Las autoridades peruanas detuvieron este miércoles a la excandidata presidencial Keiko Fujimori.


El juez Richard Concepción Carhuancho emitió una orden de detención por 10 días contra Fujimori y otras 19 personas -entre las que se encuentran dos exministros fujimoristas, Augusto Bedoya y Jaime Yoshiyama- como parte de una investigación de lavado de activos del caso de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.


La abogada de Fujimori, Giuliana Loza, confirmó la noticia de la detención a Radio Programas de Perú (RPP) y dijo que la medida era “abusiva”.

La Fiscalía de Perú investiga los supuestos aportes de Odebrecht a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011, en la que perdió contra Ollanta Humala.  Según Jorge Barata, exrepresentante de la constructora en Perú, esta empresa le entregó US$1 millón al partido de Fujimori.

Keiko Fujimori y sus copartidarios niegan las acusaciones.

Las autoridades también investigan a la líder de Fuerza Popular (partido mayoritario en el Congreso) por el caso conocido como “Cocteles”.

En la campaña presidencial de 2016, en la que Fujimori perdió contra Pedro Pablo Kuczynski, Fuerza Popular organizó cocteles para reunir fondos para la campaña, pero no detalló quiénes compraron entradas para esos eventos, según explican medios peruanos.

Hija y padre

La detención de Keiko Fujimori ocurre una semana después de que la justicia peruana anulara el indulto a su padre, Alberto Fujimori.

La Corte Suprema ordenó la captura del expresidente para que continúe cumpliendo su condena de 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos.  Pero hasta este miércoles, Fujimori padre seguía internado en una clínica de Lima.

Fuente: BBC

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.