La cristiandad está ante un momento sin precedentes: esta Semana Santa, la mayoría de los habitantes de la Tierra permanecerán en casa y no saldrán procesiones. El Cardenal Álvaro Ramazzini  explica la visión católica sobre este momento, que considera una oportunidad única para que nos hagamos conscientes del Triduo Pascual.

Roxana Orantes Córdova

Este año, la Semana Mayor resulta diferente de todas las anteriores, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de COViD-19 que afecta a casi todos los rincones del mundo. Las misas no se celebran en público, pero se transmiten por todos los medios masivos de comunicación, al igual que los cultos evangélicos.

No habrá cortejos procesionales, pero todos podemos meditar sobre la Pasión de Jesucristo en casa, cuidándonos y cuidando a los demás. El 27 de marzo, el Papa Francisco pronunció de forma extraordinaria la bendición Urbi et Orbi (que solo se pronuncia el 25 de diciembre y el Domingo de Resurrección), desde el atrio de la Basílica de San Pedro, acompañado por un reducido grupo de sacerdotes y ante la imagen conocida como el Cristo de la Peste.

Medios de comunicación europeos narran que en 1522, este crucifijo fue sacado durante varios días en procesión, pese a que las autoridades romanas habían prohibido estas expresiones por temor al contagio. Desafiando a la autoridad y al posible contagio, los frailes de los Siervos de María llevaron el crucifijo a través de Roma y cuando la imagen regresó a su sede, la iglesia de San Marcello, la plaga había terminado.

El recién pasado 27 de marzo, aunque la plaza estaba vacía el evento fue transmitido a todo el mundo y los católicos pudieron ver y escuchar a su Pontífice, dándoles ánimo en un momento crítico para la humanidad. Igualmente, las diversas denominaciones cristianas mantienen sus servicios religiosos a través de radios, canales televisivos, Internet y otros medios.

Para Monseñor Álvaro Ramazzini, la esencia de la Semana Santa se pone de manifiesto en este momento aparentemente oscuro, pero que si sabemos aprovechar, es muy valioso para ponernos en contacto con la esencia de la fe cristiana: el Triduo Pascual.

 “Es un momento único para conectar con la Pasión de Cristo”

“Creo que en Guatemala la Semana Santa se conmemora más en función de la religiosidad popular y no tanto en función de la liturgia. Este año, no habrá procesiones y la liturgia se celebrará sin fieles. Esta situación la encuentro como una gracia. Dios nos obliga a encerrarnos en las casas. Es una época de oro para vivir el misterio pascual de Nuestro Señor Jesucristo de una manera auténtica.

Muchos no saben que la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo constituyen el triduo pascual. El misterio de la Pasión y la Resurrección. El inmenso número de quienes acuden a distraerse viendo las procesiones no tendrá esta posibilidad, y el número más escaso de quienes asisten a las iglesias, no tendrán esas posibilidades. Ni la liturgia ni la religiosidad popular que caracterizan la Semana Santa. Esto abre una oportunidad de oro para centrarnos en familia en la Pasión y Muerte de Cristo. Todos los actos litúrgicos se seguirán transmitiendo en los medios masivos de comunicación.

El mundo vive un momento de incertidumbre, pena y dolor que nos pone en contacto con la fragilidad humana. El coronavirus vino a poner todo de cabeza y podemos conectarnos con la Pasión a través de quienes tienen el dolor de haber perdido seres queridos, en los migrantes deportados a los que nadie quiere recibir por temor a la epidemia. El dolor de Cristo se encuentra en los médicos, enfermeras y trabajadores de salud que luchan contra la enfermedad y alivian el sufrimiento de los enfermos.

Tenemos una oportunidad única para tomar parte en el sufrimiento de Nuestro Señor Jesucristo y recordar que no estamos llamados para que la muerte triunfe sobre la vida, sino estamos llamados para la redención y la vida eterna. La muerte es temporal. Este es el sentido profundo de la visión cristiana: muriendo al pecado llegamos a la redención”.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.