Autoridades detuvieron a 402 centroamericanos que ingresaron este lunes a México por su frontera sur durante el intento de irrupción de la caravana migrante, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

En un comunicado, la agencia migratoria detalló que alrededor de 500 migrantes en su mayoría hondureños entraron irregularmente a territorio mexicano tras cruzar el río Suchiate, que separa el estado de Chiapas (sureste) de Guatemala.

Agentes del INM y guardias nacionales remitieron a los 402 migrantes a instalaciones de la agencia migratoria, donde se les proporcionó alojamiento y servicios básicos de salud, agua y alimentación, indicó el instituto.

“Se determinará su situación jurídica y, en caso de proceder, se lleve a cabo su retorno asistido a la ciudad de Tegucigalpa, Honduras”, agregó la agencia perteneciente a la Secretaría de Gobernación (Interior).

Expuso que sus agentes estaban en la búsqueda de 58 migrantes que se internaron en caminos no seguros de la selva tras su ingreso, mientras que otras 40 personas habían optado por regresar a la frontera con Guatemala.

Por la mañana, cientos de migrantes cruzaron a pie el río Suchiate hacia Ciudad Hidalgo, Chiapas, desde la guatemalteca Tecún Umán, donde la caravana se concentró en los últimos días tras salir el 15 de enero de Honduras.

Guardias nacionales desplegados a lo largo de la ribera pudieron contener a la mayoría de los migrantes, que aprovecharon el bajo nivel del caudal del río para intentar la masiva irrupción en territorio mexicano.

La caravana intentó el ingreso multitudinario después de que el INM rechazó su exigencia de permitirle un libre tránsito por México para dirigirse hacia su frontera con Estados Unidos, donde tienen la intención de llegar desde que partieron de Honduras.

El INM reiteró que los líderes de la movilización actuaron de manera irresponsable y sin considerar los riesgos al motivar el cruce de las personas por el río, un hecho en el que, agregó, cinco guardias nacionales resultaron heridos.

“Se ha brindado atención médica a las personas extranjeras que lo han solicitado, en su intento por ingresar de manera indocumentada por el río Suchiate, pues presentaron deshidratación o algún malestar como dolores de cabeza”, agregó la agencia.

Desde el día que la caravana salió de Honduras, el gobierno mexicano advirtió que no facilitaría permisos para que transitara libremente por México y ofreció atender a los integrantes que registraran su ingreso al país.

La nueva movilización busca emular las masivas caravanas de centroamericanos de finales de 2018 e inicios de 2019 que cruzaron México hacia su frontera con Estados Unidos en busca de pedir asilo en ese país.

Las caravanas y un aumento del flujo de centroamericanos por el país hacia la frontera común tensó en la primera mitad del año pasado la relación entre México y Estados Unidos, que en junio acordaron mayores medidas de control migratorio en territorio mexicano.

Fuente: Xinhuanet 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.