aunque era un gobierno semi dictatorial. La situación económica no era mala.

Pero la dependencia petrolera, la baja de los precios del petróleo y el control de cambios provocaron esta situación de desespero que hay ahora. El control de cambios fue una manera de manipular y monopolizar el dólar. Parte es una situación derivada del modelo petrolero, pero lo más importante es la imposibilidad de sostener un gasto público tan elevado. Y en parte es un control social. Cuando un país tiene hambre no sale a protestar, sale a buscar comida.

Esa es la situación de Venezuela. Creo que por ese lado, los latinoamericanos tendríamos que asumir algún tipo de intervención humanitaria. Yo doy la cara y digo que no podemos dejar así al pueblo venezolano.

¿Y la crisis en Nicaragua?

Daniel Ortega ha sido despiadado, ha ido de frente a matar gente, en una represión brutal que le está trayendo problemas muy serios.

Recientemente se conoció sobre una reunión de activistas, dirigentes políticos, funcionarios (un fiscal de delitos electorales), y la ex fiscal Thelma Aldana, así como el director de un medio de comunicación. ¿Qué lectura le da a este hecho?

En primera instancia, es preocupante que grupos con intereses políticos y aval de financistas muy poderosos se reúna fuera del país, meses antes de que comience la campaña electoral. En segundo lugar, no me preocupa, porque  Guatemala siempre ha elegido opciones conservadoras. La izquierda jamás ha pasado del tres por ciento.

No creo que la izquierda pueda ganar. Los que viajamos al interior y conocemos el país, sabemos que ni la gente tiende a la izquierda ni la miseria es como la pintan estos grupos. Sin embargo, en tercer lugar, considero que es muy importante para los guatemaltecos hacer el “alboroto”, poner de manifiesto las irregularidades de esto, porque el peligro de un grupo izquierdista en el poder, es demasiado grande. Lo evidencian los casos de Nicaragua y Venezuela.

Recientemente, circuló la versión de que, según el Subsecretario Adjunto del Departamento de Estado estadounidense, Keneth Merten, no existe colusión entre Rusia y la CICIG, en el caso Bitkov.  Sin embargo, un video filmado en la audiencia del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, muestra cómo los representantes Chris Smith, vicepresidente de la Comisión Helsinki y Ed Royce, cuestionaron al  Merten, quien aceptó que no conoce los detalles del caso. La conclusión de la audiencia es que solicitarán la investigación del Inspector General del Departamento de Estado.

Perspectiva entrevistó a los abogados Rolando Alvarado y Victoria Sandoval, quienes valientemente acudieron el 27 de abril pasado a la Comisión de Helsinki a denunciar los innumerables atropellos contra sus clientes y las irregularidades del proceso, que según dicen, podrían dar lugar a que más de un personaje sea sancionado con la Ley Magnitsky, si la investigación resultante determina que hubo colusión.

Roxana Orantes Córdova

La primera impresión que se tiene al dialogar con los abogados Alvarado y Sandoval es su desconcierto ante la divulgación parcializada sobre lo sucedido en la audiencia efectuada el 11 de julio en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Ambos señalan que la cobertura y las informaciones que circularon sobre el hecho están plagadas de confusiones. Una de estas es que “según el Departamento de Estado, no existe colusión”. Al mismo tiempo, es imposible ocultar que el Inspector General del Departamento de Estado podría investigar el caso. Según explica Victoria Sandoval:

“El Departamento de Estado tiene en su estructura diferentes misiones en diferentes países. Además, programas de apoyo según la situación geopolítica o social de cada Estado, en determinadas embajadas. Lo que se está pidiendo es que a través de esta estructura se investigue el caso de los Bitkov y esta colusión entre Rusia y CICIG”.

A lo anterior, Alvarado agrega: “El funcionario cuestionado, al que sentaron a rendir cuentas, es el Subsecretario Adjunto, Keneth Merken. Es evidente en el video que no sabe qué responder”. Cuando el representante Ed Royce le pregunta sobre su posición ante la intención rusa de repatriar a Vladimir, entonces de tres años, la respuesta de Merken fue: “odio expresar esto, pero sobrepasa mi expertis”.

Prácticamente, fue evidenciado que Merken no sabía nada. En otro video, los representantes le dicen: “no queremos que le pregunte a Iván Velásquez, queremos que usted haga su propia investigación”, enfatiza Alvarado.

Sandoval, recuerda que desde la Audiencia Helsinki ha habido muchas comunicaciones entre la embajada estadounidense y el Congreso de ese país. “Lo que pasa es que hay muchos actores y varios tienen los mismos intereses ideológicos”.

Lo que se pretende con la reciente audiencia, es generar una investigación imparcial, eliminar a la embajada estadounidense y otros entes ubicados en Guatemala para que sea directamente el Inspector General del Departamento de Estado quien realice una investigación puramente objetiva, coinciden los abogados.

Alvarado agrega que es necesario romper el vínculo de afinidad ideológica o simpatía personal que pueda haber, a fin de que la investigación no esté contaminada. Lo cierto es que existe desconfianza sobre las innumerables irregularidades del caso, y los abusos contra la familia Bitkov. “Huele a colusión”; dijo uno de los funcionarios estadounidenses.

Muchos son los detalles que pueden evidenciar que este señalamiento de colusión no es producto de una teoría de “conspiración o de paranoia anti CICIG”. Entre otros, es real que la embajada rusa trató por varios medios de repatriar al niño Vladimir, nacido en Guatemala. Por ejemplo, intentaron presionar a Irina para que accediera a cambiar la ciudadanía del niño para llevarlo a Rusia.

Otro elemento es la cobertura que la prensa rusa daba al caso, y sobre todo, el hecho de que el abogado Alfonso Carrillo, vinculado con la CICIG desde la época de Carlos Castresana, y quien ha interpuesto recursos de amparo a favor de la CICIG, también representa legalmente al banco de Vladimir Putin GAZPROMBANK.

Henry Comte, el magistrado suplente de la CC, que ha tenido un papel relevante en otorgar amparos a la CICIG, representa al otro banco estatal ruso, VTB. “Y aunque se ha inhibido de participar en lo relacionado a los Bitkov, no puede descartarse que pueda haber influido de alguna manera”, dicen los abogados.

Cabe mencionar que ambos bancos son los instrumentos administrativos que persiguieron a los Bitkov en Rusia y los acusan de estafa y otros delitos. Según la pareja, ellos fueron clientes que tenían crédito bancario y pagaban sus obligaciones puntualmente.

