Una acusación formal por corrupción se presentó en contra el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

El fiscal general israelí, Avihai Mendelblit, hizo pública la acusación, a la que seguirá un período de 30 días durante el cual el líder puede solicitar al Parlamento que le otorgue inmunidad contra un juicio.

La acusación de 77 páginas acusa a Netanyahu de soborno, fraude y de abuso de confianza en tres diferentes escándalos de corrupción.

La acusación formal establece que el juicio tendrá lugar en el Tribunal de Distrito de Jerusalén. Aún no se da a conocer la fecha del juicio.

El documento contiene una lista de 333 testigos de la fiscalía que podrían testificar contra Netanyahu, entre ellos Sheldon Adelson, un magnate de los negocios judío estadounidense y uno de los principales donantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Arnon Milchan, un multimillonario israelí y productor de Hollywood, además de otros empresarios y políticos.

Netanyahu ha negado repetidamente cualquier conducta indebida, diciendo que la acusación es parte de “una cacería de brujas orquestada”.

Hasta ahora, Netanyahu es el único primer ministro israelí que es acusado formalmente mientras se encuentra en el cargo.

Fuente: Xinhuanet

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.