Todos los miles de millones que Netflix ha gastado en los últimos meses son para prepararse para lo que está comenzando a suceder.


Antes de que llegue una nueva ola de competidores pesados en el mercado de transmisión de video ​​como Apple, AT&T, Comcast y Disney (que se lanzarán el próximo año), Netflix anunció que perderá sus dos programas más populares: Friends partirá a HBO Max en 2020, mientras que The Office se dirigirá al servicio de NBCUniversal en 2021.


De acuerdo con un informe reciente de comScore, 64 millones de hogares en los EE.UU. utilizaron los servicios de transmisión en tiempo real (OTT) en marzo de 2019, a través de un televisor inteligente, un dispositivo de transmisión de medios, una consola de juegos u otros medios. El informe encontró que Netflix llega al 75 por ciento de esos hogares, seguido de YouTube con el 55 por ciento.

Fuente: Entrepreneur

Amazon Prime Video y el Hulu ahora totalmente controlado por Disney alcanzan el 44 y el 32 por ciento de esos hogares, respectivamente. Los cuatro grandes comprenden el 79 por ciento del total de horas de visualización, según comScore. Pero para Netflix en particular, la gran pregunta es si su inversión continua en originales puede reemplazar el nivel de interés que recibe de las comedias de situación con licencia (precisamente como The Office y Friends).

La agencia Nielsen le proporcionó a la revista PCMag datos de su informe de Clasificación de contenido SVOD de 2018 que muestra que The Office fue el programa número uno de Netflix por horas vistas por un margen saludable el año pasado: más de 52 millones de horas para sus más de 200 episodios. Friends y sus 254 episodios ocuparon el segundo lugar con más de 32 millones de horas, y el resto de los cinco primeros también fueron para programas con licencia (Grey’s Anatomy, NCIS y Criminal Minds), no para shows originales de Netflix.

Parte de la razón de esto es que los programas sindicados simplemente tienen más episodios, pero los datos muestran por qué Netflix se endeudó más para financiar miles de millones de dólares en contenido original que a menudo priorizan la cantidad sobre la calidad. Netflix necesita poseer más contenido para que los usuarios se suscriban a medida que caducan más acuerdos de licencias y más competidores bien financiados entran al mercado.

Fuente: Entrepreneur

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.