Si existe una pieza que te acompañará toda la vida y será un bonito recuerdo cuando tú ya no estés, esa pieza es sin lugar a dudas un reloj de Alta Relojería. Lo importante aquí es que su diseño sea atemporal porque la eternidad ya está garantizada.


Todas estas premisas las cumple con creces el icónico Reloj de Aviador Cronógrafo de IWC Schaffhausen. Y ahora, en su edición racing green se vuelve un regalo aún más especial para esa persona única, papá.


Solo se han hecho mil piezas de este cronógrafo que se presenta en una caja de acero fino, una esfera verde y agujas rodiadas y luminiscentes, y correa de piel de ternero en color café.

Una maravilla de la relojería suiza que cuenta también con un robusto movimiento del cronógrafo calibre 79320. Mismo que le permite al afortunado dueño cronometrar tiempos individuales y adicionales hasta 12 horas.

Fuente: Robb Report

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.