Aunque el crédito tenía 15 años de plazo, uno de estos bancos estatales que ahora los acusa, les puso un término de 48 horas para cancelar y finalmente se quedó con sus empresas que actualmente, se manejan deficientemente, afirmó Irina Bitkova en una entrevista con Perspectiva.

El 11 de julio, el vicepresidente de la Comisión Helsinki, Chris Smith, pidió verbalmente la intervención del Inspector General del Departamento de Estado, y agregó que pronto lo solicitará por escrito. Es de preverse que los resultados no sean favorables para la CICIG, considerando la larga cadena de abusos e irregularidades tan notorios, que uno de los representantes calificó de ridículo el accionar de la Corte de Constitucionalidad (CC), que desligó a los Bitkov de proceso en abril, dos días antes de la audiencia en la Comisión Helsinki, para retractarse de su propio fallo semanas después, cuando aceptó el ocurso de la juez Erika Aifan que liga a Igor Bitkov nuevamente, con argumentos que para estos juristas no tienen sentido.

“Aceptan que la Convención de Palermo protege a Bitkov por usar DPI y pasaporte guatemalteco, pero no por la licencia y la tarjeta de crédito”, dijo Alvarado.

Evidentemente, ante los senadores de la Comisión Helsinki quedó evidenciado que el fallo de la CC del 25 de abril, tiene características de haber sido una medida desesperada para evitar la comparecencia ante esa comisión, que se realizó el 27 y a la que no acudió Iván Velásquez, pese a estar  citado.

Como agravante, señalan los entrevistados, Alvarado fue “notificado” del segundo fallo de la CC por un periodista, mientras a Bitkov, el principal interesado, se le hizo saber oficialmente varios días después. Es decir, la prensa tuvo acceso a un fallo de la máxima autoridad constitucional, mucho antes que el afectado y su defensor.

Y esta es apenas una “pequeña” irregularidad en la maraña llamada caso Migración y Corrupción, donde una familia de empresarios que escapaba de la implacable persecución del gobierno ruso, terminó involucrada pese a que, por ser migrantes que usaron documentación irregular, debieron ser considerados víctimas de trata y no criminales a quienes la juez Jasmín Barrios condenó a penas propias de crímenes de alto impacto.

Como corolario de los absurdos, mientras condenaba a los Bitkov a penas de 19 y 14 años en prisión, la misma juez Barrios impuso una condena de cinco años conmutables a dos mareros salvadoreños que usaban documentos obtenidos irregularmente para realizar extorsiones y salieron libres inmediatamente, con una caución económica muy cómoda para ambos delincuentes, quienes según afirma Alvarado, “seguramente en este momento están cometiendo algún crimen”.

Danilo Roca es una leyenda viviente de la política nacional. Calificado como “dinosaurio” por un sector, otros lo consideran un líder político natural, ante la campaña electoral que se avecina.

Sobrino de Juan José Arévalo, Roca se identifica como revolucionario y defensor de la libertad de pensamiento. Fue en el Partido Revolucionario (PR), donde inició su carrera política. Siendo veinteañero, fue funcionario en el gobierno de Julio César Méndez Montenegro y en 1999, participó como candidato a la presidencia por el partido Unión del Centro Nacional (UCN).

Columnista de opinión desde hace varias décadas, se dio a conocer con sus columnas firmadas como Edmundo Deantés en Prensa Libre. Algunas de sus publicaciones han alcanzan a cien mil lectores y en la Universidad de Buenos Aires (UBA), hay un círculo de estudios que analiza sus artículos.

Entrevistado por Perspectiva, se refiere a la situación actual, marcada por los intentos de defenestrar al mandatario y donde, según dice, “lo que está en juego es la prórroga de un convenio con la ONU”.

Roxana Orantes Córdova

¿Existe una intención de derrocar al Presidente?

El intento de golpe de Estado no puede ser más claro y es parte de un ejercicio de intervencionismo que incluye a otros países centroamericanos. Hay una intención clara de convertirnos en una especie de experimento de organismos internacionales.

El intento no es de los Estados Unidos, sino de una corriente que todavía domina en el Departamento de Estado. Los socios guatemaltecos de la intervención son los oenegeros que tienen una tendencia de izquierda, aunque no tengan una actitud de izquierda. Son enemigos de Estados Unidos ideológicamente, pero es Estados Unidos el que les permite esta injerencia en diferentes aspectos, incluyendo el sistema de justicia, que está totalmente contaminado.

¿Hay algún antecedente histórico similar en la región?

Por supuesto, en 1986 existía la misma dinámica en relación a Nicaragua. Estaba preparada la invasión desde Palmerola, con toda la intención de Oliver North y el financiamiento del narcotráfico, lo que fue ampliamente divulgado y conocido como el escándalo Irán Contras.

No estoy defendiendo a Daniel Ortega, sino equiparando dos situaciones similares y analizando el papel del ex presidente Vinicio Cerezo, quien abogó por la integración centroamericana, en un momento en que todos los mandatarios de la región abogaban por la invasión a Nicaragua.

De esa crisis surgieron los Tratados de Esquipulas, aceptados por Ronald Reagan. Y en un momento dado, Reagan le preguntó a Cerezo: ¿usted confía en que Daniel Ortega no intentará seguir en la misma tendencia que está creando el conflicto en Centroamérica? Cerezo le respondió: yo no puedo garantizarle nada, pero confío en que es un hombre inteligente y sabrá reaccionar.

Poco después, en Nicaragua se revisó el proceso de dictadura que llevaba Daniel, se realizaron elecciones generales y resultó electa Violeta de Chamorro. Ortega comenzó a hacer oposición. Se retornó a la institucionalidad.

En la última reunión de presidentes en República Dominicana se hizo el rescate de una visión de integración regional

¿Usted es partidario de la integración regional?

No entiendo a Guatemala si no es con Centroamérica. Y la están destruyendo. La creación del Triángulo Norte es una forma de destruirlo. El ataque a Nicaragua también. Aparte de que las protestas puedan ser consecuencia de un gobierno despótico, es un hecho que se trata del país centroamericano con alto índice de seguridad ciudadana, donde el clima para los inversionistas es tan favorable, que incluso empresarios guatemaltecos han realizado inversiones ahí.

Y existen grupos sandinistas bastante organizados que reclaman a Ortega su alianza con empresarios y que se haya enriquecido y convertido prácticamente en una réplica de Somoza. Estos grupos pueden alcanzar el gobierno si el mandatario actual es defenestrado, en un momento en que Venezuela genera un problema serio y Nicaragua podría ir por el mismo camino.

¿Cuál es su interpretación sobre el Plan para la Prosperidad del Triángulo Norte?

