Los ministros de Trabajo de Portugal, José António Vieira da Silva, y España, Magdalena Valerio, subrayaron hoy en Lisboa su voluntad de impulsar estrategias conjuntas en la UE y suscribieron un convenio que duplica las actividades comunes en materia laboral.


El acuerdo para 2019-2020 contempla unas 40 actividades conjuntas en temas de empleo, Seguridad Social, relaciones laborales, condiciones de trabajo, economía social y asuntos europeos.


Además, amplia el ámbito de cooperación e incluye organismos comunitarios como el Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO).

Valerio subrayó el “excelente estado de las relaciones bilaterales” y el ministro luso destacó que los dos países tienen “una lectura ibérica muy semejante en cuanto a desafíos y respuestas”.  “Es necesaria más Europa. Nuestros países necesitan más Europa y Europa necesita más de España y Portugal”, añadió Vieira da Silva.

Los ministros admitieron que el “brexit” crea una situación “poco deseable” pero coincidieron en la fortaleza de la Unión Europea para afrontar el desafío de la marcha británica.

Me gustaría que hubiera otro referéndum y que el Reino Unido se quedara en la Unión Europea. Es necesario más Europa”, afirmó al mismo tiempo la ministra española.

Valerio destacó que, en caso de un “brexit” sin acuerdo, el Gobierno de Pedro Sánchez velará por los derechos de los más de 100.000 españoles que trabajan en el Reino Unido y de los cientos de miles de británicos residentes en España, en su mayoría jubilados, y observará con especial atención la situación en el Campo de Gibraltar.

Ambos rechazaron las visiones catastrofistas sobre el futuro de la UE porque, según Vieira da Silva, el “brexit” “no tiene que traducirse necesariamente en una caída de la economía ni un empeoramiento del empleo” en la zona euro.

Europa tiene hoy más instrumentos para responder a las crisis, instrumentos de inversión, estabilidad y apoyo al empleo”, agregó.

También Valerio se refirió a la salud de las economías de los dos países y lamentó la constante referencia a la ralentización del crecimiento, como una suerte de “profecía autocumplida”.  La zona euro, agregó el ministro luso, “no puede ser un espacio de divergencias, sino un instrumento de refuerzo de Europa”.

La reunión, explicó Valerio, permitió también revisar temas relacionados con migración y con las iniciativas para atraer a emigrantes nacionales, como el “Programa Regresar” impulsado por el Gobierno del socialista António Costa en Portugal, basado en incentivos fiscales.  También admitió que España estudia algunas medidas similares, pero no concretó si habrá también rebajas fiscales para los retornados.

La ministra concluirá este lunes su visita a Lisboa tras asistir a la entrega del premio António Dornelas, que otorga Portugal a trabajos de investigación relacionados con temas laborales.

Fuente: eldiario.es

Total
2
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.