Tres economistas consultados por Perspectiva coinciden en que el dólar podría encarecerse por varios factores, entre estos la crisis económica derivada de la pandemia que ya comienza a evidenciarse.

Roxana Orantes Córdova

Elzabeth Quiroa, economista y Msc en políticas públicas y desarrollo económico social; Daniel Fernández, de UFM Market Trends y Rodrigo Asturias, de STOA, empresa de análisis de datos, conversaron con Perspectiva sobre el encarecimiento del dólar como una consecuencia de la caída en las exportaciones.

“Es una especie de zambullida, pero aún no llegamos a la recesión”

Quiroa, quien tiene una larga trayectoria en instituciones como el Banguat, dice: “si no hay ingreso de divisas, el tipo de cambio se encarece. Y es posible que eso pase, porque los connacionales en EE.UU. no están trabajando. Si no exportamos, tampoco hay ingreso por ese rubro”.

Según afirma, la incidencia en el tipo de cambio por las cadenas de contención que los países adoptan, restringiendo el ingreso de productos, altera la cadena de suministros y automáticamente, incide en el tipo de cambio.

“Empiezan a darse contracciones en los flujos de remesas. Caída de precios de las principales exportaciones. En el caso de Guatemala, las agrícolas. Es una especie de zambullida, pero aún n o hemos llegado a recesión. Sin embargo, las autoridades monetarias tendrán que revisar su tasa de crecimiento. Todo ello, dependiendo del tiempo que dure esta crisis sanitaria que tiene enormes implicaciones económicas. Hoy por hoy, las personas que trabajan en el sector informal están siendo afectadas, después de una semana de no trabajar y no percibir su ingreso diario. Es posible que ellos y sus núcleos familiares estén pasando hambre. Y en ese segmento, encontramos a muchas mujeres con jefatura de hogar que tienen responsabilidad de sostener a sus familiar. Y a pesar de la restricción de movilidad, ellas salen a la calle con sus hijos para ganar algo, porque no tienen dónde dejarlos”.

“Si hay menos exportaciones, hay menos dólares”

Daniel Fernández, de UFM Market Trends, explica: “Pues la exportación es un generador de dólares. Si hay menos exportaciones, hay menos dólares. Con menos dólares, el precio del dólar sube. Esto significa que el quetzal vale menos en términos de dólares”.

Consultado si la emergencia sanitaria podría influir en una baja del Quetzal, expresa: “más bien tiene relación con las múltiples propuestas de utilización de reservas internacionales. Las reservas son el respaldo del Quetzal. Sin dólares, el Quetzal vale muy poco. Y si se quieren llevar las reservas, pues acabarán con el Quetzal”.

En relación al contexto actual, menciona que plantea otro problema, relacionado con la logística, cuando los exportadores no pueden vender porque no viene el barco o cuesta mucho más”.

“Hay una variable exógena”

Asturias considera que el tipo de cambio es un indicador bastante dinámico. En el contexto actual, el COVID-19 es una variable exógena que incide en el valor de la moneda nacional. “El encarecimiento del dólar sería la primera variable que puede reflejar la incertidumbre coyuntural derivada de la pandemia”, dice.

“Creo que es un tipo de fluctuación casi inmediato. Debemos considerar que EE.UU. es el principal socio comprador de Guatemala, y que las restricciones comerciales pueden afectar a las exportaciones, pero sobre todo a los productos perecederos, como son los agrícolas. Y recordemos que la mayor parte de nuestras exportaciones son productos agrícolas como frutas y flores, entre otros”, concluye.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.