Si los Estados Unidos quieren que los guatemaltecos nos quedemos aquí, que nos permitan desarrollarnos, que no nos transformen en una prisión. Corrieron la frontera mexicana hasta la frontera norte de Guatemala.

En cambio, debiera instalarse una estrategia de integración centroamericana. Una zona de libre comercio enorme, donde se pueda hacer toda clase de inversiones.  No podemos convertirnos en una prisión para los ciudadanos guatemaltecos si no estamos desarrollados, si no hay inversión.

Si puedo hablar con López Obrador lo voy a hacer, porque López Obrador ha planteado un plan similar al de la Alianza para el Progreso.

¿Cómo se manifiesta la intervención externa en Guatemala?

Uno de los aspectos es la llamada “lucha contra la corrupción”. Se trata de imponer una agenda sin tener una base popular. Pero ¿quién va a estar a favor de la corrupción? ¿Quién podía decir, en tiempos de la Inquisición, que estaba a favor del demonio?

Actualmente, vivimos una especie de purga, en un medio que se encuentra anarquizado y dominado por el mercantilismo. Corrupto es una palabra que adquirió una connotación similar a la de hereje, durante la Inquisición europea, o comunista, durante la Guerra Fría.

Al mismo tiempo, se impone la agenda de las minorías y se pretende que estas priven sobre la mayoría. Es una consigna global de organismos internacionales y en Guatemala, se han dado situaciones inexplicables, como el que quienes proponían la reforma constitucional con Otto Pérez Molina, siguen estando en los mismos sitios y siguen siendo facilitadores de la intervención.

¿Cómo explica que personajes de izquierda faciliten esa intervención?

Cuando cayó la Unión Soviética, se quedaron sin asideros ideológicos, sin referentes. Se refugiaron en organismos internacionales que han llegado a dirigir. Y recordemos que desde la perspectiva marxista no existe la idea de patria, o la pertenencia a una nación. Son internacionalistas.

Perspectiva conversó ampliamente con Irina Bitkova, empresaria y activista de derechos humanos rusa, quien junto con su familia fue víctima de una cadena de malos procedimientos judiciales que la implicaron en el caso de la CICIG-MP llamado “migración y corrupción” y la llevaron a ella, su esposo e hija, a permanecer en la cárcel durante tres años y medio.

Para los Bitkov, todo lo que les ha sucedido es resultado de una revancha montada por el Kremlin y están seguros de que, tarde o temprano, todo será aclarado y quienes participaron en el montaje, serán juzgados por la ley.

Roxana Orantes Córdova

Hay un video donde Ud. solicita apoyo o por lo menos atención de Iván Velásquez, ¿cómo califica su actitud en ese momento?

Me dí cuenta de que Velásquez no tenía interés en investigar el caso que le estaba presentando, con pruebas. Me dio su tarjeta pero en la CICIG no quisieron firmar de recibido los papeles que les entregué. Fue evidente para mí que la CICIG estaba más interesada en cumplir lo que el Kremlin pretendía que en investigar un caso de corrupción que se le estaba presentando.

Obtuvimos los papeles en Guatemala, a las pocas horas de llegar al país, fue el propio alcalde de Taxisco quien nos los entregó. Nada de eso fue tomado en cuenta y es un hecho que la CICIG presionó constantemente para que se nos impusiera una condena desproporcionada y no se tomara en cuenta la condición de migrantes.

No se consideró nuestra calidad de migrantes, no se tomó en cuenta que podríamos acogernos a la Convención de Palermo. De todos los acusados en el caso llamado Migración y Corrupción, fuimos los únicos migrantes detenidos, a pesar de que uno de los acusados (ex funcionario de Migración), dijo que eran miles los documentos que se habían entregado a migrantes.

El caso Migración y Corrupción al principio se llamaba Facilitación de Documentos, fue cuando nos implicaron que cambiaron el nombre al caso.

¿Con qué argumento apresaron también a su hija Anastasia?

 Se le señaló por lo mismo que a nosotros, aunque ella no usó jamás un nombre supuesto e incluso está naturalizada. Le impusieron 14 años de prisión y a pesar de que su equilibrio emocional es precario, la juez Yazmín Barrios insistió en que se le llevara al hospital Federico Mora a la primera señal de problemas emocionales. Tuvo que disimular constantemente y sufrió mucho temor por esto. Recientemente se suicidó en prisión el doctor Chusito (Jesús Oliva), a quien habían llevado al Federico Mora. Es un sitio horrible, inhumano y quien entra

¿Cómo afectó a Vladimir la reclusión en un orfanato?

Lo afectó muchísimo. Perdió peso, lo devolvieron con cicatrices y parásitos. La juez Reina decidió mandarlo a ese lugar, llamado Amor del niño, aunque tenía tutores legalmente nombrados.

Cuando le quitaron el niño a los tutores no preguntaron nada sobre él. Ni el tipo de leche que toma, si padecía alguna alergia, en qué idioma estaba acostumbrado a comunicarse. Tomaron a mi niño como si fuera una cosa, se lo llevaron. Cuando lo devolvieron, la directora del orfanato quería por fuerza que lo regresaran a ese lugar donde sufrió tantos maltratos. ¿Qué interés tenían?

¿Ustedes se negaron a colaborar con Putin? ¿En qué?

En 2007, querían que yo participara en Kaliningrado como dirigente del partido Rusia Unida, de Putin. También pretendieron que los empleados de nuestras empresas fueran llevados a votar por ellos en autobuses de las empresas.

Comencé a cuestionarme ¿para qué hacer esto? ¿Por qué hacer campaña a favor del partido gobernante e inducir a los trabajadores a hacer esto?

En Rusia éramos empresarios útiles para el país, llegamos a tener cuatro mil empleados, en nuestras empresas había prestaciones más allá de la ley laboral. Los trabajadores contaban con servicios médicos y muchas otras prebendas. También habíamos destacado en las normas ambientales. Toda la producción se realizaba siguiendo los estándares internacionales, incluso tuvimos distinciones por ello.

¿Cómo fue la persecución contra ustedes en Rusia?

Cuando nos negamos definitivamente a colaborar con el partido gobernante, comenzaron las acciones que nos llevaron a salir de Rusia. Primero secuestraron y vejaron a Anastasia, quien entonces tenía 15 años. El secuestro de nuestra hija fue un mensaje claro del servicio de inteligencia ruso, una forma de amenazarnos.

 Decidimos sacar a nuestra hija de Rusia hacia Inglaterra, donde estudió. Ella nunca regresó a su país. Entonces comenzaron los allanamientos corporativos, gente armada y con pasamontañas entraba a las empresas a amenazar y extorsionar a los empleados.

