Por Ivan Buitron

¡Si Guatemala tiene todas las condiciones para ser un país exitoso, que nos está pasando! El problema principal es que muchos no quieren ver lo que está claro, la mayoría de la población guatemalteca vive en pobreza y pobreza extrema, y sólo un 30% accede a los beneficios del éxito guatemalteco.

A pesar de que el país cuenta con recursos naturales, con una posición privilegiada, con microclimas envidiables en regiones variadas y diversas y que se ha demostrado que se puede lograr el éxito, la mayoría de los guatemaltecos no la pasan bien y esto no tiene justificación.!

Es por todos conocido que los guatemaltecos son trabajadores incansables y con un don de gente excepcionales, que los productos guatemaltecos están entre los mejores del mundo. Por eso la gente está cansada, porque su trabajo y sacrificio diario no se retribuye en una mejor calidad de vida, porque se merecen un presente y un futuro de calidad.!

Tanto sacrificio no se revierte en servicios básicos, educación de calidad, transporte, infraestructura, justicia, funcionamiento de la institucionalidad pública y sobre todo, la gente está sometida a una violencia cotidiana producto de la descomposición social, extorsiones, robos, violencia física, violencia política y por supuesto una pérdida acelerad a de valores que no se recuperan en el corto plazo, necesitamos líderes con valores claros y que prioricen a Guatemala, una agenda país y no sus intereses particulares o sectoriales.

Somos testigos cotidianos de escándalos en el saqueo del Estado, en el abuso del poder político, administrativo y financiero. En los tres poderes del Estado hay una clara cooptación de mafias e intereses muy oscuros que tienen secuestrado el país.

Y lo que es peor, que quienes se suponen defienden a los trabajadores y representan a los sectores menos favorecidos, como los sindicatos del sector público, son parte de estas estructuras de corrupción que saquean el Estado y tienen privilegios que no tiene ningún guatemalteco que estos funcionarios están obligados a servir.

Joviel Acevedo y su secuestro de la niñez y la educación, del futuro de Guatemala es lo más patético que vemos, con la complicidad vergonzosa de Presidentes y Ministros que se someten a su extorsión y chantaje. Si vemos los indicadores de educación, infraestructura y calidad son los peores! Esto tiene que parar.! Nuestras escuelitas dan vergüenza!.

Y cómo podemos salir adelante.? Pues en primer lugar proponiéndose tener una agenda país, con objetivos y metas de corto, mediano y largo plazo!. Eliminando la política clientelar con fines de enriquecimiento ilícito a costa del bienestar de la mayoría de los guatemaltecos.

Equilibrar los indicadores macroeconómicos y mejorar considerablemente los indicadores sociales sólo se puede lograr con un consenso entre los principales sectores de la sociedad, para la construcción de una agenda país con la participación de los sectores más importantes y con representación en la vida nacional. Priorizar el objetivo principal de reducir la pobreza a través de la generación de fuentes de empleo, infraestructura productiva, industrial, tecnológica, acceso a mercados para que generen ingresos a los hogares de Guatemala.

De los líderes y partidos políticos necesitamos un programa País con una agenda clara de salir de la política clientelar y dedicar todos los esfuerzos, prioridades y presupuestos a la reestructuración del Estado y sus instituciones, al gobierno electrónico, a la ley de servicio civil, priorizar inversiones en infraestructura productiva de calidad que posibilite lo que otros países han realizado con mucho éxito como por ejemplo convertir al Sector Turismo cómo una de sus principales fuentes de desarrollo y de generación de ingresos al país.

Pero para eso hay que invertir, entender que el presupuesto no es para gastos indiscriminados y privilegios para un pequeño grupo de corruptos a quienes no les interesa el país y mucho menos su gente. Basta de blindados para todos los funcionarios de baja autoestima, anillos de oro, alfombras rojas, helicópteros a su servicio, gustos opíparos mientras en Guatemala la mayoría la pasa muy mal. Esto da vergüenza.!

También del lado de los que dicen que representan a los pobres hay los mismos vicios. Fanatismos y fundamentalismos que piensan incluso que 20 millones de personas podrían vivir con economías solidarias y de intercambio, eso ya no es posible. La escala y la dimensión de las necesidades de la población demandan el esfuerzo serio del Gobierno y de todos los sectores.

Aquí se necesita el turismo, el comercio, la industria, la exportación, los mercados locales, la producción regional, el desarrollo rural, el manejo de los bosques, el manejo del agua, todos trabajando coordinados y cuidando que el país salga adelante porque si no lo hacemos, pasa lo que ya está pasando cada vez con más frecuencia en nuestros países hermanos y en nuestra querida Guatemala.

Sin duda lo podemos lograr, podemos ser un país exitoso, competitivo, con la mayoría de la población accediendo a una vida digna. Para comenzar hay que disminuir de forma prioritaria la pobreza mediante un agresivo programa de inversión en infraestructura productiva y social para preparar a la población para acceder a empleos e ingresos dignos para sus familias. Sin carreteras, sin créditos, sin apoyo a la generación de empleo urbano y rural no se logrará.

Si accedemos a prestamos estos no pueden ser destinados a gasto, a funcionamiento, hay que invertirlos en infraestructura productiva, que genere ingresos y empleos a la economía. A la política clientelar no le interesa el bienestar de la población o el desarrollo del país, le interesan los privilegios personales, el enriquecimiento ilícito.

Tenemos que convertir cada rincón de Guatemala en un lugar exitoso, pujante, esto implica priorizar el empleo, el desarrollo económico y social y cero tolerancia a la corrupción, al narcotráfico, a las mafias y a sus cómplices, escogiendo a líderes que sueñen con un futuro digno para toda Guatemala.!

Total
13
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.