Escrito hace 69 años como la narrativa de “una experiencia personal, memorable y espiritualmente fructífera”, el libro Así nació Israel. Un país fuera de lo común en circunstancias extraordinarias, de Jorge García Granados, es una lectura obligatoria para quien quiera conocer los antecedentes de las relaciones diplomáticas entre Israel y Guatemala.

Libro Así nació Israel
Libro Así nació Israel

Equipo Editorial Perspectiva

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, cientos de miles de judíos quedaron desperdigados por toda Europa. Ningún país quería recibirlos y muchos de estos refugiados, especialmente los de Europa Oriental, tampoco querían regresar a sus países. Desde 1937, narra García Granados en su libro, Inglaterra había propuesto dividir el territorio de Palestina en dos estados: uno árabe y el otro judío.

En 1948 se comenzó a considerar la implementación de esa propuesta. Estaba por terminar el mandato británico en Palestina y Jorge García Granados era el embajador ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), recién constituida.

Representaba al gobierno de Juan José Arévalo, integrado por un grupo de intelectuales, entre ellos el canciller Enrique Muñoz Meany y el diplomático Jorge Luis Arriola.

Debido a sus encendidos discursos y su carácter decidido, fue llamado para integrarse a la Comisión Especial para el Problema de Palestina (UNSCOP, siglas en inglés), de la cual llegó a ser presidente.

La comisión mencionada estaba integrada por Yugoslavia, Irán, Canadá, Checoslovaquia, Holanda, Perú, Suecia, Uruguay, India, Australia y Guatemala, que fue designada “por hallarse muy lejos y por carecer de intereses económicos o políticos en el Medio Oriente”, dice en el prólogo Nahum Megged, de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Como cabeza de la UNSCOP, el guatemalteco visitó diferentes comunidades y poblaciones en todo el territorio palestino, donde conversó con líderes árabes y judíos, en un contexto de dos posguerras: la mundial, y la lucha de independencia en la que participaban grupos de árabes pero también varios jóvenes sionistas que se oponían al dominio inglés y realizaron diferentes atentados y acciones armadas contra Gran Bretaña.

Diplomático y humanista

Jorge García Granados fue un diplomático de carrera con estudios en la universidad de La Sorbona, en París. Durante la dictadura de Jorge Ubico estuvo exiliado y representó al gobierno de Juan José Arévalo como embajador en Washington y posteriormente, como presidente de la UNSCOP.

Por lo menos dos ciudades en Israel tienen calles con su nombre y participantes en la representación diplomática judía de aquella época describen al guatemalteco como una personalidad inquisitiva, “era el suyo un duro y penetrante indagar”, narra Tov, quien agrega:

“La percepción de la delegación judía respecto de nuestro personaje no fue fácil; sin duda sus representantes veían que se trataba de un ser independiente, a quien no se puede presionar por fuerza o usando la Biblia”.

Las conclusiones a las que llegaría este personaje independiente eran un misterio para los miembros de la naciente diplomacia judía, mientras él se ocupó de recopilar toda la información posible, hasta estar convencido de que era necesario constituir el Estado de Israel.

La UNSCOP se desplazó y realizó entrevistas por los campos de refugiados judíos en Europa, conoció las cooperativas agrícolas (kibutz), rodeadas por árabes hostiles, se entrevistó con las más altas autoridades judías y con los representantes árabes.

Jorge García Granados
Jorge García Granados

García Granados emitió su voto a favor de la partición y poco después, fue el primer embajador guatemalteco en ese país, que durante décadas mantiene vigente el reconocimiento a su acción.

Uno de los miembros de la delegación judía en 1947, Moshé Tov, describe al diplomático guatemalteco en su libro El murmullo de Israel: “Pocas figuras contemporáneas alcanzaron la estatura moral de García Granados”.

Total
178
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.