Dr. Virgilio A. Cordón

Muchas organizaciones fracasan en su desarrollo estratégico porque confunden temas corporativos, con funcionales y tácticos.  Mientras que otras, consideran únicamente su estrategia comercial como base”.


La  estratégia corporativa es el desarrollo aplicado a la actual misión, visión y valores de la organización en las condiciones actuales y previstas en las que se encuentra, con la finalidad de determinar una ruta que permita la toma de decisiones coherente y en un período de tiempo específico para alcanzar los resultados previstos en el futuro.


“La estrategia corporativa define quienes somos, la funcional define cómo lo haremos y la operativa define quién hará qué”.

Se desarrolla mediante un proceso sistemático con una serie de preguntas que formulan la misión y visión que permiten definir claramente quienes somos, para quienes servimos, cómo lo hacemos y cómo queremos ser reconocidos en el futuro.   En esta fase, deben participar accionistas, directores y Gerencia General ya que son los que tienen mayor conocimiento de la organización y del mercado para tener la perspectiva correcta.  El siguiente paso es el desarrollo de la estrategia funcional, el cual debe responder (basado en la estrategia corporativa) el “cómo” se hará lo propuesto en la etapa anterior basado en los objetivos estratégicos que cada una de las áreas de la organización debe realizar para unificar y enfocar los esfuerzos de todos. Existen varias metodologías para la creación de objetivos, dependiendo del nivel técnico de la organización.  Yo uso la metodología SMART (específico, medible, alcanzable, realista y con tiempo definido) ya que proporciona la información requerida para el desarrollo de un objetivo.  Yo considero que debe de haber pocos objetivos para cada área, con la finalidad de que no se pierda el enfoque, se maximicen los recursos y se le de el adecuado seguimiento.

Lo que he encontrado es que algunas empresas definen muchos objetivos para cada área y eso dificulta su gestión.  En esta fase, recomiendo que se trabaje su desarrollo en conjunto la Gerencia General con los gerentes departamentales o supervisores.  Cuando se trabaja de esta forma, se logra lo que se conoce como sinergía, lo cual evita el error común de que exista una estrategia pero cada quien la interpreta como mejor le parece.

Una estrategia funcional debe dar claridad a la organización en varios aspectos:

a) establecer una diferencia competitiva clara y clave en la que se sustentará la estrategia comercial

b) tener claridad en la posición que ocupa en el mercado, usando como herramienta el FODA

c) enfocar a la organización, darle sentido de propósito y optimización de su recursos

La última fase es la estrategia operativa, en la cual de forma simple es la definición de quién, cómo, cuándo, dónde y con qué se desarrollarán cada una de las estrategias funcionales desde la perspectiva de cada departamento involucrado.  Dicho de otra forma, cada una de las áreas debe tomar un objetivo funcional y definir claramente como pueden contribuir al objetivo planteado desde su particular posición para que entre todos alcancen los objetivos planteados y se cumpla la estrategia corporativa.  En ésta fase es vital que participen colaboradores operativos, ya que ellos son los que al final implementarán el plan y los más interesados en que se ejecuten los cambios.  Éxitos

Total
24
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.