Golpe de efecto del Athletic. Iñaki Williams ha prolongado su vinculación hasta 2028, por tres años más, y su cláusula sube desde 88 millones hasta 135 millones, el récord en la historia del club (Yuri está en 100).


Se erige en jugador franquicia con el contrato más largo y la cláusula más elevada. No ha querido establecer la fórmula de otros, por ejemplo su amigo Muniain, y quitarse el blindaje. Cuando termine esta vinculación tendrá ya 34 años.


Uno de sus sueños es jugar con su hermano Nico, que brilla ya en el Juvenil A. Este acuerdo llega después del tanteo del Manchester United en el cierre del mercado estival en la Premier, un acercamiento que no llegó a más porque la implicación del canterano con el club bilbaíno es máxima y no tiene pensado moverse.

El equipo de Pogba ya intentó un acercamiento en enero y ha mantenido el interés, sobre todo teniendo en cuenta la salida de Lukaku hacia el Inter. De hecho, sus compañeros destacaron su la enorme fidelidad de Iñaki el miércoles en Roma, cuando se conoció el interés del United, sabiendo que ya había dado el sí a la prórroga del contrato: Dani García reclamó valorar que “gente como Williams esté con nosotros y sienta el orgullo de llevar esa camiseta”. “Si fuese del Madrid o del Manchester, también le ficharía. Estamos orgullosos de que esté en el equipo”, lanzó.

Raúl García, uno de los pesos pesados, aludió a: “Tenemos claro que si está es porque quiere estar. Tiene gente que le quiere porque es un grandísimo jugador, pero no le doy más importancia”.

Williams ha sido una de las referencias de la pretemporada rojiblanca: cuatro goles en cuatro partidos, ya bien adaptado al puesto de nueve. Debutó como león en diciembre de 2014, es decir, lleva 5 años en la primera plantilla y ya suma 204 partidos y 49 goles. Lleva 119 partidos seguidos de Liga y está cerca del récord en Bilbao, en poder de Carmelo (132).

Desde su incorporación del Pamplona en 2012 ha ido pasando por todos los escalafones de la cantera y es considerado uno de los jugadores con más futuro de la entidad. En 2015, ya en el primer equipo del Athletic, cuando lo reclamó Ernesto Valverde, batió el récord de velocidad el 8 de mayo de 2015 alcanzando los 35,71 km/hora, destronando por 18 décimas al valencianista Feghouli y dejando atrás a Cristiano Ronaldo (33,6) y Messi (32,5).

Con Elizegi como presidente se han acometido dos fichajes (Kodro e Ibai Gómez, aunque sobre este pesa la incógnita de si venía ya encauzado por Urrutia) y tres renovaciones de mucho calibre: Yeray, que tiene el mismo agente que Williams, firmó el 18 de julio y amplió por cuatro años más su vínculo, hasta 2026, incrementando la cláusula de 30 a 70 millones y tan sólo dos días después lo hizo Raúl García, por una campaña, hasta 2021, sin cláusula. Ahora ha tenido lugar la del jugador franquicia de la entidad.

Fuente: AS

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.