Se nos atacó por esa vía, aunque los informes de auditoría de nuestras empresas las ubicaban como las de más alto nivel en la industria de la pulpa de papel.

Un representante distrital nos ofreció comprar una empresa a muy bajo precio. Al mismo tiempo, el banco que durante diez años nos había dado crédito, exigió que le pagáramos en 48 horas el crédito que tenía 15 años de plazo para pagar. Nos comenzaron a empujar hacia la bancarrota y finalmente, compraron las empresas a costos exageradamente baratos. Un 515 por ciento menos de lo que ellos mismos habían tasado para los créditos.

Actualmente las empresas están en situación crítica. No tienen capacidad para manejarlas, es una producción que necesita de alta tecnología, que ellos no conocen.

 ¿Qué acciones represivas tomó el gobierno ruso contra sus familiares?

 Allanaron la casa de mi madre y del hermano de Igor, que habían venido a visitarnos. Les dijeron que tienen prohibido viajar a Guatemala, los amenazaron.

 ¿Cómo se manifestó la injerencia del gobierno ruso en el caso contra ustedes en Guatemala?

Cuando nos capturaron, los diarios rusos escribieron artículos y titulares congratulándose por esa acción. Aunque el caso era migratorio, lograron ser parte del proceso, si bien luego debieron retirarse. Nos acusaban de estafa y lavado de dinero (lavado por comprar la casa donde habitamos en Guatemala).

Con medios de prueba poco creíbles, como fotocopias de documentos presuntamente alterados, los abogados del bufete Comte & Font, que representa  al banco BTV, asistieron a todas las audiencias del caso. Este bufete es presidido por Henri Philip Comte, quien además es magistrado suplente de la Corte de Constitucionalidad.

Fue evidente la injerencia de la embajada rusa, que mostró otro nivel de maldad cuando el embajador comenzó a presionar para llevarse a Vladimir a Rusia, donde nos dijeron podría ser “institucionalizado, adoptado o desaparecer”. Todo esto para impulsarnos a que pidiéramos retornar a Rusia, puesto que al no haber tratado de extradición, no pueden repatriarnos a la fuerza. Y esto, a pesar de que Vladimir nació en Guatemala.

 ¿Qué les diría a Thelma Aldana, a Ericka Aifan y otras operadoras de justicia que intervinieron en su proceso?

Les diría que es una vergüenza la forma en la que actúan. No aplican la ley, no respetan los derechos humanos, son indiferentes ante la tortura y la separación de una familia.

Para ellas, la vida, el sufrimiento y la salud de las personas a quienes acusan no tienen ningún valor. Les preguntaría en qué valores se basan para actuar de la forma en que lo hacen.

Es decepcionante la forma en que intervienen y la injerencia que realizan, incluso con la Corte de Constitucionalidad. Pero no debieran olvidar que Dios tiene los ojos puestos en todo. Y estoy segura de que no van a escapar a la ley Magnitsky, la cual es de aplicación global.

¿Cuál es su situación actual?

Curiosamente, la Corte de Constitucionalidad ordenó que se nos liberara, el mismo día de la audiencia en la Comisión Helsinki, a la cual no asistió Iván Velásquez, aunque había sido notificado.

Fuimos eximidos de persecución penal por la Sala Tercera, pero recientemente, la CC aceptó el ocurso planteado por Ericka Aifán. De esto no hemos sido notificados oficialmente hasta hoy, jueves 28 de junio. Solo hemos sabido lo que publica la prensa.

 

Ismael Cala

El domingo 4 de junio la erupción del volcán de Fuego tomó por sorpresa a miles de familias que quedaron soterradas bajo el flujo piroclástico. Un grupo de rescatistas inició con la búsqueda de las víctimas. Posteriormente, se incorporaron más rescatistas nacionales e internacionales.  Los guatemaltecos comenzaron a organizarse para brindar ayuda a todos los afectados. El destacado periodista, escritor bestseller y estratega de vida, Ismael Cala, brindó una charla motivacional a los rescatistas y brigadistas.  A través de una entrevista compartió su experiencia en la zona cero en Escuintla y el giro que dio la charla.

Karen Beltethón

El mensaje que llevó a los rescatistas  fue de resiliencia y de gratitud ya que hacen su deber, pero, en situaciones extraordinarias dan la milla extra. Había que recordarles a los compañeros, soldados que la hora de almuerzo había pasado porque estaban metidos en la labor de rescate, las horas de trabajo. Y con un la palabra “gracias” se reconoce su trabajo. Cala, reconoce que cuando hay jerarquías y uniformes el ego, está presente y por lo tanto fricciones. Sin embargo, los rescatistas y brigadistas pudieron sobrepasar todas estas estructuras y trabajar en equipo. El segundo mensaje fue de resiliencia, porque después de que se vive algo como esto, queda una sensación de trauma. Qué hago con esta imagen, cómo la proceso, que esta emoción se queda estancada, de impotencia de desesperanza. Eso es lo que se debe de trabajar, la inteligencia emocional como lo ha hecho el periodista. También mencionó que el Mindfull es una conexión entre el cerebro y sus ondas de frecuencia lo que lograron estos rescatistas al trabajar unidos.

Le preguntamos qué le pareció la respuesta de la sociedad guatemalteca ante esta tragedia. Tuvo la vivencia bajando de la zona cero, en San Miguel Los Lotes, al ver que se estacionó una camioneta casi que pasándose por encima el cruce del ejército, en donde está acordonado,  con dos hombres y una señora con refrigerios. Le preguntó en dónde vivía, y respondió en Escuintla y llegó porque sabe que aún hay personas, socorristas, familias, que a lo mejor no tienen qué comer o un refresco que tomarse. La señora comenzó a llorar, diciendo que tenemos que ser hermanos. Para Cala fue impresionante que 20 días después todavía, haya personas buscando a sus seres queridos, y darle término a esta situación. Esa es la imagen de los chapines que debe salir y resaltar, gente de compasión, de solidaridad y hermandad.

