La participación de Zury Ríos como candidata presidencial del partido VALOR significa para un sector la posibilidad de tener en segunda vuelta a una representante del liberalismo clásico, frente a una de las dos opciones de izquierda encarnadas en Sandra Torres y Thelma Aldana. Según muestreos de CID Gallup y Mitofsky, las tres candidatas encabezan las preferencias de voto. Sin embargo, a escasos 33 días de que cierre el plazo para inscribir candidatos, la mayoría de los encuestados no sabe por quién votaría.

Roxana Orantes Córdova

Durante la mañana de hoy, el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), autorizó la inscripción de Zury Ríos. El ex presidente de la Corte de Constitucionalidad (CC), Roberto Molina Barreto, vicepresidenciable de VALOR, dice:

“Nuestro binomio tiene grandes probabilidades de llegar a la segunda vuelta. Representamos a los liberales clásicos. Es un partido conservador y esto constituye una novedad en el ambiente actual Además, tenemos un verdadero plan de trabajo, que expondremos en su momento”.

La duda sobre la inscripción de Zury Ríos fue uno de los elementos que motivaron incertidumbre en un proceso donde la poca información sobre los candidatos y las limitaciones a la divulgación que impone la ley vigente, mantiene un panorama de dudas alrededor del proceso. Otro motivo de incertidumbre es la solicitud del Ministerio Público (MP), para que se retire el derecho de antejuicio a los presidenciables Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza, y a Mauricio Radford, de la Unión del Centro Nacional (UCN).

En torno a esta situación, Molina señala: “Las denuncias contra los candidatos crean zozobra. Es lamentable que el MP, pese a que tiene un convenio firmado con el TSE, no haya realizado la denuncia antes de la inscripción, para no generar esa inestabilidad. Todos los candidatos que llenen los requisitos legales, deben participar sin discriminación. En cuanto a quienes ya fueron denunciados, debe mantenerse el principio de que son inocentes, mientras no se demuestre lo contrario. Es deseable que no se pongan en práctica criterios discrecionales. Que no se descalifique a ningún candidato que cumpla lo establecido por la ley”.

Todo apunta a que Zury Ríos tiene allanado el camino a la participación electoral, aunque también es posible que un contendiente rival pudiera interponer un amparo contra su candidatura ante la Corte de Constitucionalidad (CC), donde los resultados podrían ser diferentes que ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Comoquiera que sea, la inscripción de Ríos no está exenta de polémica, señala el encargado del área jurídica de la Fundación Libertad y Desarrollo, Edgar Ortiz.

Encuestas: la mayoría indecisa

La cautela de candidatos e informativos es un elemento evidente en la elección que se avecina. Entre los 27 partidos inscritos, 10 tienen algún tipo de reparo, considerando que VALOR logró inscribir a su candidata presidencial.

Según Ortiz, el panorama político electoral en términos generales puede apreciarse en los resultados de las dos recientes muestras de opinión: CID Gallup y Mitofsky.

La primera concede un 17% de preferencia a Sandra Torres, Thelma Aldana se ubica en segundo lugar, con un 10% y Zury Ríos logra el 7% y Alejandro Giammattei, el 5%. La muestra fue de 1,800 personas en todo el país.

Entretanto, Mitofsky consultó a 1,000 ciudadanos capitalinos con acceso a Internet. El resultado señala que un 28% apostaría por Thelma Aldana; 18% por Zury Ríos y 6.1 se inclinaría por Sandra Torres, que ocupa el cuarto lugar, mientras Alejandro Giammattei, con el tercero, tiene un 14%.

En cuanto a los indecisos, CID Gallup muestra un 46% y según Mitofsky, 4 de cada 10 entre sus consultados no sabe por quién votará.

Para Ortiz, los resultados muestran que Aldana goza con el favor ciudadano. En cuanto a las diferencias que las dos encuestas presentan entre Torres y Ríos, pueden indicar que el voto rural se inclinaría por Torres, considerando que CID Gallup hizo consultas en todo el país. Entretanto, el voto urbano preferiría a Ríos.

Rumores de discrepancias e irregularidades pueden afectar a Semilla

En 33 días cerrará el plazo para la inscripción de candidatos ante el Registro de Ciudadanos. El partido Semilla, mencionado como probable vehículo electoral de Thelma Aldana, podría perder a su candidata o fraccionarse por esta candidatura, señalan varios indicios. Perspectiva intentó reiteradamente contactar a Samuel Pérez, secretario de Semilla, pero no respondió las llamadas.

Según rumores y especulaciones que circulan en las redes sociales, Semilla tiene algunos puntos de discrepancia interna, que podrían fragmentar a esa organización que comienza en la vida política.

Las discrepancias aparentes estarían en torno a la disputa por los puestos en el Comité Ejecutivo Nacional, que no ha sido nombrado oficialmente, pero sobre todo, en cierto recelo en torno a la figura de Aldana, que podrían llevar a la agrupación a prescindir de ella como candidata.

En Semilla hay por lo menos dos grupos: lo que podría considerarse “la vieja guardia”, radicalizado hacia la izquierda, y los “millenials”, donde estarían Samuel López, el secretario general, y la ex ministra de Salud Lucrecia Hernández Mack. Según una opinión, los “radicales” no tienen mucho poder de decisión interno.

Empero, es un hecho que hay por lo menos dos puntos de discrepancia en torno a la candidatura de Aldana: 1. Su acercamiento con el recién electo mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, a quien simpatizantes de Semilla señalan de misógino, despótico y corrupto; 2. Un mensaje de solidaridad que Aldana expresó en sus redes para Juan Guaidó.

Evidentemente, ambos cuestionamientos parten de la izquierda ortodoxa que se encuentra en Semilla, alineados con el salvadoreño FMLN y el dictador venezolano Nicolás Maduro.

Además, existe una denuncia de Guatemala Inmortal contra esa agrupación, que estaría incumpliendo algunos aspectos formales del proceso. Raúl Falla, abogado denunciante, señala:

“Claramente, desde que se inicia la campaña electoral, para el TSE todas las horas son hábiles. Sin embargo, las gestiones de los partidos deben regirse de acuerdo con lo establecido por la ley del Organismo Judicial, donde se omiten los feriados y días de descanso.

El grupo Semilla publicó la convocatoria para su asamblea en La Hora el 30 de enero recién pasado. De esa fecha a la asamblea, solamente median 22 días hábiles, y según la ley vigente, se precisan 30 o más días. Al mismo tiempo, las asambleas municipales y departamentales de Semilla fueron regidas por un Comité Ejecutivo provisional, figura que no existe en la normativa actual. Se pidió al TSE que analice estas dos falencias. El 18 de marzo cierra el padrón y si no se han enmendado estos errores, puede ser que Semilla no corra. Si el TSE está actuando de forma ecuánime, esas asambleas que se llevaron a cabo con un comité provisional, son nulas ipso jure”, concluye.

Total
1K
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.