General Motors anunció la que sería su más grande reestructura en una década: dejará de construir modelos con un bajo volumen de ventas y eliminará miles de empleos en Estados Unidos y Canadá para enfocar su modelo hacia los vehículos eléctricos y de conducción autónoma.


La empresa informó en un comunicado de prensa que detendrá la operación de tres plantas (Lordstown en Ohio, Hamtramck en Michigan y Oshawa en Ontario) para reducir la producción de varios de los modelos que se ensamblan en esas plantas, como el Chevrolet Cruze, el Cadillac CT6 y el Buick LaCrosse.


“Reconocemos la necesidad de hacer frente a las condiciones cambiantes del mercado y las preferencias de los clientes para posicionar a nuestra compañía al éxito de largo plazo”, comentó en el escrito May Barra, Chairman y CEO de General Motors Company.

Según dijo en el comunicado de prensa, la firma espera que estas acciones aumenten el flujo de efectivo en seis mil millones de dólares para el final del 2020.

Fuente: Entrepreneur 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.