Por: Roxana Orantes Córdova

El analista del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), Ricardo Barrena, considera que el boom partidario se produce en un momento en el cual la falta de legitimidad de los partidos y la lucha contra la corrupción son dos constantes.


A partir de la crisis de 2015-16, las organizaciones políticas necesitan promover nuevos liderazgos, comprender la relación horizontal de poder que debiera existir en las organizaciones democráticas”.


Sin embargo, es un hecho que hay escasez de cuadros y no existen condiciones para que los ciudadanos cogobiernen con los partidos a los que las votaciones llevan al poder político.

Es un desafío doble. Por un lado, una ciudadanía que dejó de confiar en los partidos políticos, como se evidencia en las encuestas de Latinobarómetro. Y por otra parte, las estructuras partidarias, con todas sus debilidades y con ser no deseadas, son el único vehículo entre la ciudadanía y la gestión pública”, afirma.

Según este analista, algunos grupos tienen la intención de actuar según la “nueva política”, que demanda más participación ciudadana y mayor transparencia y rendición de cuentas.

Sin embargo, todas las estructuras normativas actuales, comenzando por la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP), impiden que la gestión pública se desarrolle de acuerdo con nuevos parámetros.

Las estructuras actuales responden al quehacer de los partidos tradicionales y esto significa que entre un proceso electoral y el siguiente, se crean muchos partidos nuevos pero con los mismos actores, dice Barrena.

Un fenómeno inédito es la aparición de dos grupos políticos derivados de movimientos ciudadanos. El primero a mencionar es Semilla, que se conformó durante las protestas de la Plaza y cuyo secretario general, Samuel Pérez, da a conocer que hasta el momento, cuentan con aproximadamente la mitad de las firmas que necesitan para inscribirse, aunque muchos de los listados todavía son analizados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

A diferencia de las democracias consolidadas,  en Guatemala la LEPP impone barreras a los grupos que comienzan a conformarse como partidos. Por ejemplo, en España existen unos 4 mil partidos políticos. Ahí, las barreras están para entrar al Congreso, donde apenas llegan unos cuatro partidos, a diferencia de Guatemala, donde muchos personajes resultan electos diputados sin que los votantes sepan de quién se trata”.

Además de las 23 mil adhesiones que necesitan, Pérez comenta que han expandido su organización departamental, con presencia en 16 departamentos y 13 filiales, de las 12 que exige la LEPP. Para reunir las firmas e inscribirse, tienen hasta junio de 2019, comenta.

Entre los fundadores de Semilla está Juan Alberto Fuentes Knigth, el ex ministro de Finanzas de Álvaro Colom recientemente vinculado al caso Transurbano. Fuentes renunció al movimiento, señala Pérez.

Otra de las ex funcionarias que expresó en sus redes que es parte de Semilla es Lucrecia Hernández Mack, señalada por el actual ministro de Salud por contratar a más de 4 mil digitadores, de los cuales 1 mil no tenían equipo de cómputo.

La visión optimista de Pérez es compartida con el dirigente del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), Mauro Vay, quien asegura que para completar las firmas necesarias, tienen pendientes 1,500.

Llevamos 21 mil firmas, tenemos tres mil en proceso, a pesar de que nos rechazan aproximadamente el 50 por ciento de las firmas presentadas. Nos han depurado, han sacado a bastante gente”, comenta.

Codeca se ha dado a conocer por las manifestaciones y bloqueos que suele organizar tres o cuatro veces al año en diferentes puntos del país. Hace dos años esa organización hizo pública su intención de replantear el Estado, a partir de una Asamblea Nacional Constituyente. Y ese es el norte de su actividad política, ahora como el comité pro formación de un partido al que poco le falta por estar inscrito y lleva el nombre de Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP).

Somos un movimiento que agrupa a sindicatos como el del Hospital General San Juan de Dios, a organizaciones como la Conferencia de Iglesias Evangélicas de Guatemala (CIDEG) y académicos, tal como el escritor Mario Roberto Morales”, afirma Vay, quien añade que en 2019, participarán con candidatos a todos los puestos de elección popular.

Varias organizaciones de ese movimiento han implementado acciones poco ortodoxas para protestar contra diferentes situaciones que consideran injustas. Los bloqueos en las carreteras son los que han motivado mayor descontento, especialmente entre transportistas, ciudadanos que se desplazan a sus lugares de trabajo e incluso personas con emergencias de salud quienes han resultado afectados.

Cuando vote, que no le den “gato por liebre”

Entre quienes dirigen los partidos inscritos y las organizaciones que están en proceso de inscribirse, es casi imposible encontrar “caras nuevas”. La mayor parte de quienes aspiran a ser diputados, alcaldes o mandatarios de la Nación ha participado en más de una elección.


Otros han ejercido como funcionarios, tal es el caso del ex ministro de Salud durante el gobierno de Alfonso Portillo, Mario Torres, secretario general del partido Unidos. Torres también ha sido diputado al Congreso.


Recientemente circuló un video que presenta al partido Valor, nombre actual del Partido Liberal Progresista (PLP), cuya figura central es la ex diputada Zury Ríos Sosa, quien ha sido diputada por el Frente Republicano Guatemalteco (FRG), y en la campaña de 2015 fue candidata presidencial por Visión con Valores (Viva). La secretaria general de Valor es la licenciada Ana Ingrid Bernat Cofiño, candidata al Parlamento Centroamericano por Viva en 2015.

El comité para constituir al Partido Popular (PP) tiene como secretario general al diputado del Movimiento Reformador (MR), Jorge Leonel Arévalo Canales. El MR no fue uno de los partidos que “colocó” bancada en el Congreso. Fue constituido por tránsfugas de Líder  y el Partido Patriota (PP), luego de que esas dos organizaciones se atomizaran por diferentes señalamientos.

Arévalo Canales es un bachiller nacido en 1986. Hijo de un diputado eferregista, los medios de comunicación han informado que su padre es quien lo asesora. Canales llegó al Congreso sustituyendo a Ernesto Calachij, uno de los tantos diputados con antejuicio, aunque había participado como candidato a diputado distrital del Quiché, representando a Líder.

Durante su gestión no ha presentado iniciativas de ley, aunque participa en siete comisiones de trabajo. Según analistas políticos, no es correcto que el representante de una bancada sea al mismo tiempo secretario general de un comité para conformar otra agrupación.

Sin embargo, esta es la manera en la que está conformado el quehacer político del país y lo único que puede hacer el ciudadano de a pie, es buscar toda la información posible sobre las organizaciones y candidatos de su preferencia. Porque si lo que busca es una “opción nueva”, es posible que le den gato por liebre.

 

Total
237
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.