Por Redacción Perspectiva

 

El retroceso en la lucha contra la desnutrición crónica que sufren casi la mitad de los niños menores de cinco años, ha sido evidente durante el actual gobierno.

Según un estudio realizado por Oxfam la malnutrición ha aumentado, y sin embargo, el plan de Seguridad Alimentaria Nutricional ha sufrido un recorte de Q304.6 millones. 

Entre los rubros más afectados con los recortes presupuestarios se encuentran las transferencias monetarias que entrega el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a las familias a cambio de que lleven a sus hijos a los centros de salud, programa al que le redujeron Q114.3 millones, según los registros del Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin).  En cambio al Mides le aumentaron Q55 millones al programa de Comedores, en los que, según señalan empleados de la cartera, suministran alimentos de baja calidad.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) redujo el techo presupuestario de acciones consideradas como “asistencia inmediata”, como atención prenatal oportuna y atención del parto institucional y comunitario por parte de personal calificado, a los que se les ha disminuido el presupuesto en Q28.2 millones.

El Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional ha registrado reajustes en las instituciones. El actual presupuesto es de Q4.9 millardos, de los cuales se ha ejecutado el 80 por ciento, según el Sicoin.

Jorge Pernillo, consultor sobre temas sociales de la Universidad Panamericana (Upana), afirma que los recortes presupuestarios y baja ejecución en las intervenciones que son “claves” para reducir la desnutrición infantil evidencian que esta administración no tiene como prioridad atender esta problemática.

De acuerdo a Pernillo, el MSPAS tiene una partida presupuestaria llamada Alimentación Complementaria vitacereal para niños y niñas de seis meses a un año, así como para madres lactantes; la cual registra una ejecución del 92 por ciento, pero la mayor parte es para pago de personal y la entrega del alimento es casi nula.

El plan Ventana de los Mil Días (enfocada a reducir la desnutrición), también tuvo una reducciónd e Q28.2 millones, donde la cartera de Salud, debe monitoriar el crecimiento de los niños menores e cinco años, así como desparasitarlos y atenciones a enfermedades diarreicas y respiratorias.

Otro de los recortes fue en la SOSEP, al programa Promoción Comunitaria y Asistencia Alimentaria.

 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.