La ciudad china de Foshan ha distribuido vales electrónicos para incentivar el consumo, como lo han hecho otras ciudades del país asiático para rescatar su economía, que se ha visto afectada por el brote de la neumonía COVID-19.

A partir de abril, los habitantes de la ciudad, ubicada en la provincia meridional de Guangdong, pueden recibir vales en Alipay, el servicio de pago en línea de Alibaba, o mediante una plataforma de aplicación oficial. De esta forma podrán disfrutar de un reembolso en efectivo a la hora de realizar pagos en tiendas físicas.

La medida también incluye a los turistas.

Los cupones electrónicos, valorados en 100 millones de yuanes (unos 14 millones de dólares), se entregarán en cuatro rondas. En la primera se distribuirán 300.000 vales por valor de 30 millones de yuanes, los cuales pueden ser utilizados en toda la ciudad en tiendas físicas en sectores que incluyen la restauración y el turismo.

A principios de marzo, las autoridades chinas publicaron una directriz destinada a incentivar el consumo y liberar el potencial del mercado interno para amortiguar el impacto de la epidemia en las actividades económicas.

Numerosas ciudades han respondido al llamado con programas de vales, incluidas Ningbo, Hangzhou y Jiaxing, todas en la provincia de Zhejiang, y Nanjing, en la vecina provincia de Jiangsu.

Fuente: Xinhuanet

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.