Algunos de los puestos públicos en Guatemala son muy codiciados. Entre estos, la jefatura del Ministerio Público (MP) y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

Redacción

Para este artículo se revisaron las páginas oficiales de tres instituciones del Estado: el Ministerio Público (MP), la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y la Procuraduría General de la Nación (PGN).

Los datos sobre sueldos y salarios son parte de la información pública que las instituciones deben colocar en sus páginas de internet. Sin embargo, pocas son las que cumplen con este requisito. Por ello se consideraron tres instituciones que mantienen esta información actualizada.

La distribución de puestos y salarios en el Estado es un fiel reflejo de la distribución a nivel empresarial. El Fiscal General o el Procurador de los Derechos Humanos tienen sueldos muy similares a los de un gerente en la región centroamericana, según lo que indica la página del Sistema Empresarial de Información Salarial (SEIS).

Los salarios de los tres funcionarios que aparecen en las páginas institucionales: PGN, MP y PDH, equivalen a los de gerentes locales que consigna el SEIS de 2017, en tanto que un gerente regional puede alcanzar los US$ 12,321 (aproximadamente Q91,555).

El SEIS consigna que un gerente local en Guatemala percibe US$ 6,678 mensualmente, lo que aproximadamente equivale a Q49,623. Este es el promedio mensual que perciben los funcionarios que encabezan las instituciones citadas: Fiscal General, Q49,986; PDH, Q46,447 y PGN, Q39,055.

Sin embargo, a diferencia de los gerentes locales de la iniciativa privada, los funcionarios gozan de una serie de prebendas, como gastos de representación, bonificaciones especiales, viáticos y pago de diferentes servicios: teléfono móvil y automóvil institucional, entre otros.

En el SEIS se da a conocer que, de los gerentes, directivos y ejecutivos analizados en el estudio citado, el 6% usa automóvil de la empresa; un 8% goza de bono vacacional; el 14% dispone de un celular pagado por su empresa; y al 17% se le reconoce la depreciación de su vehículo. En tanto, el bono por logro de metas está entre el 34% y el 45%.

El reconocimiento a los resultados es inexistente para los funcionarios de todo nivel en el Estado, desde quienes encabezan las instituciones, quienes perciben más de Q40 mil mensuales, a quienes tienen un pago cercano al salario mínimo (poco más de Q2 mil).

En este sentido, los pactos colectivos son el ejemplo de bonificaciones extras y pagos anuales, mensuales o trimestrales que equivalen a la totalidad del salario de quien los goza (incluyendo a todos los niveles).

Está ampliamente documentado cómo los empleados de las instituciones que tienen pactos colectivos firmados, disponen de una diversidad de incentivos adicionales y muy superiores a lo que se considera el estándar para cualquier trabajador del sector privado.

Sin embargo, para obtener cualquiera de esas prebendas, es suficiente con ser trabajador de esa dependencia. No existe un mecanismo para premiar la excelencia, la honradez o la productividad y al mismo tiempo, aspectos como los viáticos o las compras directas reciben poca atención en términos de fiscalización.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Análisis, artículos e información.

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.