María Alejandra Alquijay Aguilar

Por: María Alejandra Alquijay Aguilar


 

Un currículum vitae va más allá de ser un documento informativo que contiene datos personales, logros académicos y un detalle de la experiencia laboral que se ha logrado a la fecha. Un currículum vitae puede ser incluso el primer contacto y por lo tanto, la primera impresión, que los directivos de una empresa puedan formarse acerca de un candidato. He ahí el valor de trabajar un CV lo suficientemente completo y sobretodo, auténtico.

Actualmente, existen un sinfín de plataformas que ofrecen plantillas gratuitas para realizar currículums. Si bien es cierto que puede ser beneficioso hacer uso de estas plataformas, es importante imprimir en el currículum un sello único que lo distinga del resto de currículums. El mercado laboral es cada vez más competitivo y lo que se busca es a un candidato (y por lo tanto, un currículum) que sobresalga y se distinga de los demás. El objetivo de este documento es despertar el interés de la contraparte a fin de concretar una entrevista y dar así, paso a las siguientes etapas de reclutamiento y selección en una empresa. Un currículum debe ser concreto y sencillo. En ocasiones, se cree que mientras más información se incluya en el mismo, mejores resultados se obtendrán en la aplicación. Ello no es necesariamente cierto e incluso, una gran extensión del documento puede provocar que se pierda el interés en el mismo.


 

En los antiguos modelos de currículum usualmente, se enumeraban los títulos académicos obtenidos y, los puestos desempeñados a la fecha. Ahora, se busca que dichos currículums profundicen más tanto  en áreas funcionales, como, en las competencias del candidato. Es decir, que acompañando a los puestos desempeñados, se incluya una breve descripción de la experiencia y los logros obtenidos en cada puesto. Asimismo, los aprendizajes adquiridos,  habilidades desarrolladas y fortalezas que hacen del candidato, el postulante más  atractivo para la empresa.


 

De la misma manera en que solemos cuestionamos acerca de la necesidad real que buscamos satisfacer en un cliente, al fabricar un producto; es importante cuestionarse, ¿qué necesidad busca satisfacer la empresa al contratar a un aplicante (a una plaza en específico)? En ese caso, ¿qué información sería relevante -a la empresa- saber acerca del candidato? ¿Será más relevante mencionar “Fui Gerente de Ventas en compañía -x- por 1 año.” o “Fui Gerente de Ventas en compañía -x- por 1 año, logrando incrementar el volumen de ventas anuales en 20% respecto al año anterior.”?

Al realizar un currículum, es importante cubrir cinco aspectos clave:

1) Datos personales. Entre ellos: fecha de nacimiento, sexo, nacionalidad, estado civil, número de identificación, teléfono y correo electrónico.

2) Experiencia profesional. Puestos desempeñados a la fecha (incluyendo una breve descripción de los mismos), logros obtenidos en el cargo, período en que se llevó a cabo, nombre de la empresa y, en caso de haber sido una experiencia en el exterior, el país en que se laboró.

3) Formación académica y formación complementaria. Grados académicos obtenidos, año de graduación, nombre de la institución educativa que emitió el certificado/diploma. Asimismo, seminarios, diplomados o cursos adicionales que el candidato haya estudiado y le hayan permitido desarrollar algún conocimiento y/o competencia en específico.

4) Referencias profesionales y personales. Debe seleccionarse cuidadosamente a las referencias que se incluirán en el currículum y sobretodo, solicitar su autorización para ser colocadas en él. Más que incluir amigos, se sugiere incluir a personas que han trabajado con el aplicante y puedan dar testimonio de la calidad del trabajo que desempeña; cómo afronta una situación de estrés, trabaja en equipo, etc. Es importante anotar el nombre completo, número de teléfono y cargo que ocupa dicha referencia en la compañía en que labora.

5) Idiomas y/o otros datos de interés. Lengua materna y de ser el caso, algún otro idioma que se domine, indicando el porcentaje de dominio en términos de conversación, comprensión y escritura. En esta sección puede incluirse también la disponibilidad de horario, vehículo, disponibilidad para viajar y sobretodo, la pretensión salarial.

Adicionalmente, tomar en cuenta:

  • Mientras más específico sea, mayor credibilidad tendrá el currículum. “Específico” no implica necesariamente “más extenso”.
  • Es valioso incluir cómo la contratación del aplicante podría encajar con el perfil que busca la empresa o bien, con las necesidades con las que cuenta el negocio.
  • Deben cuidarse bien las palabras que se utilizan en él, revisando siempre ortografía y redacción.
  • No hay porqué exagerar los logros obtenidos. La honestidad y autenticidad son más valiosas que cualquier logro que se pueda mencionar.
  • Trabajar un formato que sobresalga del resto de currículums que podrían enviar otros aplicantes. El objetivo es diferenciarse.
  • Dependiendo de la plaza a la que se esté aplicando, puede ser valioso realizar el currículum en dos o incluso tres idiomas.
  • A los contratantes no les interesa un currículum que únicamente se ve atractivo, sino uno que demuestre profesionalismo y les permita formarse una clara idea del candidato que posiblemente estarían contratando.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.