El Arsenal hizo públicas las cuentas del club el pasado sábado y tienen un problema económico importante a la vista que se podría solucionar solo con mejorar los resultados deportivos. Este verano hicieron el esfuerzo de traer a Nicolas Pépé por 80 millones de euros y han tenido que despedir a Unai Emery como entrenador, dos gastos con los que no contaban cuando planearon los presupuestos de la presente campaña.

No clasificarse para la Europa League o la Champions League supondría un agujero bastante grande en las arcas del club londinense, según The Times, de 47,5 millones de euros. No cumplir con los objetivos previstos les impediría cobrar las primas de la UEFA, así como el market pool, por no mencionar que seguramente la venta de entradas y el merchandising se vería afectado. Desde 1996, en Arsenal siempre ha disputado una competición europea, pero en caso de quedarse fuera en el presente curso, tendrían serias dificultades para seguir construyendo un equipo competitivo.

Fuente: AS

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.