El Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), presentó el panorama de la seguridad ciudadana, con el tema Prioridades en Seguridad Ciudadana 2020. En el evento participaron expertos en cada aspecto del tema. Hoy, Perspectiva sintetiza para sus lectores los contenidos de las diferentes ponencias, que constituyen indicadores para las nuevas autoridades.

Roxana Orantes Córdova

Los ponentes del evento fueron Walter Menchú, María del Carmen Aceña, Corinne Dedick, David Casasola, Alejandro Quinteros y el General Ronaldo Leiva. Cada uno de los participantes expuso un indicador de la seguridad ciudadana, que va desde el delito hasta la necesaria eficiencia del sector de justicia.

Las exposiciones fueron apoyadas por diapositivas con gráficos y cifras que dibujaron un cuadro bastante complejo sobre uno de los principales problemas para los ciudadanos guatemaltecos: la seguridad ciudadana.

Aceña expresó que, si bien han descendido algunas cifras, como los homicidios, la percepción sigue siendo de fuerte inseguridad. Asimismo, se comentó que las extorsiones son uno de los flagelos que más impacto tienen en la ciudadanía.

La prevención del delito es uno de los aspectos que deben mejorarse, con acciones a gran escala y proyectos de prevención. Estas acciones deben atender a grupos vulnerables, pero además, implementar la prevención situacional, controlando los espacios públicos.

Una crisis prolongada durante décadas

Un dato que debe ser un signo de alerta para el presidente Alejandro Giammattei, es que según informó Menchú, el 80% de los homicidios en Guatemala se cometen con arma de fuego. Es un hecho que el número de homicidios ha descendido, pero falta mucho para alcanzar la cifra de 10 por cien mil habitantes, que es la “aceptada” mundialmente.

Además de los homicidios por arma de fuego, que ha sido una cifra constante (con altibajos), durante varias décadas, la situación del sistema penitenciario sigue siendo uno de los aspectos más críticos de la seguridad ciudadana, con problemas similares a los que detallaba un informe del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala (IECCPG), a finales de los noventa. Hacinamiento y corrupción entre los más visibles.

Parecido es el caso de la Policía Nacional Civil (PNC), que tal como hace varios años mostraba carencias en infraestructura (comisarías en casas alquiladas), así como politización que impide el desarrollo de la carrera policial. Entretanto, la mora judicial crece, lejos de disminuir.

El comunicado de prensa del CIEN expresa: “La poca visión del Estado que reinó en los últimos años provocó el incremento de los conflictos no resueltos en el país. La prioridad en 2020 debe ser avanzar en las negociaciones para la solución de los conflictos y en la judicialización de aquellas situaciones que se han denominado conflictos pero se han convertido en crimen. Para ello, las instituciones del Estado deben retornar a los territorios de los cuales fueron expulsados y hacer valer el imperio de la ley”.

Finalmente, la defensa y política contra la narcoactividad precisa de un mejor equipamiento para las fuerzas armadas: terrestre, naval y aérea, a fin de que puedan ejercer el resguardo de las fronteras terrestres, espacios aéreos y aguas jurisdiccionales. El General Leiva enfatizó en que las adquisiciones de equipo militar deben responder a una cuidadosa planificación y no a caprichos.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.