Y entonces solo quedó una.  La tienda de alquiler de videos Blockbuster ubicada en un suburbio de Perth, Australia, anunció que cerrará sus puertas definitivamente a fin de mes, según el periódico local The Eastern Reporter.


Era el último Blockbuster restante en Oceanía. Una vez que deje de ofrecer sus servicios a fines de marzo, solo quedará un Blockbuster en el mundo: la tienda que se encuentra en Bend, Oregón.


El último Blockbuster de Australia, localizado en el pequeño suburbio de Morley, era operado por Lyn y John Borszeky. Los propietarios colocaron letreros que indicaban que la tienda cerraría el viernes pasado, lo que resultó en una avalancha de apoyo impulsado por la nostalgia. Si bien resistieron todo lo que pudieron, la llegada de Netflix y otros servicios de transmisión en el mercado australiano hizo que este final fuera inevitable. Todo, desde películas hasta carteles, se venderá en la tienda a partir del 8 de marzo.

Blockbuster ya ha desaparecido casi por completo de los EE.UU., y el último refugio del gigante de la era del alquiler es la tienda final ubicada en Oregón. El año pasado todavía quedaban dos tiendas que aún operaban en Alaska, y recibieron una gran cantidad de atención cuando el anfitrión John Oliver donó la suspensoria utilizada por Russell Crowe en la película Cinderella Man a la tienda en un intento de aumentar el interés. El esfuerzo falló y los locales cerraron el pasado mes de agosto.

Fuente: Entrepreneur 

Total
1
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.