Aunque el lanzamiento del nuevo modelo de Volkswagen está previsto para primavera de 2020, no son pocos los medios especializados en el mundo del motor que ya se han hecho eco del primer SUV de la escudería alemana.


Se trata del T-Roc Cabriolet, el primer descapotable de su categoría. Mismo que ofrece la combinación perfecta de un diseño sorprendentemente extrovertido, asientos elevados característicos de un SUV, un alto grado de adaptabilidad y la experiencia de conducción única de un convertible.


Siguiendo la tradición del Beetle y el Golf, el T-Roc Cabriolet también tiene una capota muy clásica. Su techo totalmente automático se abre en solo nueve segundos, e incluso puede abrirse y cerrarse mientras el automóvil está en movimiento.

Además, los pasajeros de este diferente modelo estarán resguardados por la protección antivuelco, que se puede extender detrás de los asientos traseros. El sistema se eleva hacia arriba en el área de los reposacabezas traseros en una fracción de segundo, en respuesta a exceder una aceleración lateral o inclinación del vehículo. Además, el T-Roc Cabriolet está diseñado con un marco de parabrisas reforzado y toda una suerte de modificaciones estructurales oportunas que garantizan la máxima seguridad.

En cuanto a su potencia, este modelo se presenta en dos versiones de motor: 115 y 150 caballos y siempre contará con tracción delantera y cambio manual de seis velocidades, con opción de doble embrague de siete velocidades.

Fuente: Robb Report 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.