Los precios del petróleo subieron alrededor de un 1 por ciento el viernes y anotaron su mayor alza trimestral en una década, ya que las sanciones de Estados Unidos contra Irán y Venezuela así como los recortes al bombeo de la OPEP+ contrarrestaron temores a una desaceleración económica mundial.


Los futuros del Brent  ganaron 57 centavos, o un 0,84 por ciento, a 68,39 dólares por barril, con un alza de un 27 por ciento en el primer trimestre. El West Texas Intermediate  en Estados Unidos subió 84 centavos, o un 1,42 por ciento, a 60,14 dólares el barril y anotó un avance de 32 por ciento en el período enero-marzo.


Para ambos referenciales, el primer trimestre es el mejor período de tres meses desde abril-junio de 2009, cuando ambos ganaron sobre un 40 por ciento.

Los precios han sido apoyados durante gran parte del año por el acuerdo de la OPEP y de aliados como Rusia de recortar su producción en 1,2 millones de barriles por día, que comenzó oficialmente en enero.

Las sanciones de Estados Unidos contra Irán y Venezuela, ambos miembros del bloque, también han apuntalado el valor del barril. Además, Washington está presionando a operadores para que cesen sus negocios con Venezuela.

 

Total
1
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.