Por Mauricio Garita 

Uno de los temas más interesantes con los que me he encontrado en ortografía es la regla y la excepción. Recuerdo una en particular que se escribe con la letra equis (x) antes de la pr y pl como exprimir o explicar pero que existe la excepción cuando es una palabra como esplendido. Lo interesante en estos procesos es que en episodios de la vida nos partimos en dos, en preguntarnos si somos la regla o si somos la excepción. Muchas veces por más que queramos ser la excepción somos la regla.


Cuando buscamos un cambio, la resistencia primaria es la de hacernos creer que somos la excepción. Que claro, como a otros no les ha funcionado, en mi caso va a ser sumamente simple y que no será doloroso ni complicado. ¿Qué sucede cuando somos la excepción? Me recuerdo cuando dejé de fumar, fue un proceso realmente sencillo, estaba de viaje en Madrid cuando encontré un libro espectacular de Allen Car titulado Deje de Fumar. Leí el libro con detenimiento mientras fumaba y cuando llegué al final ya no fumaba. Nunca comencé el proceso pensando que era la excepción sino que pensé que era la regla. Conozco lo difícil que es fumar, lo difícil que es dejar algo que es adictivo, pero en este caso no fue así.


Cuando buscamos un cambio, la resistencia primaria es la de hacernos creer que somos la excepción.
Ahora bien, hace unos cuarenta días decidí dejar de comer azúcar, carbohidratos y comer una vida hacia algo más limpio. En este caso si fue difícil. Me costó el dejar de comer azúcar, acostumbrarme a tomar decisiones que llevaran hacia un mejor estilo de vida día tras día. A hacer algo una y otra vez dejando, curiosamente, algo tan adictivo como el azúcar. En este caso fui claramente la regla.

Comparto ambos procesos por dos razones en específico. Muchas veces el creer que somos la excepción no nos permite tomar acciones que nos van a ayudar para ser mejores. Tal vez terminemos siendo despedidos de un trabajo y decimos que seremos de esas excepciones que consiguen trabajo otra vez en una semana, y que si terminamos siendo la regla. Y que si los meses pasan y no consigues trabajo pero sigues pensando en que eres la excepción. Que si piensas que la empresa, que en estos momentos se encuentra mal financieramente, saldrá de esto porque será la excepción. Tal vez es una regla porque ha faltado administración, control en las finanzas o invertir en el personal. Que tal si tan sólo en lugar de pensar que somos la excepción, pensamos en la capacidad que tendríamos si pensáramos que somos la regla. Si pensáramos que necesitamos hacer un cambio.

Lo anterior me llevó a pensar en como entonces pasar de la excepción a ser excepcionales. Creo que la manera más sencilla de lograrlo es primero analizar la situación actual. Pensar en cuantos negocios quedan en el tintero, cuantos negocios terminan quebrados, cuantos negocios no son cumplidos y pensar que un negocio que está dando trabajo hoy, sobreviviendo, viviendo o disfrutando es una excepción y no una regla. Pensar en que si en estos momentos usted se encuentra casado en un matrimonio feliz está en una excepción y no en una regla, que si está en el trabajo de sus sueños e inspirado está en en una excepción y no en una regla. Entonces, ¿cómo llegamos a tener una vida excepcional? La manera más sencilla es trabajar día a día para que a pesar de la regla podamos en ella saltar para ser excepcionales.

Lo anterior sólo es posible si cree que tiene una opción, que la excepción no se da por casualidad sino por trabajo. Que la excepción es dedicación, es una historia de día a día, es un esfuerzo en los momentos en que no existe energía, es fe, es creer, es ver más allá del momento en el que uno se encuentra. Es estar cansado y levantarse, es estar triste y soneír, estar preocupado y ocuparse, es simple y llanamente vivir. Tal vez podemos pasar a ser excepcionales si tan sólo entendemos que la regla es un lugar de enseñanza y que la excepción es un lugar de crecimiento. Con ambas podemos lograr lo que queramos.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.