Una de las brechas más importantes identificadas por la Política Nacional de Competitividad es que Guatemala necesita fortalecer más el emprendimiento y los ecosistemas de crecimiento en el país. Esto es una agenda clara para cualquier alcalde, especialmente aquellos del área metropolitana y en las ciudades intermedias.


Según la metodología de la Plataforma de Ecosistemas de Emprendimiento de la Universidad de Babson, una ciudad debe enfocarse en promover todos los ejes relacionados al crecimiento integral de una empresa. En este sentido el enfoque debe ser articular, claramente con todos los actores que se relacionan con la empresa, para reducir cualquier cuello de botella que no les permita crecer a su máximo potencial. Estos actores pueden estar relacionados a la política, finanzas, cultura, entidades de soporte, instituciones de formación y mercados.


Aquellos alcaldes que logran comprender que los actores políticos sean estos ministerios, instituciones autónomas o líderes de cámaras empresariales, así como de organizaciones sindicales, tienen una influencia importante en acelerar el crecimiento empresarial, son aquellos líderes que generan políticas municipales claras, para que los municipios se sientan orgullosos de las empresas que logran generar un plan de progresión enfocado en aumentar los clientes, la capacidad y el flujo de caja en sus respectivos municipios.

Para ello, es importante que desde todo el Concejo de cada corporación municipal se tenga una idea clara de cómo las inversiones en agua, saneamiento, comunicaciones y servicios públicos, así como acceso a parques, banquetas y sistemas que prioricen al peatón, pueden apoyar a crear una cultura urbana capaz de fomentar el emprendimiento de manera acelerada, conectando a las ciudades con la infraestructura vial y multimodal, necesaria para poder crecer.

El hecho de que una municipalidad comprenda que es por medio de la interrelación de todos los actores del ecosistema, que se logran construir espacios públicos dinámicos que fortalezcan la movilidad ordenada y generar el apoyo de los medios de comunicación, hacia crear una cultura de crecimiento, en esa medida es que las ciudades pueden aumentar el ingreso de su población y fomentar con ello que más personas se sientan atraídas a vivir e invertir en esos municipios.

Las entidades de soporte de los grupos de sociedad organizada deben ser capaces de apoyar los esfuerzos del Concejo para que cualquier permiso, licencia, arbitrio o política municipal sea capaz de sumar con ello al ecosistema de crecimiento de la ciudad en la que se realiza. Esto implica necesariamente introducir tecnología y los manuales o procesos más ágiles para que sea fácil para los emprendedores cumplir con los requerimientos establecidos de una manera eficiente y pertinente.

Es fundamental que los alcaldes tengan una relación franca, ágil y dinámica con las universidades y organizaciones de formación, que les permita tener los mejores procesos hacia el aumento de las capacidades necesarias en el municipio y lograr que el capital humano esté adecuadamente formado a las necesidades de crecimiento que las empresas requieren. Esto también es importante para que las corporaciones y empresas nacionales coordinen con alcaldes propositivos en beneficio de todo el crecimiento del ecosistema.

Si todos los alcaldes apoyan los ecosistemas de crecimiento de sus ciudades, pronto tendremos aceleradoras en todo el país y estaremos siendo una nación virtuosa que sabe que el capital siempre sigue al crecimiento.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.