Hay quienes dicen que la experiencia es la mejor escuela, y en el emprendimiento, pareciera ser la única. Hoy en día las barreras de entrada para comenzar un emprendimiento son menores, pero debes darte cuenta de que esa puerta se ha abierto para ti y cientos más. Por eso tendrás que prepárate para subirte al ring de los negocios y enfrentar a la competencia, en donde no solo la capacidad será tu rival, pues la voluntad y la tenacidad pueden conducir tu carrera al éxito.


Muchos de los grandes y fuertes emprendedores que llevan años en el cuadrilátero del emprendimiento, están dispuestos a compartir sus experiencias y consejos. Por eso es recomendable que expandas tus horizontes, te acerques, y no tengas miedo de preguntar. Valdría la pena hacer este ejercicio con emprendedores en distintas etapas de su carrera, no solo con los consagrados. 


Podrías encontrar más conocimiento aplicable en aquel emprendedor que va un par de pasos más adelante que tú, que de aquel que ya está viendo desde la meta. Probablemente el primero tenga más vivida la experiencia reciente, o el entorno y obstáculos hayan cambiado en un corto espacio de tiempo. “La batalla es ganada lejos de los espectadores, detrás de las líneas, en el gimnasio y en el camino, mucho antes de bailar bajo los reflectores”, dijo alguna vez Muhammad Alí.

Aunque sea una, dos o tres caídas, nunca te rindas

El éxito de un campeón es algo difícil de opacar, pero un emprendedor con trayectoria ascendente puede llegar a ocupar escenarios importantes. Hay quienes cuestionarán si sus contactos fueron los responsables del éxito, o si en verdad, el arduo trabajo del emprendedor redundó en una red de personas valiosas que se sumaron a su visión.

Otros asegurarán que el éxito era algo ya seguro, pero sólo él sabrá el verdadero precio que tuvo que pagar. El precio es preparación, ejecución y desvelo, el compromiso con sus clientes, equipos y socios, además de los sacrificios que hizo para poder ocupar ese lugar que se ganó. Así como en ocasiones uno mismo puede ser el activo más valioso, es triste ver que también puede ser su peor enemigo.

En el libro de The Success Equation de Michael Mauboussin, el autor plantea que el éxito es producto de una combinación de talento y suerte. Nosotros podemos y debemos trabajar en generar y nutrir este talento, pues este depende de nosotros. Los miedos también pueden nublar la visión del emprendedor y disuadirlo de perseguir su objetivo, por lo que es imperativo sacudir esos obstáculos internos.

Cada vez más empresarios exitosos comentan sobre los beneficios de la meditación. Este ejercicio nos apoya a estar presentes y da sentido a la relevancia de tener perspectiva. Es a través de algunas variantes de este hábito que algunos obtienen claridad, paz o logran enfocarse en superar limitaciones internas.

Otra manifestación de volverte tu peor enemigo, puede ser la desidia. Una derrota categórica esta garantizada para la pelea que ni siquiera se llevó a cabo. Si en verdad tienes una idea valiosa, sacúdete la pereza y ponla a prueba. Platícala con tus amigos, investiga al respecto, escribe sobre ella. Escribir ayuda de manera significativa a tener claridad, convéncete y muévete.

“Todo mundo tiene un plan hasta que recibe un golpe en la cara” dice Mike Tyson. El famoso Iron Mike nos regala esta frase legendaria dejando entrever un consejo valioso. Un golpe de realidad nos hará ver las deficiencias de nuestro plan, incluso el de nuestros planes alternos.

Podemos rendirnos y esperar la cuenta hasta 10 o levantarnos y trabajar sobre nuestro plan, incorporar la nueva información, y seguir adelante. Este golpe en la cara no tiene que ser fatal, puede ser una sacudida (fuerte claro) que nos apoye a fortalecer nuestro emprendimiento y carácter.

Como verás, emprender no es una tarea sencilla de lograr, pero debes estar preparado para pelear con los gigantes de tu industria, vencer a tus rivales más fuertes, esquivar las adversidades o meterle un nocaut al fracaso y ser exitoso.

Fuente: Entrepreneur

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.