Estuvo en la zona cero, fue el lugar más difícil que ha visitado hasta ahora. Como periodista cubrió huracanes en donde las personas perdieron sus casas y una que otra víctima. No le ha tocado un huracán categoría cinco, ha visto y narrado a través de noticieros en su momento cuando era presentador de noticias, y la percepción de las personas es que como periodista se hace distante al narrarlas. Esta vez no vino en función de periodista sino de ser humano que tiene una fundación llamada “Ismael Cala” que se dedica a trabajar con  niños y jóvenes, pero en situaciones como esta, es toda la familia quien sufre de vulnerabilidad tras el desastre. La conversación más difícil en su vida fue con Eufemia, una de las afectadas, quien perdió a 40 familiares. Además, alguien que tuvo la intuición al decir “el volcán va a reventar, “vámonos” y que su propia madre la haya contestado que si era la voluntad de Dios, qué se podía hacer. Su hermana le dijo que estaba loca. Muchos de ellos se confiaron en la historia de este volcán, los cauces de desagüe de lava estaban del otro lado.  No para el lado que quedó soterrada. Seguidamente, se enteró que un mes antes hubo un simulacro en la zona para saber cómo era el protocolo para una emergencia, y que muchas personas de la comunidad decían que era una pérdida de tiempo. Para Cala es una lección de la fragilidad de la vida, de lo imprevisible que es, sobre todo en los desastres naturales. También, pide que seamos más conscientes porque no se puede tener el control sobre la naturaleza y que somos los responsables por tener una coexistencia no amorosa con el planeta.

Otra de las preguntas fue por qué es importante fomentar el espíritu de colaboración en las personas a lo cual el escritor comentó, que es lo que hace a un país resiliente, un país lleno de compasión y amor. Compasión, fue la decisión de los guatemaltecos para aliviar el dolor de los afectados, sino que el dolor del otro te movilizó a una acción solidaria, de hermandad para aliviar ese dolor. Guatemala le ha dado al mundo ese símbolo.

El nivel de conciencia es lo que hace que haya menos corrupción en un país,  la productividad económica se alce, que la desigualdad social se alivie y que la distribución de las riquezas sea más equitativa, si bien, nunca va a ser igual para todos. Que las personas que tengan conciencia de quien tenga más pueda dar más y quien tenga menos da de igual forma.  El estado de conciencia es lo que garantiza la paz en un país. El estratega de vida expresó que existen tres ejes de calamidad en los países y el pobre estado de conciencia. El primero es el egoísmo, cuando solo importo yo como personas y los demás no interesan. La avaricia, cuando muchos quieren tener demasiado sabiendo que hay tanta gente que necesita ser alimentada, una vivienda digna y no les importa.  Y el tercero es la apatía, cuando se cree que se nació de alguna forma y así se va a morir.

 

 

 

Hablar con Mario Mérida es indagar en varias décadas de la historia reciente. Coronel, académico, columnista y escritor fue actor y testigo activo en muchos de los acontecimientos más importantes de los últimos años. Mérida ha escrito sobre el conflicto armado y busca presentar una verdad que no se basa en testimonios ni vivencias sino en documentos y hechos históricos.

En su texto Venganza o juicio histórico, cuestiona la metodología usada por la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH), cuyos titulares estaban parcializados por sus convicciones ideológicas. Además, señala que dicha comisión omitió incluir los testimonios de ex patrulleros civiles, ex guerrilleros que conocieron crímenes de la guerrilla y los siete tomos que les entregó la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala (Avemilgua)

El libro no es de publicación reciente, pero se torna actual en un momento en el que más de cincuenta militares y un ex guerrillero están en prisión por hechos relacionados con el conflicto armado. Asimismo, es relevante que el informe se esté usando como fuente para procesos, cuando su concepción especificaba que esto no sería posible.

Roxana Orantes Córdova

¿Qué lo motivó a escribir un texto polémico y alejado de la “corrección política”, en un momento en que la opinión pública se inclinaba hacia la CEH?

Inicialmente, el libro nació como un documento primario que se llamaba Elementos para el debate ideológico en Guatemala, partiendo del sustento histórico. Por fortuna, el borrador del informe de la CEH llegó a mis manos unas dos semanas antes de su publicación. Me di cuenta de la total coincidencia con el Remhi y vi que había mucho sesgo. Primero, en ubicar los orígenes históricos, porque una parte lo hacen desde 1954, otra desde 1960.

Pero más aún, establecer de 1981 a 1983 como el período de tiempo en el que hubo genocidio, cuando al final era el período que tenía más defensa que cualquier otro anterior, porque en ese entonces ya existía un instrumento de carácter legal en el campo militar, como fue el plan Victoria 82. No es un documento de consulta, sino un manual de reglas que debían cumplirse.

Luego del tema histórico, está la brevedad del período en el que actuó la comisión. Era una tarea casi titánica pero fue muy simplificada. Me motivaron a escribir el libro tres aspectos: 1. La conformación de la comisión; 2. Los resultados matemáticos que dieron, porque cualquier persona con dos dedos de frente no los hubiera aceptado y 3. En algunas partes no son concretos, tocan el tema con ambigüedad.

Entonces, una memoria histórica que iba a servir para conocer las causas,

porque estaba clarísimo que no tenía carácter procesal, deja de ser científica cuando para acuñar unos conceptos se usan frases como “casi, más o menos, frecuentemente”. Deja de ser serio.

Estos y otra serie de elementos me llevaron a reunir una serie de artículos que había escrito sobre el enfrentamiento armado y convertirlos en mi primer libro, que fue Testigo de conciencia. Periodismo de opinión documentado.

¿Existen omisiones importantes a hechos históricos del conflicto armado?

Entre otros, se omite un dato histórico que era importante que todos conocieran y es que desde 1960, en Guatemala se emitieron 19 amnistías. Los guatemaltecos que se alzaron en armas contra el Estado de Guatemala, por las razones que fueran, tuvieron la oportunidad de reintegrarse a la sociedad con todos sus derechos civiles. Eso fue lo que en parte desactivó el Movimiento 13 de Noviembre. No hubo asesinatos posteriores, nadie los persiguió. Y la gente que permaneció vigente, se quedó peleando en la montaña. Fueron derrotados por el coronel Arana en Zacapa. Ahí terminó la primera fase.

Cada vez que surgió un movimiento armado y llegó a tener determinados niveles de importancia para la gobernabilidad y la continuidad del Estado, se emitieron amnistías. Esto me lleva a asegurar que no se puede demostrar el genocidio en Guatemala, cuando había una ley de amnistía.

Una ex comandante de la guerrilla dijo en una entrevista que había gran deserción de indígenas, sobre todo de las FIL, pero que había que retenerlos a toda costa. Este es uno de los elementos que si se cometió genocidio fue de parte de ellos. Hablo del genocidio tal como lo consignó el Código Penal de 1954, porque mucha gente tampoco sabe que el delito de genocidio. Los otros delitos de lesa humanidad fueron importados después de guerras como la de los Balcanes, Medio Oriente y África. Pero cuando se tipifica en el Código, no se dice que es cometido por fuerzas del Estado, sino dice “cualquier grupo que lleve a cabo este tipo de acciones”.

