Los puertos chilenos fueron saturados por la carga boliviana de exportación e importación, por lo que Bolivia trabaja en potenciar las alternativas en Ilo y Matarani en Perú, tres embarcaderos por la Hidrovía Paraguay-Paraná y otro por Brasil, explicó el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.


“Una de las prioridades de Bolivia es ampliar las alternativas portuarias para las exportaciones e importaciones. El comercio exterior boliviano se ha multiplicado en los últimos años y por eso los puertos chilenos quedaron saturados”, manifestó Blanco a Xinhua tras un desayuno de trabajo el martes con la prensa en la Cancillería.


En consecuencia, dijo que una de las políticas estatales se enfoca en trabajar en puertos alternativos sólidos y duraderos para cumplir con los requerimientos del comercio exterior boliviano que experimenta permanente crecimiento.

Según el viceministro, se dieron pasos importantes en esta dinámica con emprendimientos estatales y privados, que está haciendo posible de a poco una realidad del comercio de ultramar a través del océano Atlántico por la Hidrovía Paraguay-Paraná, por los puertos peruanos y con otros países vecinos.

A su vez, el presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Wilfredo Rojo, informó a Xinhua que aproximadamente el 95 por ciento de la carga boliviana tanto de importación como de exportación pasa por puertos chilenos, lo que excedió su capacidad.

“Se ha abierto oportunidades al comercio exterior para sacar mercadería por el Atlántico por puertos sobre la Hidrovía Paraná-Paraguay, sobre el Canal Tamengo a través de los puertos Jennefer, Aguirre y Gravetal”, aseveró.

Asimismo, manifestó que se tiene el Mamoré-Madre de Dios, donde hay un proyecto de un puerto que está empezando a utilizarse con productos que salen para hacer transporte bimodal a través de Porto Velho, Brasil.

El gobierno propuso completar hasta 2020 la “Década delAtlántico”, para fortalecer las capacidades de Bolivia para su desarrollo y su vinculación con el continente y el resto del mundo, según el gerente del Instituto Boliviano del Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

Rodríguez precisó a Xinhua que en diciembre de 2018 se conformó el Consejo Estratégico para el aprovechamiento del Puerto Busch, por donde Bolivia tiene una salida soberana al Atlántico, y tres meses antes, el 30 de octubre, fueron declarados puertos internacionales los embarcaderos Aguirre, Gravetal y Jennefer, ubicados en la cabecera de la Hidrovía Paraguay-Paraná, que conecta a Bolivia con los mercados regionales y del Atlántico.

A decir del experto, la proyección es que en algo más de dos años, al menos el 50 por ciento de la carga boliviana que pasa por terminales chilenas se desvíe a Jennefer, Aguirre y Gravetal.

Bolivia, además, firmó el año pasado el protocolo de adhesión al Acuerdo de Transporte Fluvial de la Hidrovía que se constituyó el 9 de marzo de 2018, en Asunción, y que tiene las rúbricas de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

“El país apuesta por tener puertos para migrar toda la producción no tradicional hacia el Atlántico, porque actualmente los costos son elevados al llevarlos por Chile. Los exportadores podrían ahorrar entre el 30 y el 50 por ciento ir por utilizar la Hidrovía“, aseveró.

Dijo que el uso de Puerto Busch se iniciará a mediados de año, lo que permitirá al país ampliar la oferta de alternativas portuarias.

En esa dinámica se suscribió el 23 de enero el acuerdo operativo con la Administración Nacional de Puertos Uruguayos para fortalecer el trabajo y la cadena logística a través de la Hidrovía.

Bolivia contará este año con 1.000 metros cuadrados para almacenar su carga de forma gratuita en los puertos de Montevideo y Nueva Palmira, de Uruguay. Personal boliviano atenderá en esos puntos.

En los próximos meses se sumará el puerto de Rosario en aguas argentinas que también será reabierto.

Rodríguez manifestó que en los próximos meses habrá una reunión entre Bolivia y Perú para evaluar la primera fase de la puesta en marcha de Ilo. El país también trabaja conjuntamente con los peruanos en una ley de cabotaje.

En consecuencia, dijo que existe un trabajo serio para mejorar las alternativas portuarias al comercio exterior boliviano ante los embarcaderos chilenos saturados.

Fuente: Xinhuanet 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.