Desde la firma del primer acuerdo internacional para garantizar el principio de igualdad entre mujeres y hombres en 1945, la ONU se ha propuesto crear un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos pactados para mejorar las condiciones de las mujeres mundialmente. En 1975 se estableció que el 8 de marzo sería conmemorado el Día Internacional de la Mujer, resaltando la lucha en pro de la igualdad de género, la justicia, la paz y el desarrollo desde las mujeres y para el beneficio de toda la sociedad.

Por: Nicole Koenigsberger

Este año, en el Westin Camino Real, ONU Mujeres Guatemala llevó a cabo un Foro Multisectorial y de Alto Nivel con la temática “Una meta en común: igualdad, innovación y empoderamiento económico a mujeres para lograr la prosperidad”. Este contó con la participación de representantes de entidades gubernamentales, cooperación internacional, sociedad civil y la academia, generando un diálogo sobre cinco temas específicos. Estos fueron:

  • La situación económica de las mujeres en Guatemala
  • El rol del sector privado y público en los avances del empoderamiento económico y los retos de la empleabilidad
  • Los avances en las reformas, iniciativas de ley y política pública relacionada con el empoderamiento económico
  • La innovación para el empoderamiento y la igualdad sustantiva
  • La participación de mujeres en la ciencia y tecnología como iniciativas innovadoras a favor de la igualdad y el empoderamiento económico

 

Adriana Quiñones, Representante de ONU Mujeres en Guatemala señaló: “Si las mujeres tuvieran las mismas condiciones de trabajo que los hombres; mejoraría no solo el Índice de Competitividad del país, sino también la calidad de vida de las mujeres y sus dependientes. Adicionalmente, según el Mckinsey Global Institute, la participación de las mujeres en la fuerza laboral incrementaría el PIB mundial en 26% para el año 2030; en América Latina en 14% y las mujeres aumentarían sus ingresos en un 76%. Apostar por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas no es sólo una cuestión de justicia social. Es una forma inteligente de hacer negocios”.

Para cerrar las brechas de género de la participación de las mujeres en el mercado laboral, son necesarios esfuerzos multisectoriales que impulsen el incremento de los ingresos para las mujeres, la promoción de su participación en la economía formal, la garantía de servicios públicos con perspectiva de género que aseguren políticas de cuidado que eliminen las barreras que restringen el acceso de las mujeres al mercado, la promoción del liderazgo de las mujeres y asegurar un aumento significativo de recursos para que todos estos objetivos puedan ser cumplidos.

Algunos datos sobre la situación de las mujeres en Guatemala (actualizado 2019):

  • La brecha salarial de jornadas completas entre mujeres y hombres de 15 años en adelante es del 20% a favor de los hombres
  • La brecha salarial para mujeres indígenas es mayor, ganando el 42.5% con respecto a lo que ganan los hombres no indígenas
  • 48.7% mujeres entre 15 y 24 años reportan “quehaceres del hogar” como su actividad principal
  • 4 de cada 10 créditos bancarios son otorgados a mujeres, y los montos son menores que aquellos dados a los hombres
  • El total de años de escolaridad para mujeres en Guatemala es 7.2. Para mujeres rurales, 4.2, y para mujeres indígenas 3.9
  • En el organismo ejecutivo, solamente 28.6% de titulares de Secretarías y Ministerios son mujeres
  • En los más de 300 años de historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala no ha sido electa una rectora, y en el Consejo Superior Universitario, conformado por 41 integrantes, sólo 6 son mujeres.
Total
1
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.