¿Por qué en su libro afirma que la CEH fue parcial?

Muchos de los artículos que he escrito sobre el conflicto armado fueron documentados con textos provenientes de la guerrilla. Porque los documentos, tanto de ORPA como del EGP son parte de la doctrina insurgente.

Según la comisión, los crímenes de la guerrilla fueron cometidos por  “los pocos guerrilleros que actuaban de manera descentralizada de sus mandos superiores”. Entonces, según esto, la URNG nunca se hubiera podido sentar a firmar un acuerdo de paz.

¿Por qué?

Porque no era un grupo colegiado, reconocido. Se suponía que ellos tenían autoridad sobre la gente que operaba en el campo. Sin embargo, recuerdo que Prensa Libre sacó un titular donde decía: “los combatientes conocen por fin a sus comandantes”. Y aparecen los cuatro comandantes en la portada.

Por eso se les llamó “comandantes de cinco estrellas”. Tuve la oportunidad de viajar a Oslo y otros países. Hablé con personas de la Iglesia Luterana, donde les expliqué que el dinero que ellos daban no era para hacer foros sobre la paz sino para armar a los combatientes guerrilleros.

¿Por qué los acuerdos de paz se convirtieron en acuerdos de Estado si la consulta tuvo el No como respuesta?

La consulta se convirtió en un tema de reposicionamiento ideológico y un espacio desde donde se plantearon temas que venían de los acuerdos de paz. La consulta estuvo mal planteada, la presencia en las urnas fue el mínimo del mínimo. No debiera haber sido aceptada. Pero a fin de cuentas fue No.

Y a pesar de esto, se siguen tomando como acuerdos de Estado, debido a acciones del Congreso.

¿Por qué afirma en su libro que la CEH presentó una “verdad construida a partir de testimonios orales seleccionados?

No hubo una recolección de información de campo, sino llamaron a organizaciones que supuestamente habían hecho algún trabajo de ese tipo, pero estos datos ya habían sido vertidos para el Remhi. Y, por supuesto, el Remhi era uno de los documentos a los que hacía referencia la comisión.

En que se tomara solamente la última parte del conflicto se manifiesta el sesgo ideológico de la comisión. En el libro critico en primer lugar la presencia del profesor Christian Tomuschat, quien por haber sido parte del proceso de paz, debió excusarse. También la presencia de Otilia Lux, miembro del CUC, cosa que declaró ella misma.

Y por último, la presencia del licenciado Alfredo Balsells, ya fallecido. Este no es un señalamiento personal, sino desde 1954 aparece como miembro de la estructura de educación de la JPT. Se nos olvida que en su tiempo fue presidente de AEU, en tiempo de la conflictividad. Además fue abogado amparista, cuando el gobierno tomó la Universidad de San Carlos. Considero que, desde el punto de vista ético y moral no debería haber participado, porque evidentemente tenía un interés.

En el libro menciono algo sobre el grupo de los zurdos, encabezados por Miguel Ángel Sandoval, el asesinato de los policías militares en el Sauce, el asesinato de Mario Dari, que vino de la pugna entre izquierda y derecha en la misma Universidad de San Carlos.

Entonces, para la comisión fue cómodo partir del 54 o del 60 para acá, pero la parte fundamental de esa comisión era establecer las causas. Esto significaba una investigación por lo menos de cinco años, con una metodología muy estricta, muy acuciosa, con una investigación de campo muy amplia. No simplemente tomar partes de Conadhegua, del Remhi y decir: 94 por ciento lo cometió el Estado, 4 por ciento otras fuerzas y 3 por ciento URNG.

¿Y de dónde salen esos porcentajes, cuando es conocido que no hay estadísticas?

Fue una estadística al azar. Es ridículo que se le cargue tres por ciento a la guerrilla y cuatro a otros sectores, donde entran empresarios, sector privado, grupos de derecha. Una comisión de esa naturaleza no puede usar ese tipo de adjetivos. La comisión nunca dijo que muchos de los hechos cometidos por la guerrilla estaban tipificados en el Código Penal.

No solamente es un sesgo histórico, sino evidencia la falta de metodología científica de la investigación. En la línea de tiempo que hacen toman del año 1954. El referente pudo ser la Revolución del 44, pero tendríamos que haber analizado los antecedentes, cuando se cambia el régimen de sucesión. El mandato era claro: establecer las causas que llevaron a Guatemala a la confrontación armada.

El Ejército no fue a buscar insurgentes. En su primera etapa va a buscar a los alzados del 13 de noviembre y en la segunda, a perseguir a los que asesinaron al Tigre de Ixcán. Pero no por decisión propia sino por mandato del Comandante General, es decir el Presidente de la República. En este proceso de la llamada justicia transicional, los comandantes del Ejército quedaron fuera, y resulta que la guerra fue entre partes. Y finalmente, en el tema de la justicia transicional, que no es transicional porque ya han pasado varias décadas, se usa este informe como un referente y medio de prueba, cuando era clarísimo que no podía usarse para ello.

Con una experiencia diplomática que inició en 1993, Mattanya Cohen, embajador de Israel en Guatemala y Honduras, conoce la región centroamericana por su experiencia en las embajadas de Belice y El Salvador, donde fue condecorado y recibió un doctorado Honoris Causa.

Entre 2011 y 2017 dirigió el departamento de Capacitación de Mashav, la agencia israelí de cooperación. Entrevistado por Perspectiva, el señor Cohen narra su reciente experiencia coordinando la ayuda de su país ante la tragedia del volcán de Fuego y muestra su satisfacción por el apoyo demostrado a Israel en una reciente marcha donde más de diez mil guatemaltecos mostraron su simpatía y amistad hacia ese país.

El diplomático se manifiesta optimista sobre el futuro de las relaciones entre ambos estados, que, según afirma, nunca han sido mejores.

Roxana Orantes Córdova

 ¿Cómo fue el apoyo de Israel a Guatemala en la reciente tragedia?

La tragedia fue el domingo. Inmediatamente pedí a la Cancillería dinero para comprar productos, ayuda humanitaria. Por supuesto, consulté con Conred y con la Cancillería. Hicimos la compra acá, en una tienda local de una cadena.

El martes, menos de 48 horas después de la erupción, un grupo de la embajada fue hacia Escuintla y visitamos el albergue más grande, situado en una escuela. Llevamos un camión con productos como  catres, frazadas, almohadas, sleeping, sábanas, paquetes de pañales, productos de higiene y mucho más.

