Mario Mérida, testigo cercano del autogolpe de Serrano Elías, el constitucionalista José Luis González Dubón y el querellante en el caso del edificio fantasma, Raúl Falla, coinciden en que el asilo otorgado en EEUU a Thelma Aldana es improcedente. Y aunque el MP considera que ya no será posible continuar el trámite de extradición, los tres entrevistados coinciden en que este caso no es de persecución política, sino por delitos penales.

Roxana Orantes Córdova

El sistema de justicia relativo al derecho de asilo es muy amplio y se sustenta en leyes universales. Existen casos como el de Evo Morales, quien viajó a México protegido por ese país, pero como no tenía permitido hablar de Bolivia, retornó hacia Venezuela, explica Mario Mérida.

Asimismo, agrega que otro caso es el de Julian Assange, quien permanece asilado en Inglaterra aunque EE.UU. lo reclama porque se considera que transgredió asuntos de seguridad nacional.

Sin embargo, indica, el caso de Thelma Aldana es muy diferente, porque sobre ella existen denuncias penales por hechos de corrupción, un tema que EE.UU. tiene muy presente.

Según una fuente del Ministerio Público (MP), será imposible continuar con el proceso de extradición luego del asilo. Esto fue desmentido por el constitucionalista José Luis González Dubón, quien enfatiza en que el asilo puede ser revocado cuando existen delitos penales por esclarecer.

Con esto coincide Raúl Falla, abogado querellante en el caso del “Edificio de la corrupción”, quien menciona que por lo menos dos guatemaltecos han sido retornados por la justicia y privados del derecho de asilo y la ciudadanía estadounidense.

“Mal por EE.UU., que tiene como prioritaria la lucha contra la impunidad”. Mario Mérida

Inicialmente, la acción del Presidente Serrano no se consideró una falta sujeta de encarcelación. Con dar marcha atrás a sus acciones, se resolvía su delito contra el orden constitucional.

Lo que cometió Jorge Serrano fue extralimitación o violación de la Constitución. Sin embargo, no había una comisión de delito como lo que priva sobre Thelma Aldana.

El caso de Serrano fue eminentemente político. Miembros del gobierno hablaron con diferentes embajadas para que no se afectaran los derechos humanos del mandatario. La salida de Serrano se dio porque no el Congreso no logró consensuar la presidencia de Gustavo Espina Salguero.

La situación de Thelma Aldana es totalmente diferente. Está acusada de delitos por los que hay persecución penal y orden de captura. Sobre todo, siguiendo la lógica del MP en los últimos años, especialmente durante el mandato de Aldana, ella tiene responsabilidad intelectual y administrativa.

El gobierno estadounidense debiera tener claro que en este caso no existe persecución política sino penal. Durante su ejercicio como fiscal ella condenó y dejó a cientos de presos y perseguidos que, al igual que ella, siguen huyendo. El Estado guatemalteco debe pedir una explicación a los Estados Unidos de por qué se está dando el derecho de asilo a una prófuga.

“Un buen ejemplo reciente es la negativa de asilo a Manuel Baldizón”, explica Mérida, quien añade que resulta interesante ver cómo medios estadounidenses conceden espacios donde Aldana expresa sus pensamientos.

“Incluso, en un twitter, cuestionó fuertemente a la Fiscal Consuelo Porras. Sin embargo, un asilado no puede expresarse sobre la política de su país en el territorio que le dio asilo. Mal por EE.UU., que tiene la lucha contra la impunidad como uno de sus puntales para América Latina, especialmente para el Triángulo Norte”.

En cuanto a la lentitud en los trámites para que Aldana se presente a la justicia, recordó que “la estructura de Aldana permanece intacta en el MP. Incluso se mantiene el grupo que interviene teléfonos”, concluyó.

José Luis González Dubón: “el asilo es revocable cuando hay delito penal”

“El asilo otorgado a Thelma Aldana no impide que se tramiten los procesos. La responsabilidad penal no es causa de asilo. Los fiscales del MP están equivocados si consideran que la extradición no debe seguir su curso. La investigación penal tiene que continuar, porque la concesión de asilo es una decisión política que puede ser revocada”, explica el jurista.

Según agrega: “además de los delitos penales vigentes en Guatemala, ella viola el asilo, porque los asilados políticos tienen prohibido inmiscuirse en actividades políticas. Al parecer, tiene la protección de José Carlos Marroquín, otro asilado que transgredió lo que prescribe el derecho de asilo, al trabajar para el país del que huyó, en una plaza irregular que Aldana le facilitó”.

“Existe una evidente protección de los políticos demócratas estadounidenses, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la ex CICIG. El asilo de Aldana debe ser revocado y cuando retorne, deberá ser capturada y sometida a la ley, porque cometió delitos graves”.

“Ya lo había anunciado”: Raúl Falla

Según comenta Raúl Falla, Aldana estuvo muy activa en redes sociales, donde dejó entrever que podría obtener apoyo del gobierno estadounidense. “Causa sorpresa que su gestión de asilo fuera tan expedita. Muchos asilados tardan años antes de lograr ese estatus. Es evidente el apoyo de los demócratas y de Marroquín”.

“El asilo político se puede otorgar por persecución religiosa, étnica o política, pero jamás por delitos penales. En el caso de Aldana existe una falsa persecución política. Ella huyó cuando se hizo pública la plaza irregular que otorgó a Dimas Gustavo Bonilla. Primero huyó hacia El Salvador y luego se amparó con los demócratas estadounidenses”.

Sin embargo, Falla considera que un juez estadounidense podría evaluar las pruebas que existen sobre las ilegalidades cometidas por la ex Fiscal y esto llevaría a revocarle el asilo y retornarla a Guatemala.

“Existen varios casos de guatemaltecos. Por ejemplo, un ex policía señalado por la desaparición de Fernando García, el sindicalista, perdió primero su estatus de asilado y luego su residencia. Actualmente está en la cárcel. Igualmente sucedió con un kaibil. Esperamos que las autoridades estadounidenses consideren el aspecto penal de los delitos que provocaron la huida de Aldana y que se haga justicia”.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.