El Leganés es el equipo que más cedidos tiene en Primera División. Doce de sus 25 futbolistas en plantilla están a préstamo procedentes de otros equipos. Asunto relevante ante la perspectiva de una ampliación de la temporada actual más allá del 30 de junio, fecha en la que terminan los contratos en Europa. En Butarque crece la incertidumbre y se une al hecho de que sólo tres de esos cedidos lo son con opción de compra. El club apenas puede adquirir unilateralmente los servicios de Juan Soriano, Aitor Ruibal y Roger Assalé, aunque no con los mismos condicionantes en todos estos casos.

En el caso de este último de Roger Assalé, es condición sin equanum que el equipo se mantenga en la máxima categoría. También hay otros condicionantes menores, como el número de partidos que dispute el atacante de Costa de Marfil con los pepineros.

De cumplirse este escenario, la adquisición no será opcional, sino automática. Así consta en el contrato firmado entre Leganés y Young Boys. El precio del atacante rondaría en tal caso los seis millones de euros y se convertiría en el fichaje más caro de la historia del club por delante de En Nesyri y Arnáiz, ambos adquiridos por poco más de cinco millones de euros.

La situación de Soriano y Ruibal

Con Juan Soriano y Ruibal no hay condicionantes. Sólo depende de la voluntad del club por hacer efectivas ambas compras. De Soriano, portero propiedad del Sevilla, no ha trascendido el precio de compra. Su valor actual según la web de tasación Transfermarkt ronda los dos millones de euros.

Ruibal sí tiene precio de adquisición. En su préstamo desde el Betis se fijó que si el Leganés lo quería comprar en propiedad, debía abonar una cifra cercana a los 2,5 millones de euros. Su cesión se cerró poco después de que renovara hasta 2021.

Más allá de estas tres excepciones, el Leganés no guarda posibilidad unilateral de compra en ninguno de los otros nueve cedidos, a saber: Awaziem, Kevin Rodrigues, Marc Navarro, Amadou, Roque Mesa, Óscar Rodríguez, Bryan Gil, Carrillo y Guerrero solo pueden ser adquiridos si sus clubes origen aceptan negociar. De lo contrario, su vínculo con el Leganés termine cuando acabe la actual temporada, un asunto del que todavía nadie tiene clara fecha concreta.

Fuente: AS

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.