Esto lo entregamos directamente a los damnificados. Generalmente estas tragedias afectan más a las personas más pobres o a los más débiles de la sociedad. Esto es lamentable. Personas que no tenían casi nada antes, ahora no tienen absolutamente nada. Perdieron sus casas, muchos perdieron su familia.

¿La experiencia con la delegación médica cómo se desarrolló?

El martes, el ministro Netanyahu llamó al presidente Morales y le ofreció condolencias. Preguntó qué necesitaba Guatemala y Morales le dijo: necesito expertos médicos, más que todo en quemaduras. El jueves por la noche llegó la delegación, luego de un viaje largo, de 24 horas. No estamos hablando de médicos jóvenes, sino de profesores con especialidades. El día viernes comenzaron a trabajar desde la mañana.

Los médicos que vinieron a apoyar no son empleados del gobierno, sino trabajadores de la salud que escucharon la llamada y decidieron dejar sus clínicas y empleos para llegar al otro lado del mundo a prestar ayuda. Especialistas en ortopedia, traumatología, cirugía plástica, un neumólogo, anestesiólogo, una enfermera y una paramédica.

Inmediatamente salimos a los hospitales San Juan de Dios y Roosevelt, donde operaron a dos heridos muy graves. La intervención fue con una nueva tecnología y tuvieron una recuperación sorprendente. Después salimos al hospital Regional de Escuintla, y a un hospital móvil, donde también se atendió a heridos y se hicieron asesorías sobre tratamientos. Estoy muy orgulloso, porque cuando hay situaciones de emergencia, el Estado de Israel siempre está dispuesto a apoyar.

¿Cuál es el significado histórico y geopolítico del traslado a Jerusalén de las embajadas estadounidense y de otros países?

Jerusalén ha sido, es y será la capital del Estado de Israel y del pueblo judío desde hace tres mil años. Todos los que leemos la Biblia conocemos este hecho histórico muy simple. Siempre ha sido la capital de Israel. Nunca, en su pasado, ha sido la capital de ninguna otra nación. Esto es un hecho histórico.

Cada país en el mundo tiene el derecho a decidir cuál será su capital y cada país en el mundo tiene derecho a decidir dónde ubicar sus embajadas.

Esto es exactamente lo que, hasta ahora, hicieron Estados Unidos, Guatemala y Paraguay, los tres países que trasladaron sus embajadas a Jerusalén. La decisión del presidente Jimmy Morales es una decisión correcta y justa, pero también valiente e histórica.

¿Por qué correcta y justa?

Esto ya lo expliqué: Jerusalén es y siempre ha sido la capital de Israel.

¿Por qué es valiente?

Porque no es fácil adoptar una decisión inmediatamente después del presidente de los Estados Unidos. Muy fácil ser el número nueve, o el número diecisiete y estoy seguro de que en los próximos meses o años, muchos países van a trasladar su embajada a Jerusalén. Pero el presidente Morales fue el segundo.

¿Y por qué es histórica?

Es algo muy interesante. No sé cuanta gente conoce los hechos históricos alrededor del establecimiento del estado de Israel. Me imagino que todos los guatemaltecos conocen a Jorge García Granados. Gracias a la actividad de él y otras personas, la Asamblea General de la ONU decidió crear dos estados, en la famosa resolución de 1947. Pero el 14 de mayo de 1948, nació el Estado de Israel. Once minutos después de que nació el Estado de Israel, el primer país en el mundo en reconocerlo fue los Estados Unidos de América, a través de una decisión del presidente Truman.

El segundo país en el mundo que reconoció al Estado de Israel, en el mismo día, fue Guatemala, inmediatamente después de los Estados Unidos. Setenta años después la historia se repite. Estados Unidos, a través del presidente Trump, que lo agradezco mucho, decidió trasladar la embajada a Jerusalén y Guatemala, de nuevo, decidió ser el segundo país.

¿Qué nos cuenta sobre la visita de la delegación guatemalteca a Israel?

Yo tuve el honor y placer de acompañar al presidente Morales, junto con sus ministros de Relaciones Exteriores, Defensa y Economía, así como los presidentes de los otros dos poderes de Guatemala, el presidente del Legislativo, Álvaro Arzú, y el del Judicial, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, así como a otros funcionarios en la visita histórica a Israel, cuando inauguramos la embajada en Jerusalén y créanme, que ver la hermosa bandera de Guatemala ondeando en los cielos de Jerusalén, me dio mucha emoción.

¿En qué momento están las relaciones bilaterales entre ambos países?

Puedo confirmar que hoy estamos en el mejor punto de las relaciones diplomáticas entre los dos países en setenta años. Y no es que en todos estos años fueran malas. Pero hoy estamos en el mejor momento. Tuvimos una excelente reunión de trabajo en Jerusalén con el Primer Ministro Benjamín Netanyahu.

La amistad entre el Primer Ministro y el presidente Morales, así como entre las esposas de ambos, es sumamente importante. En la reunión hablamos de muchos temas que estamos esperando. El ministro Netanyahu prometió visitar Guatemala. Estamos hablando del mes de noviembre. No está confirmado cien por ciento, pero está la promesa. Esta sería la primera vez en la historia que un primer ministro israelí visita Guatemala.

Hablamos sobre todo de cooperación, de lo que necesita Guatemala. Tenemos amplios programas de cooperación internacional a través de nuestra agencia de cooperación internacional, Mashav.

Este año, Guatemala fue declarada como país prioritario para esta agencia, que trabaja con más de cien países en el mundo, no pueden priorizarse todos. Entonces elegimos a dos en el mundo. Este es segundo año consecutivo que se elige a Guatemala.

¿Qué implicaciones tiene esto?

En marzo recién pasado, el director general de Mashav visitó Guatemala. También es primera vez que un director de nuestra agencia de cooperación viene a Guatemala. El prometió no solo duplicar, sino triplicar el número de becarios. Pretendemos tener este 2018, cien becarios guatemaltecos que viajen a Israel para participar en diversos cursos de temas relacionados con el desarrollo del país: agricultura, agua, medicina, educación, desarrollo económico, innovación, emprendimiento, empoderamiento de la mujer, energías renovables y muchos otros. Solamente en agricultura son decenas de temas. Tenemos mucho para ofrecer.

Asimismo, este año, vendrán especialistas que van a dictar cursos sobre diferentes aspectos. Por ejemplo, seguridad ciudadana. Otro gran problema que tiene Guatemala.

Según se ha conocido públicamente, ¿hay proyectos para el Corredor Seco?

