Tras la apelación del grupo ambientalista Green League Brandenburg una corte alemana suspendió temporalmente los preparativos para lo que se convertirá en la primera planta de Tesla en Europa.

La compañía de Elon Musk deberá suspender la tala de árboles en la zona boscosa de Grünheide por órdenes de la Corte Administrativa Superior de Berlín-Brandenburgo, mientras el organismo revisa la apelación presentada por el grupo ambiental.

En el documento presentado por los ambientalistas se menciona la posibilidad de que la planta contamine el agua potable y traiga otro tipo de problemas. Representantes del tribunal comentaron que emitieron la orden ya que de otra manera la automotriz habría completado su labor en los siguientes tres días.

El mes pasado el terreno que adquirió la empresa autos eléctricos a unos pocos kilómetros de Berlín, fue noticia ya que trabajadores del gobierno alemán se encontraban buscando rastros de bombas de la Segunda Guerra Mundial en el área.

Fuente: Entrepreneur

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.