El nuevo M850i Night Sky de BMW es un auto de otro mundo… literal. Esto debido a que algunos de sus componentes están elaborados con material meteorítico.


En el marco de la lluvia de estrellas particularmente intensa que se llevará a cabo de esta noche del 3 de enero al día de mañana, la firma presentó su BMW Individual M850i Night Sky.


Dicha lluvia de estrellas es gracias a que la Tierra pasa brevemente por la órbita del asteroide 2003EH. En algunas ocasiones, los fragmentos de dicho evento astronómico llegan a caer en la tierra como meteoritos. Estos fragmentos extraterrestres son los que ahora se han incorporado a la cabina del nuevo BMW.

Otro aspecto que se destacada de este modelo, son las constelaciones iluminadas sobre la consola central del auto. De igual manera el respaldo de los asientos, disco de freno y piezas exteriores han sido detalladas en inspiración a los cuerpos celestes.

La roca estelar se encuentra plasmada en toda la consola central, el botón de arranque que da vida al motor V8, la palanca de transmisión Spetronic de 8 velocidades y el controlador táctil para el sistema iDrive.  Pero no sólo es en el interior, quienes vean pasar este auto único en el mundo, podrán apreciar las incrustaciones de este material en los acabados del umbral de la puerta junto a la insignia de modelo iluminada.

Para cuidar el más mínimo detalle en el uso de este material, el diseño y aplicación se basan en una estructura que se puede apreciar de forma natural en los cuerpos extraterrestres.

Se trata del patrón de superficie Widmanstätten de meteoritos, un esquema majestuoso que asemeja la apariencia de cristales de hielo. Éste se hace visible cuando  ciertos tipos de meteoritos de hierro se pulen o se ponen en contacto con compuestos ácidos.

Fuente: Robb Report 

Este patrón se podrá encontrar elegantemente cosido a mano en el toldo del auto, en las cubiertas exteriores de los espejos, en los divisores delanteros para tomas de aire laterales, placa central de malla y los bordes para los <<Air Breathers>>.  Gracias a técnicas de impresión 3D, fueron creados los componentes exteriores, así como los cálipers de freno de diseño biónico, desarrollados por BMW Motorsport. Este método de fabricación da hasta un 30% de mayor ligereza en comparación a los producidos convencionalmente.

El BMW M850i ​​xDrive Coupé proporcionó la base para crear el modelo único de BMW Individual Manufaktur con su motor V8 de 530 hp.

En cuanto a los acabados, se utilizaron dos tonos de color para llegar a este efecto nocturno. Se usaron el negro no metálico como color base para el cuerpo. La segunda capa en San Marino Blue metálico con un efecto graduado desde el borde inferior del cuerpo hasta la parte superior de las salpicaderas.

Por último se aplicaron tres capas de <<clear coat>> con diferentes tamaños de partícula de pigmento para darle al acabado de pintura una notable sensación de profundidad.

Fuente: Robb Report 

Total
2
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.