Nosotros trabajamos mucho en el Corredor Seco y esto se fortalecerá, de acuerdo con el pedido que el presidente Morales hiciera al ministro Netanyahu. En Zacapa hay una escuela agrícola que estamos trabajando allá con el Ministerio de Agricultura. Además de traer tecnologías israelíes, apoyamos y asesoramos en capacitación y cursos. El próximo lunes tendremos la primera videoconferencia, porque se acaba de instalar un sistema allá. La primera videoconferencia será desde Israel a Zacapa.

En agosto vamos a instalar un sistema de captación y potabilización de agua de lluvia. El sistema es resultado de una tecnología israelí única y pretende que se logren tener reservas de agua potable durante la época seca.

¿Y cómo están las relaciones económicas y comerciales?

En la reunión entre los dos mandatarios se mencionó la preparación para el inicio de un proceso para negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC), entre los dos países.

Hoy en día el intercambio comercial es de US$32 millones, que es poco. Tenemos obstáculos como la distancia, pero necesitamos hacer mucho más. Durante los días de la visita guatemalteca a Israel, el Fondo de Inversiones y Desarrollo mostró interés en Guatemala. Este es una organización privada, no es gubernamental, y también es una buena señal de que se estrechan las relaciones entre los dos países.

También para noviembre o diciembre, esperaríamos recibir acá a una delegación de hombres de negocios y comerciantes, para que conozcan Guatemala y las oportunidades comerciales y de inversión.

Por ejemplo, las cápsulas de café Elite, un producto de Israel muy conocido, usan como materia prima café cien por ciento de Guatemala. Este es solamente un pequeño ejemplo. Yo quiero que haya mucho más productos guatemaltecos en Israel.

También tenemos interés en promover el turismo. Esto se habló en abril, durante la visita del ministro de Turismo Yariv Levin. Fue la primera vez que un ministro de turismo visitó Guatemala. Tuvimos una excelente reunión de trabajo con el Inguat. Se hicieron seminarios y se firmó un acuerdo. Vamos a enviar acá a expertos en promoción turística, en redes sociales. Tenemos mucha experiencia en esto.

En agricultura, el ministro Mario Méndez viajará a Israel en una visita profesional, esto está pensado para agosto o septiembre. Hay mucho interés en fortalecer las relaciones bilaterales.

¿Y en lo político, cómo están las relaciones bilaterales?

En lo político, en el Congreso existe una liga de amistad parlamentaria con Israel. Tendrá unos sesenta miembros y es algo sin precedentes. Estos congresistas promovieron una ley para declarar, a partir de este año, el 14 de mayo como el Día de la Amistad entre Guatemala e Israel. Esto implica actividades culturales, educativas.

El domingo 27 de mayo hubo una marcha de amistad con Israel. Según la policía, acudieron entre diez y veinte mil personas. Fue la más grande en la historia de Guatemala, en apoyo a Israel. Salió de la plaza de Israel por la Reforma, terminamos en el Campo Marte.

Para mí fue un orgullo ver guatemaltecos que llegaban no solamente de la capital, sino de Quiché, Quetzaltenango, Zacapa, a festejar con nosotros. Siento mucho orgullo por las relaciones bilaterales, pero no solamente las oficiales sino también el sentimiento del pueblo guatemalteco.

¿Cuál es el origen del sionismo?

Como dice la Biblia, los judíos siempre estuvieron en Israel. Aproximadamente en el año 70, hace casi dos mil años, el imperio romano expulsó a los judíos. Ahí inició la diáspora. Durante diecinueve siglos, el pueblo judío no dejó de soñar en regresar a su patria histórica.

A mediados del siglo XIX comenzó lo que llamamos sionismo. Sion es otro nombre que tenemos para la tierra de Israel. Sionismo quiere decir retorno a Sion. Este movimiento comenzó en Europa. Los judíos de más de cien países comenzaron a regresar a Israel, desde Europa pero también de América Latina, África del norte, Medio Oriente, India, China.

Estas personas hablaban ochenta y dos idiomas diferentes. El idioma hebreo fue el que hablaron hace dos mil años y posteriormente, solo se usó en las sinagogas, en oraciones. Pero al regresar a la tierra de Israel se reinventó el hebreo, dos mil años después.

¿Cuál es la situación de los árabes en Israel?

El 75 por ciento de la población en Israel son judíos, un 20 por ciento árabes que viven ahí. Son ciudadanos israelíes, tienen todos los derechos, pueden elegir miembros del parlamento. Tenemos parlamentarios árabes, hemos tenido ministros árabes, hay jueces de la corte suprema, embajadores y diplomáticos árabes. Tienen todos los derechos que no tienen los veintiún países árabes en Medio Oriente, porque no hay ni un país democrático en Medio Oriente.

El cinco por ciento restante, está compuesto por personas que radican en el país, como trabajadores, ciudadanos que llegaron de otros países a estudiar.

¿Existe el socialismo israelí? ¿Cuál es el sistema socioeconómico y político?

Cuando en este continente se dice sistema socialista, hay que tener cuidado porque la gente puede pensar que hablamos de un sistema similar a los de Venezuela o Cuba, y por supuesto que no.

Pero sí tenemos sistema de salud para todos. Hay un seguro médico en Israel para todos, no importa si es rico o pobre. También el sistema de educación, desde el primer grado de primaria al final del bachillerato, es obligatorio. No es posible no estudiar en Israel. El 95 por ciento de los jóvenes se van a estudiar a escuelas públicas. Escuelas privadas hay solamente para los diplomáticos.

La asistencia a la escuela es obligatoria y los padres son sancionados si sus hijos no asisten. Lo más importante es que permanece como una potencia tecnológica y de desarrollo, a pesar de ser un país que vive en un “barrio muy complicado”, como el Medio Oriente, y que muchos de nuestros vecinos no reconocen nuestro derecho a existir. Aunque tenemos terroristas en Líbano, como el Hezbolla, o Hamas, en la franja de Gaza, que amenazan a Israel diariamente, que nos disparan cada día, ahora mismo está sucediendo.

Aunque hay países que públicamente han dicho que desean borrar a Israel del mapa, la vida cotidiana del país se desenvuelve normalmente y estoy orgulloso de decir que es un líder mundial en alta tecnología y compartimos con el mundo esas tecnologías. Somos un país muy fuerte desde el punto de vista político, tecnológico, económico y militar.

Cuando me preguntan ¿qué va a pasar en Medio Oriente en los próximos cinco años? La respuesta es “no lo sé”. No sé qué va a pasar en Siria en los próximos cinco meses. Solo sé una cosa: El Estado de Israel va a existir y va a contribuir con el mundo en los próximos cinco años.