La situación derivada de la pandemia comienza a sentirse en todos los sectores productivos de Guatemala, donde podría presentarse una crítica situación económica a raíz de la inactividad en muchos rubros. Hoteles y restaurantes comienzan a sentir los efectos de esta situación y proponen reactivar la economía con algunas acciones. Entretanto, la Gremial de Alimentos y Bebidas también tiene una propuesta en ese sentido.

Roxana Orantes Córdova

Jorge es un joven trabajador que vive en un municipio cercano a la capital. El restaurante donde trabaja no tiene actividad y por ello, ofrece sus servicios como mensajero y para toda clase de mandados en redes sociales, donde aparece su fotografía, junto con su moto.

Pese al riesgo de contagiarse y a los peligros de atravesar la ciudad en un momento como este, la necesidad de un ingreso, por pequeño que sea, es mayor que cualquier temor y cada día acude a los llamados que logra conseguir promocionándose en las redes. Entretanto, el propietario del restaurante se encuentra ante la disyuntiva de mantener el negocio abierto o no. Con menos de 15 empleados, calcula que no podrá sostener esa peña mucho más allá de dos meses.

300 mil personas trabajan en restaurantes, que van desde los lujosos sitios gurmé hasta las franquicias de comida rápida y los pequeños locales, que son casi negocios familiares. Asimismo, una gran cantidad de “comedores” que sirven almuerzos ejecutivos y muchos de ellos permanecen abiertos.

Actualmente, esta rama de la industria nacional experimenta bajas de entre el 70% y el 100% de sus ventas.  Un empresario de ese sector que prefiere no ser citado, señala: “es necesario que exista equilibrio entre el cuidado de la salud y la economía”.

Según explica, varios restauranteros tomaron medidas como enviar a personas de alto riesgo (embarazadas, mayores de 60 años o con padecimientos crónicos) a sus casas antes de que el gobierno iniciara con la fase de contención. Lo más sensato, considera, sería seguir el ejemplo de los países que han tenido mejores resultados, como Corea del Sur o Japón, donde se masificaron las pruebas y se aisló a los positivos sin paralizar la economía.

Porque si se mantiene la inactividad, muchos restaurantes y hoteles deberán cerrar sus puertas. Y están entre los principales generadores de empleo del país. Solo las panaderías y restaurantes San Martín tienen unos 3,100 empleos directos y alrededor de 10 mil indirectos en tres países. Y muchos de estos puestos, así como otros del sector restaurantero y hotelero, corren el riesgo de desaparecer si el gobierno mantiene la tendencia de proponer una solución política a un problema de salud pública.

Una propuesta técnica de abordaje

Daniel Fernández, de UFM Market Trends, explica en un artículo de esa publicación que mientras los patronos y trabajadores realizan sus pagos puntuales al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), el Estado no es tan puntual. En 2018, solamente aportó el 15% de lo que debía (y esta es una deuda histórica que arrastra el Estado con el IGSS). Actualmente, le debe al IGSS cerca de Q44 millones.

El seguro social guatemalteco también tiene un superávit, indica Fernández en su artículo “es mucho más lo que aportan los trabajadores que lo recibido por ellos”. Por ejemplo, en el programa de Enfermedad, Maternidad y Accidentes (EMA), el superávit del IGSS en 2018 fue de Q1, 765 millones. Acumulado, suma más de Q38, 300 de “ahorros” (que son de los afiliados al seguro).

Para la emergencia actual, el IGSS utilizará Q13,300 millones del EMA. “Existen fondos en el IGSS para contribuir con el pago de las planillas. Lo que falta, es la voluntad de utilizarlos”, afirma el artículo. Esta propuesta no cargaría el total de los salarios al IGSS, sino un porcentaje sería pagado por los patronos y otro por el seguro.

Otra de las medidas propuestas por Fernández y el equipo de UFM Market Trends, es un sistema de recaudación fiscal más amable para los emprendedores.

“Todo lo relacionado con hoteles y restaurantes se cayó”

El Director Ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas, explica que en esa industria, “algunos sectores han reducido sus ventas, mientras otros las han incrementado. Por ejemplo, los snacks y algunas bebidas que no son indispensables para la alimentación, han sido sustituidos por harinas, cereales, leche líquida, azúcar y otros. De estos productos, en tres semanas se vendió lo que se vende en dos meses”.

Entre los afectados, están los proveedores de hoteles y restaurantes, indica. “Por ejemplo, el sector de lácteos, que surte con quesos y otros derivados a hoteles y restaurantes, que han perdido el 80% de sus ventas”.

“A grandes rasgos esto es lo que pasa con la industria, pero habría que hacer el análisis por producto. Lo cierto es que todo lo vinculado a hotelería y restaurantes se cayó”.

Entre los probables efectos de la crisis, Lacs plantea que “urge reestructurar la cadena alimenticia. Productos como el arroz podrían escasear. EE.UU. no tiene quien recoja las cosechas. El encadenamiento mundial seguro incidirá, aunque en este momento no hay desabastecimiento de lo esencial”.

La Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas ha presentado una propuesta de reactivación económica que incluye:

  • Reducir el costo de la canasta básica eliminando el IVA a los productos alimenticios y bebidas durante un semestre.
  • Reforzar la cruzada contra la desnutrición y el combate al hambre.
  • Elevar el aporte de la alimentación escolar en los municipios más vulnerables hasta fin de año.
  • Amnistía por la mora del pago del IUSI.
  • Reforzar la acción del Estado en el combate al contrabando.
  • Aprobar reformas a la ley de contrabando y una nueva ley de zonas francas.

Estas y otras medidas propuestas por el sector de alimentos y bebidas se suman a las realizadas por diferentes sectores productivos, que están a la expectativa de que el Gobierno atienda sus propuestas como generadores de empleo, en un momento crítico para el país, y cuando en menos de un mes el presupuesto del Estado se incrementó en varios miles de millones, entre préstamos y ampliaciones presupuestarias.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.