Aston Martin sorprende con el convertible DBS Superleggera Volante siendo el más rápido en toda la historia de la marca.  La joya de su motor V12, 5.2 litros permite acelerar esta belleza de 0 a 100 km/h en tan solo 3.6 segundos, llegando a alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.


El potente motor se alimenta a través de un eje de transmisión de fibra de carbono en la caja de cambios automática ubicada en la parte trasera, dando la libertad de dirigirlo en 8 velocidades.


El techo está fabricado con tela y permite ser elegido en 8 colores diferentes, ¿lo más sorprendente? logra bajarse en 14 segundos y le toma tan solo 16 para posicionarse nuevamente.  El parabrisas y ventana trasera pueden elegirse en fibra de carbono. El auto cuenta con tres modalidades para oírlo rugir, el GT es silencioso y confortable, la opción Sport y Sport Plus desatan moderadamente su sonido por carretera.

Al interior se encuentra una la pantalla táctil de 8 pulgadas en la consola, un sistema multimedia y una cámara con visión 360º para estacionarse.

 

Cada detalle en la carrocería fue pulido con la precisión exacta, el resultado es un auto dinámico, agresivo y con un diseño único, siendo el convertible más bonito en todo el mercado.

Se estima que el precio esté un poco más arriba de los 300 mil euros.

Fuente: Robb Report 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.