La lluvia es necesaria para las plantas aunque en exceso puede ser dañina para algunas, sobre todo si no existe buen drenaje en el terreno. Para que conozcas la forma adecuada de aprovechar el agua de lluvia y la utilices a favor, CEMACO, te comparte algunos consejos básicos que te serán de utilidad en esta temporada de lluvia.

 Materiales:

  • Cubresuelos
  • Fertilizantes
  • Baldes
  • Macetas
  • Insecticidas
  • bactericidas
  • fungicidas
  • Pala
  • rastrillo
  • picasuelos
  • Tijeras podadoras
  • Guantes para jardinería

Pasos:

  1. Protege el suelo de la erosión: Es ideal colocar el cubresuelos después de las primeras lluvias ya que éste hará que la humedad de la tierra se mantenga y no absorba agua de más. El cubresuelos se debe colocar alrededor de las plantas para prevenir que la tierra debajo se lave con la lluvia.
  1. Fertiliza: La mejor temporada para fertilizar las plantas es cuando llueve, porque cuando se hace en época de lluvia, te aseguras de que el mismo se diluya y las plantas lo puedan absorber más fácilmente.
  1. Almacena el agua que cae: El agua de lluvia está libre de muchos de los químicos que se utilizan para purificar el agua que sale de nuestros grifos, por lo que es más beneficiosa para nuestras plantas. Para recolectar el agua, coloca cubetas en el jardín cuando vaya a llover; procura taparlas y mantenerlas lejos del sol directo para evitar que atraigan mosquitos o insectos que pueden provocar enfermedades como dengue.
  1. Saca las plantas de interior al jardín: Aprovecha la lluvia para sacar las macetas y plantas que tengas dentro de la casa. Deja que el agua les limpie las hojas y que absorban agua de lluvia. Esto te ahorrará tiempo de riego y agua.
  1. Controla las hierbas malas: Si has pensado utilizar algún químico o pesticida natural para matar las malas hierbas, el tiempo de lluvia es el mejor momento. Muchos de estos químicos o insecticidas, aparte de eliminar las malas hierbas, pueden quemar el césped y las demás plantas. Pero cuando se diluye con mucha agua se reduce esta posibilidad.
  1. Planta grama nueva: Cuando la grama está recién sembrada, necesita mucha agua todos los días, para agarrarse firme al terreno. Aprovecha la temporada de lluvia y ahórrate el tiempo, dinero y trabajo que involucra regar todos los días.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.